Entradas con la etiqueta ‘meditacion’

Técnicas de meditación

Una técnica para armonizar cuerpo, mente y espíritu.

Todos tenemos hábitos, conductas automáticas, relaciones inútiles que no nos permiten vivir a pleno. Cada día, al despertarnos, la mente pregunta ¿qué debo hacer? En cambio, si la mente recordara ¿quién soy?, la existencia sería diferente. La meditación hace que cada mañana salgas al mundo con amor y esperanza. Sólo se necesitan diez minutos para este cambio.
Una meditación, paso a paso:
• Comenzaremos sentándonos frente a una vela encendida, que representa la luz de nuestro corazón.
• Debemos estar sin zapatos, vestidos con ropa holgada, sentados en una posición cómoda y estable, no directamente en el piso sino en una silla, almohadón o manta. Es clave mantener cabeza, cuello y tronco en línea recta e ir relajándose sin perder la postura. La mano derecha sobre la izquierda, ambas sobre el regazo. No conviene meditar acostados.
• Entonces fijaremos la vista en la llama, concentrándonos en su forma, color y luminosidad. Luego cerraremos los ojos, llevando la imagen de la luz al entrecejo.
• Inhalaremos profundo y comenzaremos pronunciando tres veces OM, un sonido primordial que se utiliza para meditar.
• Llevaremos la atención a la respiración, que debe ser por la nariz. Al inhalar repetiremos mentalmente la sílaba SO y al exhalar la sílaba HAM. SO-HAM significa “Yo soy”.
• Visualizaremos en el entrecejo la luz de la vela. Haremos descender la luz a través de la garganta, iluminando todo el recorrido hasta el corazón. Cuando la luz llegue al corazón, en el centro del pecho, imaginaremos una flor cerrada. Los pétalos se irán abriendo, uno a uno, inundándonos de luz. No hay lugar para la oscuridad en presencia de la luz. Todo nuestro cuerpo se llena de luz. La luz llega a la garganta y la lengua, desvaneciendo la calumnia, la maldad, el rencor. Llega a los ojos para que sólo vean el bien, a los oídos para que sólo escuchen el bien, a la nariz para oler sólo lo bueno. Dejamos que la mente se llene de luz, haciendo que todos nuestros pensamientos malos desaparezcan. Desde nosotros, y en círculos cada vez más grandes, la luz envuelve a nuestros familiares, a quienes amamos, a los amigos, a los extraños, a los rivales, ya que todos llevamos la misma luz en el corazón.
• Finalizaremos esta práctica repitiendo: OM SHANTI- SHANTI – SHANTI. SHANTI significa “Paz”. Se repite tres veces pidiendo paz para la mente, para el cuerpo y para el espíritu.

Meditacion con mandalas

A simple vista, a mucha gente los mándalas le parecen pinturas exóticas que sólo sirven para decorar, no comprendiendo que estos “círculos de poder” encierran simbólicamente claves para sanar enfermedades psicosomáticas y autotransformarnos.

COMO MEDITAR CONTEMPLÁNDOLO
Las indicaciones para contemplar un mándala son elegir un lugar tranquilo, hacerse consciente de la respiración, permitir que se haga cada vez más lenta; sin forzar, posar suavemente la mirada en el mándala con la calma de quien por fin llega a su hogar.
Contemplarlo de esta manera brinda serenidad y el sentimiento de que la vida ha encontrado nuevamente un sentido.
Dibujar y pintar estos “círculos de poder” es también una vía de meditación, por ese motivo es muy positivo para las personas muy nerviosas, es-tresadas y dispersas ya que refuerza la concentración y aleja la inquietud, otorgando seguridad y una sensación de gran libertad.
En los templos hindúes y tibetanos, los mándalas suelen permanecer cubiertos con una tela o manto, que se levanta en el momento de iniciar la objeto de preservar y concentrar su energía.
Se afirma que nuestro espíritu siempre utiliza un lenguaje simbólico para manifestarse, tanto en los sueños como en la vida real. El desafío es tratar de comunicarse con él y permitir que se exprese mientras dibujamos, sin estar limitado por las palabras. Al entablar nuevamente la comunicación con nuestra naturaleza más íntima, las puertas de la curación y de la resolución de nuestros problemas comienzan a abrirse.

MÁNDALAS “ESCONDIDOS” EN JUEGOS TRADICIONALES
Muchos de los juegos que nos acompañan desde la niñez y siguen acompañando a las nuevas generaciones poseen una rica simbología que se deriva de mándalas arquetípicos. Veamos dos ejemplos:
%/ El Ajedrez: está basado en el mándala cuaternario simple, equivalente al Yin y Yang. El tablero de este juego también representa el plano esencial de los templos y los cuatro puntos cardinales. Al igual que lo que proponen otros mándalas, este juego simboliza el combate que se produce en nuestro interior entre la Luz y la Oscuridad (el Bien y el Mal). También simboliza la Ley del Karma (Causa y Efecto), ya que cada movimiento se ve condicionado por los anteriores. Otro dato: el tablero tiene 64 casilleros, al igual que 64 hexagramas tiene el milenario I Ching, Libro de los Cambios de origen chino. El Ajedrez ejemplifica el arte del dominio del mundo material, respetando las leyes del plano espiritual.
* El Juego de la Oca: constituye un recorrido iniciático con todas las pruebas, sacrificios y premios que conlleva la propia existencia humana antes de retornar a la Unidad primordial. Simbólicamente, la Oca en muchas culturas es el ave mensajera entre el Cielo y la Tierra, y está asociada al Sol por los antiguos egipcios. Su intervención ofrece una gran ayuda en ciertos momentos y constituye el destino final. El juego se equipara con el mito del laberinto y también con la teoría budista de la reencarnación.

Meditacion Yoga

LA HISTORIA DE LA MEDITACIÓN CON MANTRAS
Si bien desde sus inicios el budismo utilizó el canto y el recitado de versos como una vía para alcanzar la meditación, el uso de mantras no apareció hasta que surgieron las tradiciones del Maháyána, las cuales incorporaron elementos de una práctica espiritual no budista conocida como “Tantra” El Tantra utilizaba los mantras para comunicarse con los dioses e influir en ellos. El budismo adoptó esa metodología con otro objetivo: entrar en contacto con las cualidades de la iluminación. El Maháyána había desarrollado ya un “panteón” de figuras simbólicas con forma humana, que representaban la diversidad del estado iluminado. Dado su estrecho contacto con las tradiciones tántricas, era natural que estos Budas y Bodhisattvas arquetípicos llegaran a relacionarse con ciertas sílabas y mantras en particular.

Meditacion

Después de esta percepción extraordinaria, advertimos que las pausas al final de la inhalación y la exhalación empiezan a alargarse y a impartir al estado firme una profundidad extraordinaria, que parece abrazar todo el misterio de la relación entre la vida y el mundo objetivo. El “apasionado interés” original adquiere ahora la iluminación de la inteligencia. Es así que descubrimos, de repente, el significado de una expresión que aparece después en la Parte II, a los efectos de que la meditación sobre la respiración elimine las coberturas de la iluminación interior (11-52). ¡Un descubrimiento asombroso! No es más un hecho aislado de respirar por parte de un individuo inconsecuente. Es como si el aire, que constituye parte integral del mundo objetivo, tuviera que dar un mensaje. La entidad que respira —que tontamente denominamos “yo” o “mí”— es un significativo punto focal en el que todo el mundo objetivo converge y ofrece una experiencia que se funde en la “visión” y, por así decirlo, se renueva, dándole nueva riqueza y significado siempre nuevo. Es como si existiera un dar y un recibir que prosiguen un momento tras otro, en los que ni el tiempo, ni el espacio ni la circunstancia parecen relevantes para experimentar y ver. Es un equilibrio ecológico vital, dinámico y significativo entre “quien ve” y lo “visto”. La realidad de la percepción pura lleva consigo, pues, un significado ecológico. Al desequilibrio ecológico que ahora plantea una amenaza para la sobrevivencia de la vida en la tierra, en forma de contaminación mundial, se lo ve, pues, en realidad, como un producto de la percepción que se equivocó y de la mente que enloqueció.

Meditacion

La meditación (bhavanatah) sobre esta trinidad de sentimientos mantiene a la mente pura y claramente cristalina, de modo que la percepción de la verdad o de la realidad nunca se nubla. Aquel cuya mente alcanzó de esta manera una pureza y una claridad tales permanece en un estado de peksa, un momento tras otro. Esta palabra deriva de la raíz iksa, que significa “ver”. Con el prefijo upa, que significa “cercanía”, contigüedad”, upeksa significaría “estar, o permanecer en un estado de cercanía con la energía de la visión pura”, sin esperar (apeksa) nada. En este estado de meditación, la energía íntegra de nuestro ser converge en la “visión”, con exclusión total de todos los vrlttls.

LA CERCA EN TORSIÓN

Sitúense el uno frente al otro, a unos noventa centímetros de distancia. Cada uno levanta la pierna izquierda y se pasa el brazo izquierdo por detrás de la espalda para asir el tobillo de su compañero, mientras presiona firmemente el pie contra su propia cadera. La mano derecha se coloca por detrás del cuello de la pareja, sobre el hombro derecho.
Exhalen, levanten el pecho y efectúen una torsión, cada uno hacia la pierna que tiene levantada. Usen a su pareja como apoyo para acentuar la torsión. Mantengan la postura, y después inviértanla.
BENEFICIOS: La Cerca en Torsión proporciona los beneficios de la torsión y del equilibrio. Da flexibilidad lateral a las caderas y a la columna y al mismo tiempo estira los músculos de la parte exterior del muslo.

LA FUENTE

Sitúense, en pie, con los pies juntos, en la misma posición que en la postura anterior. Sosténganse por las muñecas e inclínense hacia atrás, estirando los codos y bajando el cóccix. Mantengan la misma tracción con los brazos y flexiónense cuidadosamente hacia atrás de modo que sientan la elevación del pecho y la circulación de la energía desde los pies a la cabeza. Mantengan la postura respirando con calma, y repítanla dos veces.
BENEFICIOS: La Fuente ayuda a levantar y abrir la parte superior de la espalda, el pecho y el esternón Fortalece los músculos de la espalda y los glúteos, y ayuda a combatir los hombros encorvados.

Los movimientos de la rodilla en ángulo recto

Foto 6

INCORRECTO: En la foto 4 la rodilla está hiperextendida, formando un ángulo que no llega a ser recto. Las posturas con la rodilla en ángulo recto no se han de practicar de esta manera, porque el movimiento es incorrecto y puede forzar la rodilla. Cuando se ejecutan estas posturas, la pierna debe mantenerse siempre en posición vertical.
ACEPTABLE: En la foto 5 no se ha hecho descender el muslo hasta lograr un ángulo recto, pero la pierna está casi vertical y la rodilla encima del tobillo. Esta posición es útil para los principiantes y para las personas con lesiones en las rodillas o rodillas débiles. Puede ayudar a fortalecer rodillas y muslos cuando adoptar la posición completa en ángulo recto representa demasiado esfuerzo.
CORRECTO: La foto 6 muestra la posición correcta, en preciso ángulo recto. Fíjese en que la pierna está en posición vertical y perpendicular tanto al muslo como al suelo. El muslo está paralelo al suelo y forma un ángulo recto con el tronco.

Foto 4 y 5