Entradas con la etiqueta ‘psicologia positiva’

Psicología holística

Psicología Holística. La psicología holística, es decir, la psicología con orientación holística, tiene un principio fundamental, y este es la constante integración que un individuo debe ejecutardentrode una sociedad cualquiera, así comosu complementación con el medio ambiente que lo rodea. La vida de un individuo depende de su relación con sus semejantes y su poder de adaptación y transformación con su entorno o habitat.
La psicología holística entiende la importancia complementaria de las diferentes psicologías. Así, la psicología individual se complementa con la psicología social; la psicología somática con el psicoanálisis, etc. Nuestro planteo es no descartar absolutamente nada por motivos afectivos internos y propios de un terapeuta que participa, exclusivamente, de tal o cual técnica a la que considera ortodoxa, o de tal y cual método al que sigue como un dogma riguroso, por entender que pertenece a determinada escuela psicológica a la cual se aferra sentimentalmente sin prestar atención a una supuesta escuela rival. Olvidando en ocasiones el método crítico científico. La psicología holística no descarta ninguna técnica o método de análisis o terapéutico de ninguna escuela psicológica, sólo se limita a investigar, experimentar y aplicar en sus terapias, aquellas técnicas o aquel método que mejor resultado tengan en un paciente. Sabiendo, por experiencia, que lo que es bueno en unos no es bueno en otros.
La psicología holística no generaliza. Actualmente los psicólogos tienden a aprender técnicas terapéuticas, somáticas, corporales, lúdicas, o bien psicosomáticas, para aplicarlas en sus tratamientos. La exploración e investigación de estas técnicas nos han demostrado que debemos profundizar en otros métodos y utilizar técnicas de diferentes disciplinas que son útiles a nuestros objetivos. Las terapias breves son hoy una exigencia social y económica de las grandes urbes. Los psicólogos debemos adaptarnos a la sociedad y tiempo histórico en el cual vivimos. Los filtros sociales, como afirmó Erich Fromm, y la corriente culturista hacen impensable actualmente terapias de 15 o 20 años. El dinamismo y la comunicación de la información han hecho que las ideas circulen a más velocidad y que las soluciones así como los problemas vengan y surjan a mayor velocidad, la terapia breve es actualmente una necesidad social. Para esto la psicología holística propone emplear según los casos las técnicas freudianas, lacanianas, adlerianas, jungianas, conductistas, gestálticas, psicosomáticas, etc. Cuando un paciente viene a una consulta puede recibir como sugerencia una respuesta mía: practique biodanza, tai chi, shiatzu, Yoga, aerobic. De esta forma la energía corporal comienza a circular y los órganos se desempeñan de diferente manera, ayudando a un nuevo contacto con grupos de gente diferentes y allí comienza la terapia, cuando la actitud cambia para transformar la forma.