Entradas con la etiqueta ‘beneficios del yoga en el cuerpo’

Mejorando la circulación con yoga

Se trata de uno de los problemas más frecuentes, que en la mujer se manifiesta especialmente en las manos y los pies, y que puede provocar la formación de várices o derrames en las piernas (conocidos también como arañas vasculares). Muchos especialistas afirman que los problemas de circulación se producen en mayor proporción en las mujeres debido a que tienden a ser más estáticas que los hombres. Sin embargo, existen otros factores determinantes como la herencia, la acumulación de grasa que interfiere en la correcta circulación y los problemas glandulares.

ORÍGENES VARIADOS
Además de los motivos mencionados, existe una serie de causas internas que pueden provocar problemas en la circulación de la sangre. En este sentido, pueden incluirse: el exceso de sodio (producido por la ingesta de altas cantidades de sal), la carencia de vitamina E y de potasio, la falta de fibra en la dieta (que produce retención de líquidos y deficiente metabolización de los alimentos) y los niveles altos de colesterol.
En el caso de las mujeres, las enfermedades más frecuentes que suelen aparecer como consecuencia de la mala circulación son las várices y las hemorroides, aunque existe una variedad muy amplia de trastornos.
Según los especialistas, las várices se producen por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas de las piernas. La sangre se estanca en las venas (por el trabajo deficiente de las válvulas), produciendo un ensanchamiento y una dilatación de las mismas. Esto no sólo puede ser una consecuencia de la mala circulación sino una causa de la misma.

PAUTAS SIMPLES

1- Practique ejercicio regularmente. A diferencia de lo que muchos creen, es preferible realizar alguna práctica suave, como caminar o correr.
2- Controle su peso. Esto no significa que la delgadez sea sinónimo de buena circulación. No obstante, el sobrepeso aumenta la presión en las venas y dificulta el recorrido de la sangre.
3- No utilice tacos demasiado altos. Esto se debe a que anulan la acción de los músculos gemelos, que se encargan de impulsar la sangre hacia arriba. En consecuencia, si no funcionan con normalidad, la sangre queda suspendida y empeora la circulación.
4- Si trabaja muchas horas sentada… Trate de caminar unos minutos cada media hora.

UNA SANA COSTUMBRE

Gracias a sus movimientos suaves, la relajación del Yoga puede resultar muy útil para equilibrar los flujos sanguíneos, como así también para relajar el cuerpo y la mente. Es por eso que, para realizar la relajación, tendrá que elegir un momento del día en el que esté tranquila.
Este tipo de asanas resulta muy efectivo para reeducar los músculos de todo el cuerpo, como así también para permitir el flujo normal de la energía…