Entradas con la etiqueta ‘comer saludable’

Comer bien y sano

¿Comer bien ayuda a estar joven?.
Sí. La alimentación es un pilar en la prevención del envejecimiento innecesario porque todo nuestro cuerpo está en permanente renovación. Las células cumplen un ciclo y caen (como podemos ver en la descamación de la piel) o mueren y son reemplazadas por otras nuevas que se forman a partir de lo que ingerimos en nuestra alimentación. De la calidad de nutrición que tengamos va a depender la calidad de nuevos tejidos que formemos. Ese nuevo órgano que se forma, por ejemplo el hígado, va a depender de con qué nutrientes se crea la nueva célula. Por eso, en los adultos que comen muchas grasas hay una tendencia a formar hígados grasos que funcionan mal.
Para estar joven y saludable, ¿hay que hacer dieta o con cuidarse basta?
Lo ideal es que el promedio de la aumentación sea saludable. Porque la comida casera, preparada con pocas grasas, con un aceite saludable… todo eso ha sido reemplazado. A la comida le hemos quitado tiempo y calidad. Tratamos de comer lo más rápido posible y no fijándonos en la calidad de lo que ingerimos, sino en la practicidad. Por otro lado, la industria o los comercios han llevado a dar más cantidad por el mismo precio, entonces, tienen que bajar la calidad. Ahí vemos alimentos ricos en grasa que son los que más satisfacen y hacen comer más. porque un alimento más grasoso y salado satisface, pero dan ganas de seguir comiendo.
Entonces, ¿hay que hacer una dieta? El promedio de la alimentación, entre el 70 y el 80% de lo que comemos habitualmente, tiene que ser saludable. Las excepciones, los gustos, las cosas que llamamos “ricas” deben ser justamente eso: excepciones, gustos o premios, pero no pueden ser lo habitual.
Buena alimentación y actividad física: ¿puede elegirse entre una y otra?
Muchos estudios realizados en Estados Unidos muestran que independientemente del peso que se tenga, una persona activa va a tener menor riesgo cardiovascular. Sin embargo, yo pienso que depende del objetivo. Si es bajar de peso, el plan de alimentación es esencial y la actividad física es el aliado indispensable. Si el fin es cuidar el corazón, lo esencial es la actividad física y el aliado indispensable es la alimentación. Una persona puede hacer tres horas de actividad física, pero si no modera su alimentación, su descenso de peso va a ser muy pobre. Porque no hay cantidad de horas de actividad física que puedan compensar un exceso alimentario muy importante. Por eso digo, para el descenso de peso, el plan de alimentación adecuado para cada persona es lo esencial y la actividad física es el aliado indispensable.