Entradas con la etiqueta ‘yoga bag’

Hatha yoga

La tensión básica con la que el hombre nace se llama avidya (inconsciencia de “lo que es”). Es básica porque permanecer inconsciente de “lo que es” es hacer nacer una tensión entre “lo que realmente es” y “lo que uno piensa que es”. Todas las demás tensiones nacen de esta tensión básica. Estas tensiones ínsitas, que se manifiestan en forma de tendencias instintivas (vrittis), tejen la tela misma de la consciencia del hombre. No hay escape de los tentáculos de estas tensiones a menos y hasta que seamos capaces de ver, primera y principalmente, el hecho de nuestro aprisionamiento en ellas; y segundo, el hecho de que las tendencias (vrittis) ínsitas que generan tensiones llevan también consigo la libertad de elegir. Pero no podemos desear tan sólo que estas tensiones y sus tentáculos se marchen. No podemos pensar que estaremos fuera de ellas. En suma, nada podemos hacer para liberarnos de sus garras porque todo acto egocéntrico es un acto que se origina en las tensiones ínsitas. Por tanto, el único camino expedito para nosotros es el camino de la libertad ejercida en dirección a no efectuar elecciones. La libertad así ejercida es la única capaz de quitar todas las abstracciones de factura mental a la visión pura. En consecuencia, dicen los Sutras, las tensiones deben cesar para que exista la percepción pura. Es la percepción pura la única que puede permitir al hombre ver las cosas como son en su autenticidad existencial. Es semejante visión (darsana) libre y pura la que pone al hombre en relación íntima con el mundo de la objetividad radiante.