Entradas con la etiqueta ‘yoga para principiantes’

Yoga integral

Busca la máxima intensidad junto con la máxima relajación. Es algo que se logra con la práctica. Cuando los músculos se fuerzan para alcanzar un movimiento, el objetivo se pierde. A diferencia del gimnasio, donde la música respalda la rigidez y la tensión, en yoga dinámico se busca la máxima intensidad del movimiento en un estado de máxima relajación. Las posturas que se arman son intensas, pero sin tensión.
Es ideal para quienes practican deporte o van al gimnasio. También es apropiado para bailarines o para toda persona que sienta ganas de realizar una actividad enérgica. El yoga dinámico adapta las posturas a las posibilidades del practicante ofreciendo, en una primera instancia, variantes más sencillas para los que recién comienzan o para alumnos menos flexibles.
La clave, no parar. Es lo que caracteriza al yoga dinámico: su constancia en la búsqueda de movimientos. De esta manera, se entra y se sale de una postura sin interrumpir el movimiento para respirar o descansar. Se va pasando de una postura a otra como si se tratara de una coreografía o una danza.
• Es aeróbico. Más allá de que cualquier estilo de yoga tiene fuerza, flexibilidad o equilibrio, este estilo es también aeróbico. Logra este efecto porque hay un principio de trabajo continuo. Al no interrumpir nunca el esfuerzo, produce sudoración liberando toxinas.
• Se alcanza la meditación en movimiento. Como evita las luces fuertes y la onda superflua del gimnasio, la práctica va llevando a un estado meditativo en movimiento, que se consigue a partir de un trabajo consciente y sutil.

LAS POSTURAS O ASANAS
Un punto sobresaliente del yoga dinámico es la manera como trabaja las posturas. Para este estilo de yoga, la resistencia y la flexibilidad se consiguen sin sobreexigir la musculatura, sin tensión extra. Es decir, cada cuerpo estira y gana fortaleza en su justa medida. Para lograrlo, se trabaja con variantes de cada asana que sirven para aquellos que no pueden, en su primer intento, realizar la postura final.
Una postura se compone de dos partes: posar y reposar. El primer trabajo que se realiza es el de armado. Es decir, se arma la postura con el fin de alcanzar la correcta alineación del cuerpo. Luego, se busca la armonía a partir de la respiración fluida y de la justa tensión muscular.
Las posturas se ligan unas con otras. Como las posturas se realizan encadenadas, no se descansa entre medio de ellas. Es decir, nadie se sienta o acuesta a descansar luego de componer una postura. Por el contrario, las posturas se van ligando desde el comienzo de la clase hasta el final de la misma, encadenadas, con un ritmo suave pero intenso, que nunca se detiene.

Yoga dinámico

Yoga dinámico.
La actividad aeróbica que reemplaza al gimnasio.
Por Paula Picarel.
Practicar yoga dinámico es una opción para quienes piensan que el yoga es aburrido, o están cansados de la onda del gimnasio, o quieren cambiar de actividad aeróbica Jovial, ágil y dinámica, además de fortalecer la musculatura y quemar calorías, con esta variedad norteamericana del yoga se puede alcanzar el estado meditativo en movimiento.

Yoga es una filosofía que se fue construyendo durante milenios. Trasmitida en forma oral, de generación en generación y de maestro a discípulo durante siglos, es en la actualidad practicado por millones de personas. Orientales y occidentales compartimos hoy este antiguo saber.
El objetivo final del yoga es alcanzar Samadhi, que es un estado de plenitud donde el ser se reencuentra con su verdadera esencia y vive en coherencia y armonía con ella. Sin embargo, muchos adeptos del yoga descartaron como objetivo la unión sagrada y tomaron del yoga otros aprendizajes intermedios. Así nacieron nuevas versiones del yoga, que poseen un contenido espiritual menos pretencioso: se practica yoga cor. e fin de mejorar la salud, aquietar ei nerviosismo o hallar un momento de tranquilidad. También se hace yoga para fortalecer los músculos, ganar flenbB-dad o distenderse.
YOGA DINÁMICO
¿Quién dijo que el yoga es aburrido? Esta propuesta, más enérg:; te caracteriza por su estilo ágil y fuerte. A diferencia del hatha-yoga, que divide la clase en períodos de descanso y movimiento, el yoga dinámico realiza un encadenamiento de posturas: así, quien se encuentra practicado practicamente no se detiene hasta finalizar la clase. El yoga dinámico es una propuesta aeróbica, más ágil y muy divertida. Quien la domina lo suficiente, adquiere la virtud de meditar en movimiento. Veamos algunas de sus características:
• Se gana resistencia y flexibilidad. : Fuerza, flexibilidad y equilibrio es lo que más se trabaja en este tipo de yoga. Es un balance entre la fuerza y la flexibilidad. Aunque se elija trabajar con un objetivo concreto, por ejemplo, lograr mayor fuerza de brazos, la influencia de los movimientos es integrada. Es decir, toda la musculatura siente el resultado.

Yoga bebes

GIRAR LAS ARTICULACIONES DE LAS CADERAS
Con el niño acostado, colocar una mano sobre la rodilla y la otra, debajo del talón; flexionar suavemente la pierna llevando la rodilla hacia el vientre y, luego, girarla en grandes drculos. Cambiar de pierna. • Beneficio: fortalece los músaúos y las articulaciones.
PELLIZCAR LA COLUMNA VERTEBRAL
Comenzando por la base, pellizcar la piel con los pulgares e índices levantándola levemente. Repetir hacia arriba dejando 2 centímetros entre cada pellizco. No emplear esta técnica en bebés menores de un mes. • Beneficio: estimula el sistema inmunológico.

Yoga posturas

Extensión de piernas (de cubito dorsal)
Dejar al bebé boca abajo y extenderle sus piernas.
Beneficios:
• Fortifica los músculos de la espalda baja y de los glúteos.
• Tonifica los órganos del abdomen.

Postura del arco
Dejar al bebé boca abajo y extenderle hacia arriba sus manos y piernas.
Beneficios:
• Elonga los músculos de los muslos.
• Estimula el páncreas.
• Posee los mismos beneficios que los que aporta la postura de la cobra.

Postura del niño
Con el cuerpo sobre la manta, flexionar las rodillas levantando la cola.
Beneficios:
• Ayuda a elongar la columna.
• Reduce la compresión discal (sobre todo en la espalda baja).
• Ayuda a eliminar cólicos, gases y otros problemas intestinales.

Recomendaciones
– Para cada sesión, el bebé debe tener cerca alguno de sus juguetes preferidos y su manta.
– Entre cada uno de los ejercicios, dejar que el bebé descanse durante unos minutos y practicarle suaves masajes corporales.