Entradas con la etiqueta ‘yoga bikram’

Yoga sadhana

El Sutra 13 dice que estas tres transformaciones ocasionan correspondientes transformaciones en el cuerpo (bhuta) y los sentidos (lndriya) del Yogi.  La primera transformación (Sutra 9) ocasiona una correspondiente transformación en la sustancia misma de que el cuerpo y el sentido son hechos por naturaleza. Esto se llama dharma-parinama. La segunda transformación (Sutra 11) ocasiona una correspondiente transformación en el mecanismo mismo del que está hecho la temporalidad. La temporalidad es nada más que la comprensión, por una mente inestable, de la interminable secuencia de pasado-presente-futuro en la que están atrapados el cuerpo y los sentidos. Esto parece ser una realidad objetiva sólo mientras la mente permanece atrapada en vrlttl-sarupya. Pero cuando la mente opta por vrilti nirodha y experimenta las dos transformaciones antes mencionadas, tiene lugar una tercera transformación en el complejo constituido por el cuerpo y los sentidos, junto con la tercera transformación en la mente mencionada en el Sutra 12. Esto se llama avastha-paruiama, o transformación en los estados del ser del complejo de los sentidos corporales por un lado, y el mundo objetivo por el otro. Después de esta transformación, cuando el Yogi mira al mundo temporal como una temporalidad, su temporalidad experimenta una transformación radical y se funde en una no-temporalidad de la visión del Yogi. Esta fusión de la temporalidad en la visión no-temporal del Yogi tiene lugar después que se le reveló el misterio del mecanismo entero del proceso temporal —cómo nace y cómo termina en la intemporalidad.

Samadhi yoga

Estos Sutras describen lo que ocurre cuando hemos adoptado y asimilado el óctuple modo yóguico de vivir.
Tal hombre, ahora convertido en Yogi, descubre que la vida, o el mundo, tiene dos lados: el externo y el interno. Y aunque el óctuple modo de vivir es integral, en el sentido de que ninguno de sus ocho aspectos puede separarse de los otros siete, también tiene dos lados: externo e interno. Los cinco primeros aspectos constituyen el lado externo, y los tres últimos constituyen el núcleo interior de este lado externo. Semeja un pimpollo que brota en una flor de ocho pétalos, cuyos cinco pétalos forman el exterior, mientras los otros tres forman su núcleo interior. Y además, el Yogi descubre también que incluso esta trinidad de dharana-dhyana-Samadhi es el exterior del núcleo interior, que es el Samadhi sin semilla —un “Estado sin estado”.

La yoga

Aquí es pertinente notar que el Yoga óctuple ocasiona una percepción pura de la naturaleza existencial de sthiti, kriya y prakasa que son las tres energías que subyacen en todo el mundo observable de la naturaleza (Sutra 18). El juego de estas tres energías de la naturaleza da por resultado la manifestación del mundo objetivo. Percibir y comprender esto es ser consciente de “lo que es” o de la situación existencial.

Yoga fitness

Santosa o el quieto contento es también un prerrequisito que forma parte de niyama. Una vez que termina y quiere retardarse el impulso de los fines egocéntricos impulsado por el pasado, nace el quieto contento. De allí en adelante nada importa, salvo lo que promueve la visión pura y la comprensión correcta de la situación existencial.

Yoga bikram

La paradoja de la vida humana nace de un conflicto entre conocimiento o visión en su pureza, por un lado, y conocimiento generado por predilecciones personales, por el otro. El conocimiento o visión nacido de predilecciones personales se llama avi-dya-khyati en el Sutra 5. Este es el conocimiento nacido de las tensiones (klesa) que generan reacciones en cadena, que dan por resultado dolor y aflicción interminables (Sutra 15).

Yoga bikram

La disciplina del Yoga nos dice que este núcleo central de nuestra psiquis no es nada más que un durísimo complejo de vrltti-sarupya. Hasta (y a menos) que se rompa este núcleo central a través de vritti-nlrodha (no elegir y permanecer en un estado firme) no podrá haber percepción de la verdad o la realidad, en la medida en que se relaciona vitalmente con nuestra identidad. La identificación es la identidad que se vende muy barato. Por tanto, quien opta por la disciplina del Yoga se lanza a un viaje que le hace caer en el Samadhi. El Samadhi es un estado en el que todos los atributos emocionales y conceptuales que están anexos a la identidad, como plumas prestadas, caen y desaparecen en la nada. Llegamos a parecemos a una entidad que no tiene forma propia, y que, sin embargo, es una entidad llena de la energía que es la vida. Ahora es “la Vida misma” que se hace cargo de nuestra identidad, en el sentido de que entre la identidad y la Vida no queda ahora ni espacio, ni tiempo, ni causalidad.

Yoga

De hecho, estos últimos no tienen lugar en vicara o en la libre investigación. En la libre investigación sólo observamos lo que es, y nunca llegamos a conclusión alguna. Porque estar atrapado en las conclusiones, lo cual implica necesariamente elección e inferencia, es volver a la confusión y al caos. Por tanto, nos hallamos en un estado de atención alerta y sólo vemos las cosas como son en su autenticidad existencial. Tal visión pura revela los elementos sutiles que subyacen en las cosas en su interacción natural mutua. La sensibilidad es ahora tan aguda y tan penetrante que las cosas y sus movimientos sutiles que antes jamás se vieron, se perciben ahora como si fuera a la luz de una iluminación interior. Esto es savicara Samapatti. Y cuando se ven los elementos sutiles que subyacen en los movimientos de las cosas, ocurre que, precisamente porque se las ve como son, se disuelven en un estado del ser en el que estas cosas sutiles pierden todas las señales por las que se las podría identificar. Y, como ahora no hay nada que identificar, el movimiento de vicara llega a su fin. Este estado se llama nirvicara Samapatti.

Yoga bikram

Este apasionado interés ordenado existencialmente en vastu (taduparaga) es el que forma el tema del Yoga Darsana. Y los Sutras nos dicen que una investigación de la naturaleza y la significación de este interés apasionado en vastu ha de permanecer en un nivel en el que no tenga cabida la identificación con nada, mental o no-mental, porque tal identificación equivale a una abdicación a la investigación libre y objetiva.

Yoga bikram

El compuesto eka-tatva-abhyasa significa abhyasa como el único principio soberano y omniinclusivo de la vida. Tat-tva significa “eso”. El “eso” de todo es lo que impregna realmente todo el mundo, incluido nuestro organismo psicosomático. “Eso” no es mío ni suyo. Nadie puede reclamar a “eso” como de su propiedad exclusiva. En consecuencia, un estado de vacío, exento de vrittis (abhyasa), por un lado, y de “eso”, por el otro, es precondición del ser en un estado llamado Yoga —un estado de armonía con la existencia en su totalidad. Esto es lo que se significa con eka-tat tvabhyasa.