Entradas con la etiqueta ‘sirsasana’

Parada de cabeza (shirsasana)

Parada de cabeza (shirsasana)
En sánscrito Shirs significa “cabeza” y asana es “postura”; por lo tanto, shirsasana quiere decir “postura sobre la cabeza”, aunque en Occidente se la conoce más como “Parada de Cabeza”. Sus virtudes son tantas que se la ha llamado “la Reina de las Asanas”.

COMO HACERLA:
1 De rodillas, entrelace los dedos de las manos, apoye los antebrazos en la colchoneta, sin separar demasiado los codos.
2 Coloque la parte superior de la cabeza en el hueco de las palmas (no sobre las palmas ni sobre los dedos).
3 Levante las rodillas sosteniéndose sobre las plantas de los pies y camine hacia su cabeza.
4 Con un impulso, despegue ambas piernas del suelo, los muslos se acercan al pecho.
5 Vaya alzándolas poco a poco, conservándolas todavía dobladas.
6 Al estirar las piernas, contraiga los glúteos para no perder el equilibrio. Para mantenerlo, deberá concentrarse en su columna. Quédese en la postura sólo unos pocos segundos.
7 Para volver, doble las piernas lentamente, los talones se acercan a los glúteos.
8 Luego, lleve hacia delante ambas piernas fle-xionadas, tratando de alcanzar el pecho con los muslos.
9 Estire las piernas hasta tocar el suelo con los pies.
10 Inhalando, estire sus brazos por encima de la cabeza.
11 Exhalando, baje los brazos.
12 Acuéstese en el piso y descanse.
SUS BENEFICIOS SON:
Disipa los estados de ansiedad, nerviosismo, tensión, fatiga, miedo, falta de energía y vitalidad.
Mejora la sexualidad, sobre todo, la capacidad de disfrutar. Es una herramienta efectiva contra el insomnio. Mejora la memoria y la concentración.
Es rejuvenecedora.
Combate la depresión y la falta de autoconfianza.

Algunas recomendaciones:

No debe ser realizada con presión demasiado alta (más de 15) o demasiada baja (menos de 10), con problemas en las glándulas pituitaria, pineal o tiroides, con pus o con catarro nasal crónico, con conjuntivitis o con glaucoma, con problemas cervicales, si sufre de excesiva sequedad intestinal o durante el período menstrual.

No se asuste si al principio llega a caerse del otro lado de la colchoneta. sígalo intentando y ensáyelo hasta que se mantenga en equilibrio. quizás, le lleve unos cuantos días, pero no se impaciente y nunca trate de levantarse sobre su cabeza más de cuatro o cinco veces en cada intento, porque es un ejercicio agotador. después de haber hecho lo posible en cuatro o cinco ensayos, descanse tendida. Es fundamental no forzar jamás las cosas. Por mas informacion entrar a Reiki