Entradas con la etiqueta ‘yoga music’

Yoga y accion

Pero junto con la “visión pura” también apareció algo más en escena. Esto es la libertad de acción. Esto no pertenece a la naturaleza, y no es, ni podría ser, un producto de su movimiento temporal. Esto es así porque lo que la naturaleza produce es siempre común a todos los perceptores. Esta es la señal distintiva más decisiva de la objetividad. Por tanto, apareció en el hombre algo nuevo y distinto de la objetividad. Esta cosa nueva y distinta es la “libertad”. Esta es la que distingue al hombre del resto de la creación. Pero aunque la libertad esté presente en todo hombre, los individuos tienden a ejercitarla bajo la influencia del pasado o de la temporalidad. El hombre tiende a identificarse (el “que ve” que existe en él) con el movimiento ideacional subjetivo de su mente, o sea, con los vrittis. Y cuando se enreda de esta manera en vrltti-sarupya, permanece inconsciente de la “visión pura” totalmente Ubre, que de hecho constituye su identidad existencial. El empeño total del Yoga es sacar la virilidad del hombre de este enredo y establecerle en su identidad existencial (savrupa).

Hatha yoga

La tensión básica con la que el hombre nace se llama avidya (inconsciencia de “lo que es”). Es básica porque permanecer inconsciente de “lo que es” es hacer nacer una tensión entre “lo que realmente es” y “lo que uno piensa que es”. Todas las demás tensiones nacen de esta tensión básica. Estas tensiones ínsitas, que se manifiestan en forma de tendencias instintivas (vrittis), tejen la tela misma de la consciencia del hombre. No hay escape de los tentáculos de estas tensiones a menos y hasta que seamos capaces de ver, primera y principalmente, el hecho de nuestro aprisionamiento en ellas; y segundo, el hecho de que las tendencias (vrittis) ínsitas que generan tensiones llevan también consigo la libertad de elegir. Pero no podemos desear tan sólo que estas tensiones y sus tentáculos se marchen. No podemos pensar que estaremos fuera de ellas. En suma, nada podemos hacer para liberarnos de sus garras porque todo acto egocéntrico es un acto que se origina en las tensiones ínsitas. Por tanto, el único camino expedito para nosotros es el camino de la libertad ejercida en dirección a no efectuar elecciones. La libertad así ejercida es la única capaz de quitar todas las abstracciones de factura mental a la visión pura. En consecuencia, dicen los Sutras, las tensiones deben cesar para que exista la percepción pura. Es la percepción pura la única que puede permitir al hombre ver las cosas como son en su autenticidad existencial. Es semejante visión (darsana) libre y pura la que pone al hombre en relación íntima con el mundo de la objetividad radiante.

Alineacion del pie

Foto 1

En muchas posiciones en pie, las instrucciones requieren que el talón y los dedos del pie que mira hacia adelante se encuentren en línea con el arco del pie más atrasado. Este aprendizaje se facilita si uno se sitúa sobre una línea trazada en el suelo. En la foto 1 se ve la posición correcta, con el pie adelantado apoyado sobre la línea, mientras que el de atrás está en posición transversal a ella, ligeramente vuelto hacia dentro.
LA POSICIÓN DEL PIE
incorrecto-. Al trabajar en pie, ambos pies deben efectuar siempre idéntica presión contra el suelo. La posición incorrecta de la foto 2 muestra el pie vuelto hacia dentro y hacia abajo, en dirección de la postura.

Foto 2

Fuerza y flexibilidad

El hatha yoga es el yoga del sol (ha) y de la luna (tha). El sol simboliza la fuerza, es lo que calienta y expande; la luna, la flexibilidad, lo que refresca y contrae. Armonizar y equilibrar estas energías es uno de los propósitos del hatha yoga. La fuerza sin flexibilidad es causa de rigidez, y la flexibilidad sin fuerza produce fragilidad. En cada postura se combinan ambas energías, la del sol y la de la luna. No las practique con rigidez (con demasiado ha) ni con flojedad (con demasiada tha). Estírese para alcanzar cada posición, y manténgala dinámicamente.