Entradas con la etiqueta ‘yin yang’

Ying Yang

Si tiene palpitaciones, quien padece un exceso de miedo piensa que se va a morir.
Verdadero. El organismo de alguien en esa situación reacciona con una hiperventilación para ponerse en alerta. Pero la reacción subjetiva (la sensación de la persona) es de ahogo. Hay una paradoja, porque siente que se va ahogar, pero no se está ahogando, se está hiperventilando.
•La familia puede sin saberlo, acentuar el miedo en una víctima de ataque de pánico. Verdadero. Puede perjudicarla sin saberlo al forzarla a hacer cosas que la persona enferma se niega. También, al acusarla de cobarde y de no querer salir a enfrentar al mundo. La familia debe ser consciente de que no se trata de una simple debilidad de espíritu.
• Relajarse no es perder la fuerza, si rio perder el miedo. Verdadero. Al relajarnos y disminuir los estímulos a los que nos sometemos (películas violentas, exceso de noticieros), evitamos generar neurotransmisores en exceso.
• Algunos mandatos psicológicos como “tengo que calmarme y dejar de tener miedo”, pueden ayudar. Falso. El ataque de pánico, las fobias y hasta los pequeños miedos recurrentes constituyen un problema eminentemente emocional. Por lo tanto, no se los puede resolver desde lo racional 0 voluntario. La seguridad se irá afinnando en relación al vínculo con los demás.
• El ataque de pánico posee síntomas similares a los de las fobias.
Falso. En el caso de las li .luas, el miedo se proyecta hacia afuera y es acotado a un sólo objeto o situación. Por ejemplo, la fobia a un gato o a los perfumes. Es “preferible” tenerle fobia a un animal que a viajar en subte, porque alguien puede estar obligado a tomarlo todos los días para ir a trabajar. El ataque de pánico, por el contrario, siempre es más paralizante e intenso.
• Los miedos son siempre diferentes.
Falso. Aunque se manifiesten de diversas formas, en la relajación profunda se percibe siempre el mismo miedo. Los especialistas lo llaman el “temor primordial”.

Yin yang en yoga

Yin

La práctica del yoga desde una edad temprana le confiere al niño la mejor base para alcanzar un óptimo desarrollo físico y emocional.

Yang

Si bien las posturas pueden parecer un tanto pasivas para los chicos, es bueno explicarles que cuando las realizan no solo trabajan su cuerpo, sino que también lo hacen con su mente y, por medio de la respiración correspondiente a cada una de ellas, también con su propia energía. Así, lograrán vencer todo tipo de bloqueo.