Entradas con la etiqueta ‘que es yoga’

Yoga iyengar

Recomenzar
A cada instante las olas llegan, tan pronto como se despiden de la playa. Un día nace cuando el sol se deja ver detrás del horizonte, y veinticuatro horas más tarde vuelve a nacer.
La lluvia que baña los prados habrá de retirarse algún día. Y traerá su frescura tantas otras veces como los vientos se lo permitan. El ave abandona el nido y va en busca de nuevos árboles en donde, a su tiempo, recogerá las hojas y ramitas que le permitirán construir un nuevo hogar.
De la rosa marchita que cae entre la maleza, nacerán luego otras rosas, tan espléndidas, dulces y delicadas como la que les permitió existir. Alguna vez la montaña fue una planicie interminable. Alguna vez la montaña volverá a serlo.
Comenzar un nuevo año es, quizás, la forma más lógica que el hombre encontró para recuperar los ciclos que hacen posible la vida. Tomó de la Naturaleza la sabiduría para entender que todo lo que empieza, alguna vez debe necesariamente finalizar. Pero para recomenzar, siempre.Recomenzar
A cada instante las olas llegan, tan pronto como se despiden de la playa. Un día nace cuando el sol se deja ver detrás del horizonte, y veinticuatro horas más tarde vuelve a nacer.
La lluvia que baña los prados habrá de retirarse algún día. Y traerá su frescura tantas otras veces como los vientos se lo permitan. El ave abandona el nido y va en busca de nuevos árboles en donde, a su tiempo, recogerá las hojas y ramitas que le permitirán construir un nuevo hogar.

Acerca del tiempo

El aprendizaje de los elementos básicos del hatha yoga no tiene por qué ser muy largo. Su duración depende de la seriedad con que se practique y del estado físico en que uno se encuentre al comenzar. No se llega nunca a un estado en el que uno pueda afirmar: “Ahora ya he aprendido, ya he terminado.” Ya que el cuerpo se encuentra en permanente cambio, el aprendizaje del yoga puede constituir una experiencia que dure toda la vida. La esencia del yoga está fuera del marco temporal que nos limita y en el cual nos hallamos atrapados. Practique el yoga sin estar pendiente del tiempo, con la atención puesta por completo en el momento. Entonces el yoga se convertirá en un proceso de aprendizaje continuo, que se despliega y evoluciona jubilosamente.