Entradas con la etiqueta ‘hipocondria tratamiento’

Que es hipocondria

Cómo superar la hipocondría.
Aprender a entender la angustia innecesaria por creernos enfermos es la manera adecuada de dejarla atrás, y una muestra de que es posible enfocar la vida con optimismo. El hipocondríaco, el enfermo imaginario, es una persona temerosa de su salud, que está convencida de sufrir dolencias diversas y se preocupa por los síntomas, encontrando siempre nuevos motivos de preocupación cuando se han descartado los anteriores. Éstas son las razones que lo llevan a recurrir a especialistas y a hacerse más análisis, revisaciones y pruebas diagnósticas que la mayoría de las personas que lo rodean.
En ciertos casos, el hipocondríaco evita cualquier contacto con médicos o especialistas, ante la posibilidad de que sus sospechas sean confirmadas. La segunda característica saliente de la hipocondría es la existencia real de dolores, ciertas sensaciones desagradables y un malestar general. Hay que tener en cuenta que los que temen por su salud no se quejan caprichosamente. Por el contrario, se sienten muy mal, pero sucede que sus dolores no están suficientemente justificados por ningún grave problema (aunque les sea imposible entenderlo).
Cómo diferenciar el dolor real de las quejas permanentes
Es muy difícil, pero se puede distinguir si el comportamiento del que se queja permanentemente responde a una reacción habitual en la sociedad en la que vive y en su cultura, o si traspasa estos márgenes y se ubica en la categoría de las personas exageradamente alarmistas.
En todos los casos, el hipocondríaco es sincero y desentrañar la realidad de su sufrimiento es la manera adecuada de ayudarlo.
Explicaciones frecuentes de los dolores hipocondríacos
Se expresa en el cuerpo un conflicto psicológico.
Se convierten en dolores los que en realidad son impulsos agresivos hacia las demás personas, o ciertas necesidades de dependencia.
Las personas que los sufren suelen tener baja la autoestima, y tienen más sensibilidad que otros ante sus sensaciones internas.
Los hipocondríacos tratan de llamar la atención con sus dolores.

No todos los dolores son causados por una enfermedad:
Algunos dolores y molestias físicas pueden ser producto de las tensiones musculares.
También de malos hábitos respiratorios.
Una persona puede sentirse estresa-da, inclusive por algo que le interesa y considera positivo.
Un malestar puede ser una reacción absolutamente normal a un entorno difícil, que complica todo mucho más.
Si el ánimo está decaído, se notarán más las molestias.
Para ciertas molestias, hay que aceptar que a veces no se encuentra una explicación convincente, simplemente no sabemos por qué suceden.
Cómo superar la hipocondría
Es necesario contener las demandas excesivas de tensión y acción compulsivas que nacen como formas de escapar.