Entradas con la etiqueta ‘relajacion’

Técnicas de meditación

Una técnica para armonizar cuerpo, mente y espíritu.

Todos tenemos hábitos, conductas automáticas, relaciones inútiles que no nos permiten vivir a pleno. Cada día, al despertarnos, la mente pregunta ¿qué debo hacer? En cambio, si la mente recordara ¿quién soy?, la existencia sería diferente. La meditación hace que cada mañana salgas al mundo con amor y esperanza. Sólo se necesitan diez minutos para este cambio.
Una meditación, paso a paso:
• Comenzaremos sentándonos frente a una vela encendida, que representa la luz de nuestro corazón.
• Debemos estar sin zapatos, vestidos con ropa holgada, sentados en una posición cómoda y estable, no directamente en el piso sino en una silla, almohadón o manta. Es clave mantener cabeza, cuello y tronco en línea recta e ir relajándose sin perder la postura. La mano derecha sobre la izquierda, ambas sobre el regazo. No conviene meditar acostados.
• Entonces fijaremos la vista en la llama, concentrándonos en su forma, color y luminosidad. Luego cerraremos los ojos, llevando la imagen de la luz al entrecejo.
• Inhalaremos profundo y comenzaremos pronunciando tres veces OM, un sonido primordial que se utiliza para meditar.
• Llevaremos la atención a la respiración, que debe ser por la nariz. Al inhalar repetiremos mentalmente la sílaba SO y al exhalar la sílaba HAM. SO-HAM significa “Yo soy”.
• Visualizaremos en el entrecejo la luz de la vela. Haremos descender la luz a través de la garganta, iluminando todo el recorrido hasta el corazón. Cuando la luz llegue al corazón, en el centro del pecho, imaginaremos una flor cerrada. Los pétalos se irán abriendo, uno a uno, inundándonos de luz. No hay lugar para la oscuridad en presencia de la luz. Todo nuestro cuerpo se llena de luz. La luz llega a la garganta y la lengua, desvaneciendo la calumnia, la maldad, el rencor. Llega a los ojos para que sólo vean el bien, a los oídos para que sólo escuchen el bien, a la nariz para oler sólo lo bueno. Dejamos que la mente se llene de luz, haciendo que todos nuestros pensamientos malos desaparezcan. Desde nosotros, y en círculos cada vez más grandes, la luz envuelve a nuestros familiares, a quienes amamos, a los amigos, a los extraños, a los rivales, ya que todos llevamos la misma luz en el corazón.
• Finalizaremos esta práctica repitiendo: OM SHANTI- SHANTI – SHANTI. SHANTI significa “Paz”. Se repite tres veces pidiendo paz para la mente, para el cuerpo y para el espíritu.

La relajacion

1 Nos sentamos en el suelo con las piernas y los pies juntos. El torso debe echarse hacia atrás, apoyándonos en los codos. Luego, bajamos lentamente el torso hasta tumbarnos por completo. Liberamos la tensión de la espalda y estiramos las piernas, la columna y el cuello.
2 Estiramos el cuello y apoyamos el mentón en el pecho. Echamos los hombros hacia abajo, alejándolos de las orejas. Luego, presionamos con la parte inferior de la espalda en el suelo, bajando la base de la columna vertebral y haciendo presión con las manos en el suelo.
3 Volver las palmas de las manos hacia arriba y extender los brazos. Relajar el rostro y sentir cómo el cuerpo se libera de sus tensiones. Cerrar los ojos y explorar mentalmente el cuerpo, reubicando cualquier área que no esté alineada respecto al eje de la columna vertebral. Luego,dirigimos la atención hacia el interior, respiramos lenta y silenciosamente y mantenemos la inmovilidad, al menos durante 5 minutos.

Yoga relajacion

La relajación
Cuando estamos relajados, el sistema nervioso compensa los efectos de la tensión mediante un mecanismo que vuelve la respiración y el ritmo cardiaco más lentos. Por su parte, las ondas cerebrales pasan del estado normal de vigilia (ondas beta), a un nivel más profundo conocido como estado alfa. El yoga es una de las vías para alcanzar ese estado de relajación que permite recuperar la vitalidad física y mental. Para ello, la clásica postura de relajación es Savasana. En esta posición supina, la respiración se hace más profunda y el ritmo cardiaco más lento, de manera que aumenta la circulación del oxígeno por todo el cuerpo y se liberan las tensiones acumuladas de los músculos y de las articulaciones.

Yoga relajacion

QUE ES LA RELAJACIÓN
Todos sabemos, en mayor o menor medida, qué significa relajarse física y mentalmente. Pero la ciencia del yoga incluye también la relajación espiritual, un concepto más desconocido por la mayoría de la gente. Veamos de qué se trata:
• Bloqueos. Al identificarnos sólo con nuestro cuerpo y mente, no podemos confiar en nadie salvo en nosotros mismos. Por ese motivo, siempre existe preocupación por el futuro y tensión.
• Una relajación más profunda. Sólo tiene lugar cuando interiormente aprendemos a conectarnos con una fuente superior. Al hacerlo nos damos cuenta de que toda felicidad procede de nuestro interior.
Aportes  del yoga.
Brinda técnicas para efectuar esta cone-xión interior, permitiéndonos además romper las barreras que nos separan de los demás.
• Meditación. A través de ella se experimenta una sensación de “unidad” que elimina el origen de emociones muy perjudiciales como el odio, el miedo, la rabia y los celos.

Relajacion

También descubrimos que hay una conexión vital entre las pausas que llegan al final de la inhalación y de la exhalacion y el sthiti o el estado firme de quietud de la mente. Ambas proporcionan firme fundamento a la disciplina dinámica y creativa del Yoga.

LA FUENTE

Sitúense, en pie, con los pies juntos, en la misma posición que en la postura anterior. Sosténganse por las muñecas e inclínense hacia atrás, estirando los codos y bajando el cóccix. Mantengan la misma tracción con los brazos y flexiónense cuidadosamente hacia atrás de modo que sientan la elevación del pecho y la circulación de la energía desde los pies a la cabeza. Mantengan la postura respirando con calma, y repítanla dos veces.
BENEFICIOS: La Fuente ayuda a levantar y abrir la parte superior de la espalda, el pecho y el esternón Fortalece los músculos de la espalda y los glúteos, y ayuda a combatir los hombros encorvados.

LA BOMBA

Pónganse en pie dándole la espalda a su compañero, a una distancia de unos sesenta centímetros, con unos noventa centímetros de separación entre los pies. Inclínense hacia adelante para sujetar al otro por las muñecas, pasando por entre sus propias piernas. Estiren el torso hacia delante, arqueándolo ligeramente según la flexibilidad de cada uno, y estiren la parte posterior de las piernas. Mantengan la postura durante medio minuto y comiencen después un movimiento lento de vaivén, como un bombeo, en el cual uno de los compañeros se arquea más hacia arriba, tirando de su pareja por entre las piernas, y luego el otro repite el mismo movimiento, haciendo bajar al primero. Inhalen al arquearse hacia arriba y exhalen al ceder a la tracción hacia abajo.
BENEFICIOS: La separación de las piernas y el arqueamiento del tronco que exige esta postura proporcionan un especial estiramiento al dorso de las piernas, las caderas, la parte interior de las piernas y la columna. El movimiento de bombeo calienta y fortalece muy rápidamente estas zonas, y el hecho de estar ambos sujetándose las muñecas les permite un intenso estiramiento muscular.

Entrar y bajar el cóccix

Foto 7 y 8

INCORRECTO: He aquí una instrucción que se encuentra con frecuencia en la explicación de las posturas: “Entrar y bajar el cóccix“. En la foto 7, el cóccix y las caderas sobresalen hacia atrás y causan desequilibrio en la espalda. Este movimiento incorrecto puede provocar dolor lumbar al realizar flexiones hacia atrás, y en las posturas en pie impide que la energía fluya hacia arriba por el cuerpo. Se produce una compresión en la parte inferior de la espalda, y la columna no está adecuadamente extendida.
CORRECTO: La foto 8 muestra el movimiento correcto. El cóccix está bajo y vuelto hacia adentro, la pelvis abierta, la columna extendida, y todo ello permite que la energía fluya. En las flexiones hacia atrás, el peso del cuerpo quedará distribuido de forma nivelada a lo largo de las piernas y de la columna.