Entradas con la etiqueta ‘feng shui para niños’

Feng shui para bebés

FENG SHUI PARA LAS NUEVE LUNAS.
La preconcepción (el tiempo previo). Movimiento 1: Kuas de Viento y Tierra. La etapa previa a la concepción abarca desde el primer movimiento en el Pa Kua y está gobernada por la posición Sudoeste, en la que el Kua de Tierra crea el ambiente receptivo y de encuentro, mientras que el de Viento permite a la pareja difundir y profundizar esa sensación. La concepción. Movimiento 2: Kuas de Cielo y Fuego. Los Kuas que rigen esta fase son el Fuego —la esencia Yang que aporta el padre y el Cielo, o la energía que se adentra en la receptividad y la profundidad de la Tierra -el arquetipo maternal— para fecundarla.
Movimiento
3: Kuas de Tierra y Agua. Esta etapa está caracterizada por un movimiento Yin en el cual se muestra un descenso vertical de la energía hacia las profundidades de la Tierra. Es importante, durante este mes, darle presencia al fuego en la casa. Se puede optar por velas (dejar la casa en penumbras y conversar a la luz de una llama) o bien encender la chimenea y contemplar el fuego mientras la pareja se relaja. Pueden conseguir una grabación de sonidos marinos y de cantos de ballenas y delfines. Al acostarse por las noches, es aconsejable que se duerman escuchando esos sonidos: brindan paz, calma y una reconfortante sensación de armonía. También resulta beneficioso que la madre camine descalza sobre la tierra o la arena, se bañe en el mar y experimente la misma sensación de ingravidez que percibe su bebé dentro del útero. El dormitorio del bebé debe permanecer en orden y, si es posible, en penumbras.
I Movimiento 4: Kuas de Fuego y Trueno. Durante el segundo mes de embarazo, el bebé da un giro en su percepción: de los arquetipos y fuerzas universales que había vivido en las profundidades de la Tierra pasa a las de su especie, la humanidad. Su sensibilidad estará abierta y se encontrará en un estado que se podría definir como soñar despierto. En este período se libera la herencia de los padres representada por el Kua de Trueno (los antepasados). Es importante tener plantas en la casa, concurrir a espacios abiertos (parques, bosques) y tomar contacto con la naturaleza. También es aconsejable que los padres observen juntos fotografías de sus antepasados o cualquier objeto que haya pertenecido a sus ancestros.
Movimiento
5: Kuas de Agua y Lago. La fuerza del Trueno se desplaza hacia el Oeste, y el Lago es apoyado por un movimiento hacia la profundidad: el Agua.
El Lago es una energía serena y tranquila, alegre. El movimiento energético se desplaza de lo general a lo particular: el origen de la vida se concreta y materializa en el desarrollo del bebé. Es importante —durante este período— acariciar objetos metálicos de sensaciones agradables.
En el tercer mes, el área importante de la casa es el Oeste, por lo que se debe poner especial atención en ese sector.
El Movimiento 6: Kuas de Lago y Viento. El bebé despierta al tacto y es capaz de percibir los límites uterinos en el vientre materno, mientras que en su mundo interior se definen con mayor precisión los primeros sonidos. Es el momento de redescubrir los sentidos: en esta etapa es esencial acariciar el vientre materno para ayudar a sentir al bebé, para que éste perciba el cariño de sus padres y de todos los que esperan su llegada. También es aconsejable reproducir sonidos suaves cerca de la panza.