Entradas con la etiqueta ‘que significa desaprender’

Aprender y desaprender

Técnicas para fluir con la corriente de la energía emocional.
* Respiración: el primer paso para lograr la conexión con la sabiduría es la respiración consciente, para lo cual se debe realizar la respiración dia-fragmática a fin de que el aire penetre la estática estructura del yo ficticio.
* Relajación: la tensión muscular es un factor que inhibe el flujo de corriente de la energía, de las iciones y de los sentimientos. Por eso, es funda-ntal estar relajados para practicar yoga.
* Sentimiento: este paso de la técnica requiere de i estado muy activo. No se limita a la acción de
tir, sino que es preciso experimentar activamente nuestras sensaciones, nuestra energía y nuestras emoles. Sentir en forma activa significa dirigir nuestra nción hacia cada uno de los momentos de nuestra encia, sin pensar en lo que nos está sucediendo en momento y sin emitir opiniones ni juicios sobre lo que experimentamos, conectándonos con todo nuestro verdadero ser interior.
* Permiso: en tanto no tratemos de controlar nuestra experiencia con la propia energía, estaremos en libertad para entregarnos a la ola de sentimientos, sensaciones, y energía sin ningún tipo de limitaciones. En este momento de completa libertad podemos entregarnos a la vida tal como es. Debemos permitir que el proceso se lleve a cabo sin  mas que comprenderlo.
Aprender y desaprender.
Una parte importante de la práctica del yoga que se hace sobre la colchoneta comprende un proceso de
aprendizaje y desaprendizaje, es decir, exponer y desaprender los malos hábitos de la percepción y aprender a rectificar el potencial perceptivo humano hacia nuevas formas. Durante un período extenso de práctica, este fenómeno se presenta en tres formas principales: Desarrollar los instrumentos de percepción: recibir e interpretar los mensajes del cuerpo, estar en armonía con nuestras sensaciones.
* Devolver el control consciente a los grandes centros del cerebro: no es el movimiento en sí lo que importa sino la calidad de atención que se preste a la postura. En realidad, el yoga produce cambios en el cuerpo a partir de la reeducación del cerebro. Los movimientos lentos, sin prisa, amplían la capacidad de sensación de la mente y propician el espacio para un proceso de reaprendizaje profundo.
* Penetrar en lo más profundo del cuerpo: a medida que la percepción se redefine,
aumenta la conciencia sobre todos nuestros órganos, músculos y glándulas.