Entradas con la etiqueta ‘posturas básicas de yoga’

La postura basica del triángulo

HOY: Utthita Trikonasana (Postura del Triángulo)
Beneficios:
El nombre de esta asana esta formado por las palabras sánscritas Utthita: extendido; y Trikonasana: triángulo; por lo cual, Utthita Trikonasana significa: Postura del Triángulo Extendido. El “triángulo” estira y desarrolla notablemente la musculatura de la columna vertebral. Es una de las posturas que no deben faltar en la práctica diaria. Indra Devi la recomendaba muy especialmente ya que, además de mejorar la estabilidad y el equilibrio, desarrolla el sentido de lateralidad. Los alumnos tienden a rechazar a esta postura debido a su nivel de exigencia; pero al tiempo de practicarla, cuando no se la incluye en la clase, terminan extrañándola.
Duración: Permanezca en la postura mientras se sienta cómodo, desde unos cuantas segundos hasta dos minutos.

La postura vrikasana del arbol

Este ejercicio tiene un efecto muy notable de dominio sobre el sistema nervioso; otorga serenidad y equilibrio.
Posición de partida. De pie, con los brazos junto al cuerpo. Todo el peso del cuerpo descansa sobre la pierna derecha.
b- levante el pie izquierdo haciéndolo deslizar a lo largo de la pierna derecha -en la parte interna, hasta que el talón llegue al extremo inferior de la ingle derecha. Junte las manos frente al pecho como si estuviera orando (pronam mudra).

Luego de algunas segundos, eleve las manos poco a poco manteniéndolas unidas. Mientras realiza este movimiento, inspire lentamente, de modo que el final coincida con el punto de máxima elevación de las manos. Permanezca en esta posición durante unos instantes.
Descienda los brazos y coloque las manos nuevamente frente al pecho, conservando siempre las palmas juntas. Exhale y coloque el pie izquierdo en la posición inicial y relájese. Debe dirigir la atención al entrecejo o algún punto fijo; esto le facilitará el mantenimiento del equilibrio. Si no puede hacerlo, acerqúese a una pared y ayúdese con ella. No realice esfuerzos innecesarios, vaya aflojando los músculos que no intervienen en la postura.

EL ÁRBOL II

En pie, hombro contra hombro, con los pies paralelos separados unos treinta centímetros, levanten al mismo tiempo la pierna del lado exterior hacia el frente del muslo y, con el brazo del interior, sujeten el pie de su pareja. Lleven el otro brazo hacia arriba y el centro, hasta tocarse las manos. Permanezcan erguidos y respiren con calma. Después de mantener la postura, estirándose hacia arriba, repítanla desde el otro lado.
beneficios: Esta postura estira los muslos, aumenta la flexibilidad en las rodillas y mejora el equilibrio.

EL TRIÁNGULO

Mientras están espalda contra espalda, separen las piernas a una distancia de unos noventa centímetros. Si son de diferentes alturas, mantengan al mismo nivel el pie que apunta hacia el frente, y efectúen los ajustes necesarios con el que queda atrás. Tómense de las manos y levanten los brazos hasta el nivel de los hombros, manteniéndolos paralelos al suelo.
Entonces giren un pie hacia afuera y el otro ligeramente hacia dentro, cuidando que los dedos y el talón del pie que va hacia delante queden en línea con el arco del pie de atrás, tal como se muestra. Ésta es la psición básica de los pies en muchas posturas (véase foto 1). En el Triángulo, cada participante compone una imagen en espejo del otro. Ahora, exhalando, lleven el brazo y el torso sobre la pierna que va hacia delante, inclinándose hacia el costado hasta sujetar cada uno el tobillo de su pareja (o la pantorrilla, según la flexibilidad). Estiren el brazo opuesto hacia arriba y giren la cabeza hacia el techo. Fíjense en que los brazos que suben se cruzan, y el que baja se apoya en la pierna del compañero. Usen esta doble postura para lograr mayor extensión, y asegúrense de que los hombros y la columna estén bien presionados. Para mejorar la postura, esfuércense por mantener el torso erguido, de manera que la flexión se haga desde las caderas, sin que intervengan las costillas. Las rodillas deben permanecer rectas y el cóccix hacia abajo y hacia dentro. No giren las caderas, que han de estar orientadas hacia delante. Después de mantener la postura, incorpórense, cambien de pierna y repítanla hacia el otro lado.
BENEFICIOS: Así como el triángulo es la estructura geométrica más básica que existe en la naturaleza, sobre la postura del Triángulo se cimentan otras posiciones en el yoga. Tómense el tiempo necesario para aprenderla correctamente y después apliquen sus principios a las otras posturas. El Triángulo tonifica todos los músculos, sobre todo los de las piernas. Para realizarlo de forma correcta hay que prestar atención simultáneamente a todo el cuerpo.