Entradas con la etiqueta ‘Terapias alternativas’

Medicina oriental

Las causas de la enfermedad, según la medicina china.
Para la medicina china tradicional, estamos vivos y imn iiiap iIimhui humano se mantiene en un estado de armonía. Este estado esaneaaanab entre el yin y el yang, entre los distintos órganos de nuestro cuspa | enoe este y el entorno en el que vivimos.
Constantemente, esta armonía se ve alterada por as actividades diarias o por las distintas influencias del medio externo que influyen en nuestros cuerpos y en el rendimiento de nuestros órgarc
cualquier discordancia se soluciona rápidamente, manteniéndose el equilibrio dinámico. Así, el organismo conserva la salud y el equilibrio psicológico normal.Cuando este equilibrio dinámico se ve alterado y no se recupera, sentimos dolencias y somos víctimas de enfermedades. Recordemos que para la medicina china tradicional las enfermedades son los factores que pueden alterar (o descomponer) el equilibrio del cuerpo humano.
Desde siempre,en China han tratado de comprender y de explica’ esos factores que pueden ocasionar enfermedades, dasifka-xJotos en diversas categorías.
Para el médico Chen Yan, durante el reinado de a dmastía Song. esta clasificación era la siguiente: • Causas externas
Comprenden las influencias climáticas externas que producen enfermedades. Causas no externas ni internas
Comprenden otros factores que alteran la salud como la dieta, los traumatismos y la actividad sexual. (más…)

Tui na masaje

Masaje chino infantil.
Tratamiento para los problemas digestivos.
Cualquier persona puede hacer este masaje a los niños con dolencias digestivas, sin peligro alguno. Se pueden realizar desde el nacimiento hasta los cuatro años.

Empujar el canal del bazo: tomamos en una mano los dedos del niño y cruzamos hacia adentro su pulgar. Con la parte exterior de la punta del pulgar de nuestra otra mano, apretamos el final de la parte exterior del pulgar del niño: debemos apretar rápidamente cien veces hacia la yema del niño para eliminar el bloqueo del bazo, y cien veces en sentido opuesto para fortalecer el bazo.

Empujar el canal del estómago: mantenemos la mano del niño tomada en la misma posición y apretamos cien veces en la zona interior de su pulgar, en dirección a la punta del pulgar del niño.

Empujar el canal del hígado: utilizamos el pulgar y el dedo índice para sujetar el índice del niño a la altura de la última articulación: apretamos cien veces hacia la yema del dedo del niño para abrir el canal del hígado.

Pellizcar y presionar las articulaciones: apretamos la primera articulación de todos los dedos con la uña del pulgar y presionamos simultáneamente haciendo un movimiento circular. Repetimos tres veces en la primera articulación de los dedos de ambas manos.

Rotaciones en el vientre: al igual que en los adultos, rotamos la mano en el sentido de las agujas del reloj y a continuación en sentido contrario, formando una circunferencia grande alrededor del vientre en ambas ocasiones.

Presión circular: secar con talco la espalda del niño. Colocar el anular e en el centro de la columna vertebral. Presionar hacia abajo nte haciendo un movimiento circular.