Entradas con la etiqueta ‘posturas de yoga’

Postura yoga

POSTURA DE INCLINACIÓN HACIA ADELANTE (BHADRASANA)
Ideal para quienes sufren dolores en la parte baja de la espalda por estar inmóviles mucho tiempo frente a la computadora, en un escritorio o manejando un automóvil, esta asana ayuda también a modificar los hábitos posturales que tensionan y debilitan. Practíquela y note cómo, no sólo se estira y fortalece la zona lumbar, sino también la torácica.

Asanas especiales para niños

CÓMO SE LES ENSEÑA
La mejor edad para iniciarlos en la práctica del yoga es a partir de los seis años, dependiendo esto naturalmente de la madurez del pequeño -hay chiquitos de cinco años que ya están aptos y otros que necesitan comenzar después-. Si bien el yoga es bueno para ellos, hay que respetar sus propios tiempos, ya que si van a las clases obligados, no van a estar bien ni con ganas, ni van a practicar con alegría. Además, y esto no es algo menor, deben aprender divirtiéndose y jugando -las posturas tienen nombres de animalitos y de otros seres vivos que ayudan a despertar su imaginación- este camino de salud que les permitirá conocer su cuerpo, quererlo y respetarlo.

Posturas para bebes

Posturas indicadas

SI BIEN LO IDEAL ES QUE EL BEBÉ LLEGUE A EJERCITAR TODAS LAS ASANAS, ESTO DEPENDERÁ DE LAS POSIBILIDADES DE CADA NIÑO. ES PRECISO INDUCIRLO A LA REALIZACIÓN DE LAS DIFERENTES POSTURAS DE YOGA DE MANERA PAULATINA, EVITANDO SU AGOTAMIENTO.

1a. Rotación de pies
Con una mano, tomar la planta del pie y, con los dedos de la otra, practicar movimientos circulares en sus dedos.
1b. Flexión y rotación de lo tobillos
Sujetar con la mano el pie y rotar el tobillo para ambos lados.

Beneficios:
• Otorgan fuerza y flexibilidad en los tobillos y los pies.
• Contribuyen a la formación de los arcos de los pies.
• Estimulan puntos energéticos.
Ejercicio de pedaleo con las piernas
Tomar las piernas del bebé y hacerle suaves pedaleos.

Beneficios:
• Tonifica los muslos y toda la musculatura de las piernas.
• Incrementa la circulación y la coordinación motora.
• Ayuda a eliminar gases y a evitar la constipación.
3a. Flexión de rodillas
Primero, flexionar una de las rodillas, luego la otra y, por último, las dos juntas.
3b. Rotación de caderas
Con una mano, tomar las piernas del niño y, con la otra, rotar la cadera para un lado y para el otro.

Beneficios:
• Aumentan la flexibilidad y movilidad de las rodillas y de la cadera.
• Fortifican los tendones, los nervios y la musculatura de las piernas.
• Ayudan a eliminar gases, aliviar cólicos y a evitar la constipación.

EL YOGA DE LA MUJER… PARA LA SALUD

EL YOGA DE LA MUJER… PARA LA SALUD
(Refuerza el sistema inmunológico y previene enfermedades)
Postura del puente (setubandhasana)
En sánscrito, Setu significa “puente” y Bandha, “contracción o tensión”, por lo cual interpretamos setubandhasana como “Postura del Puente”. Es una asana muy sencilla que la mujer puede practicar en la cama si no puede realizarla sobre el piso.

SUS BENEFICIOS SON:
Fortalece y alivia las molestias del sacro ilíaco, t/ Afloja todas las tensiones que se acumulan en la espalda.
Flexibiliza las lumbares, asegura una excelente movilidad de la columna en dicha zona y facilita la práctica de posturas más avanzadas.
Algunas recomendaciones:
Quienes padezcan de una lordosis lumbar exagerada no deben practicar las fases más intensas de este ejercicio. X Si le duele la espalda, hágalo en forma suave y sin movimientos bruscos.

1 Acostada boca arriba con las piernas dobladas; las plantas de los pies, cerca contra el piso, de modo que las rodillas queden flexionadas.
2 Acercando los tobillos lo
más cerca posible a los glúteos, apoye las manos a ambos lados del cuerpo, las palmas hacia abajo, las rodillas y los pies juntos.
3 Levante los glúteos y la espalda del suelo, al mismo tiempo que realiza una inhalación profunda, dejando los hombros pegados al suelo.
4 Retenga la postura y la inhalación, manteniendo las plantas de los pies pegadas al piso y, exhalando, baje. Puede repetir la postura tres o cuatro veces.

LA CERCA

En pie, a una distancia de unos sesenta centímetros, cada uno de los compañeros se mantiene sobre la pierna del lado exterior y levanta lateralmente la otra, uno por delante y el otro por detrás de su pareja. Sujétense por el talón o el tobillo y por los hombros, como se ve en la foto. Extiendan el cuerpo, irguiéndose, con la cara orientada al frente y los pies paralelos, y flexionando hacia atrás el tobillo levantado. Como una cerca bien construida, esta postura crea muchos ángulos rectos. Manténganla, con la respiración acompasada y la mirada fija en un punto, y repítanla después cambiando de lado.
beneficios: Estira la parte interior del muslo y la articulación de la cadera, fortalece las piernas y los tobillos y mejora el equilibrio.

LA LUNA CRECIENTE I

Sitúense en pie, dándose la espalda, más o menos a un metro veinte de distancia. Flexionen la rodilla derecha y lleven hacia atrás la pierna izquierda por debajo del muslo del compañero, talón hacia arriba, hasta que la parte carnosa de la planta presione el talón de su pareja. Arquese hacia atrás con los brazos levantados, hasta tomarse de las manos, bajando y haciendo avanzar las caderas mientras emplean los brazos para levantar y estirar el torso, con el pie de delante bien apoyado de plano contra el suelo. Mantengan la postura respirando de forma acompasada, y después cambien la posición de las piernas.
beneficios: La Luna Creciente I estira la parte superior de los muslos y la pelvis, alarga los tendones de Aquiles y abre la parte superior de la espalda y los hombros. Moviliza la energía del sistema nervioso y aumenta la movilidad de la espalda.

Rotación del cuello

Foto 20

incorrecto.- En la foto 19, el cuello no está sólo comprimido, sino también encorvado hacia atrás mientras se le hace girar, lo cual bloquea el flujo de energía y puede producir tensión o calambres en el cuello.
CORRECTO: El movimiento correcto cuando se gira la cabeza en las posturas yóguicas, tal como se muestra en la foto 20, consiste en extender y rotar el cuello en el mismo plano. Esto mantiene extendida el área cervical, aumenta internamente el espacio entre las vértebras y externamente el existente entre la cabeza y el hombro, con lo que se asegura la circulación de energía.

Foto 19