Entradas con la etiqueta ‘hata yoga posturas’

LA LUNA CRECIENTE I

Sitúense en pie, dándose la espalda, más o menos a un metro veinte de distancia. Flexionen la rodilla derecha y lleven hacia atrás la pierna izquierda por debajo del muslo del compañero, talón hacia arriba, hasta que la parte carnosa de la planta presione el talón de su pareja. Arquese hacia atrás con los brazos levantados, hasta tomarse de las manos, bajando y haciendo avanzar las caderas mientras emplean los brazos para levantar y estirar el torso, con el pie de delante bien apoyado de plano contra el suelo. Mantengan la postura respirando de forma acompasada, y después cambien la posición de las piernas.
beneficios: La Luna Creciente I estira la parte superior de los muslos y la pelvis, alarga los tendones de Aquiles y abre la parte superior de la espalda y los hombros. Moviliza la energía del sistema nervioso y aumenta la movilidad de la espalda.

Rotación del cuello

Foto 20

incorrecto.- En la foto 19, el cuello no está sólo comprimido, sino también encorvado hacia atrás mientras se le hace girar, lo cual bloquea el flujo de energía y puede producir tensión o calambres en el cuello.
CORRECTO: El movimiento correcto cuando se gira la cabeza en las posturas yóguicas, tal como se muestra en la foto 20, consiste en extender y rotar el cuello en el mismo plano. Esto mantiene extendida el área cervical, aumenta internamente el espacio entre las vértebras y externamente el existente entre la cabeza y el hombro, con lo que se asegura la circulación de energía.

Foto 19