Entradas con la etiqueta ‘ashtanga’

Yoga ashtanga

Soucha o la autopurificación se convierte, pues, en parte integral de astanga-yoga, el camino óctuple. Esta purificación sigue naturalmente a la “visión pura”, que ha de desenredarse del ver a través de los lentes coloreados de las experiencias pasadas. Este desenredo es el núcleo mismo de la purificación. Ocasiona un sentido de sacralidad respecto de todas las formas de vida, incluida nuestra organización psicosomática. Y puesto que el contacto (sanyoga) causado por avidya yace en el fondo de todas las formas de impureza y corrupción, en todos los niveles de nuestro ser y nuestro vivir, nuestro desenredo del contacto, incluido el contacto con nuestra consciencia basada en el cuerpo, se convierte en el prerrequisito necesario para la purificación. La violación y explotación de nuestro cuerpo y nuestra mente con fines egocéntricos deberá, por tanto, terminar para que exista la purificación.

Ashtanga

Sutras 1 a 3
1. Desabandhascittasya dháraná
La mente contenida dentro del vacío del espacio se llama dharana.
2. Tatra pratyaikatánatá dhyánam
Allí [en dharana] la sintonía con el simple acto de experimentar se llama dhyana.
3. Tadevarthamátra nirbhasam svarúpasúnyamlva Santádhlh Lo único que irradia el esplendor de la objetividad en su pureza y en lo que nuestra identidad se reduce como si fuera a un vacío cabal, se llama Samadhi.

Hatha

La disciplina del Yoga nos pone frente a frente con esta situación existencial. Al comienzo mismo, llamó nuestra atención sobre los movimientos ideacionales electivos de nuestra mente, y nos ayudó a ver la verdad de que mientras permanezcamos identificados con los vrittis no podrá haber percepción de “lo que es”. La percepción de esta verdad nos aporta una intensa consciencia de la importancia suma de vritti-nirodha para la percepción de “lo que es”, o sea, la naturaleza de nuestra existencia en este mundo. Y cuando tratamos de permanecer en el estado de vritti-nirodha, nos encontramos con una cantidad de impedimentos que nos impiden persistir en el estado en el que permanece la mente vacía de vrittis. Los Yoga Sutras nos ponen, pues, cara a cara con la naturaleza de estos impedimentos y nos muestran la necesidad de la acción que nos permita habitar en el estado del Yoga. Esto se llama Kriya Yoga. Esta acción yóguica revela el hecho de que es la acción de las tensiones (klesa) interiores la que genera impedimentos a que habitemos en el estado del Yoga. Los Sutras exponen luego la naturaleza de estas tensiones y nos muestran cómo condicionan la psiquis humana. Y también nos muestran el camino del pratiprasava que elimina todas las tensiones. A través de pratiprasava, llegamos a una etapa en la que nuestra mente está libre de tensiones y nuestra percepción es iluminada por el emerger de la inteligencia (viveka) existencial. ¿Qué vemos ahora? Vemos claramente la naturaleza existencial de lo “visto” y de “quien ve”.

Yoga bikram

La paradoja de la vida humana nace de un conflicto entre conocimiento o visión en su pureza, por un lado, y conocimiento generado por predilecciones personales, por el otro. El conocimiento o visión nacido de predilecciones personales se llama avi-dya-khyati en el Sutra 5. Este es el conocimiento nacido de las tensiones (klesa) que generan reacciones en cadena, que dan por resultado dolor y aflicción interminables (Sutra 15).

Bikram yoga

Así descubrimos que mientras el Yoga es citta-vrltti-nirodha, el Kriya Yoga es tapas-svadhyaya-isvarapranidhana. Tapas se relaciona con la purificación de citta; svadhyaya se relaciona con la purificación de los vrittis; e isvarapranidhana se relaciona con nirodha. El Kriya Yoga es, pues, un proceso o una acción que se asocia integralmente con lo que significa el Yoga. Es acción nacida del Yoga. De allí la frase Kriya Yoga.

Yoga bikram

La disciplina del Yoga nos dice que este núcleo central de nuestra psiquis no es nada más que un durísimo complejo de vrltti-sarupya. Hasta (y a menos) que se rompa este núcleo central a través de vritti-nlrodha (no elegir y permanecer en un estado firme) no podrá haber percepción de la verdad o la realidad, en la medida en que se relaciona vitalmente con nuestra identidad. La identificación es la identidad que se vende muy barato. Por tanto, quien opta por la disciplina del Yoga se lanza a un viaje que le hace caer en el Samadhi. El Samadhi es un estado en el que todos los atributos emocionales y conceptuales que están anexos a la identidad, como plumas prestadas, caen y desaparecen en la nada. Llegamos a parecemos a una entidad que no tiene forma propia, y que, sin embargo, es una entidad llena de la energía que es la vida. Ahora es “la Vida misma” que se hace cargo de nuestra identidad, en el sentido de que entre la identidad y la Vida no queda ahora ni espacio, ni tiempo, ni causalidad.

Yoga bikram

Este apasionado interés ordenado existencialmente en vastu (taduparaga) es el que forma el tema del Yoga Darsana. Y los Sutras nos dicen que una investigación de la naturaleza y la significación de este interés apasionado en vastu ha de permanecer en un nivel en el que no tenga cabida la identificación con nada, mental o no-mental, porque tal identificación equivale a una abdicación a la investigación libre y objetiva.

Yoga bikram

El compuesto eka-tatva-abhyasa significa abhyasa como el único principio soberano y omniinclusivo de la vida. Tat-tva significa “eso”. El “eso” de todo es lo que impregna realmente todo el mundo, incluido nuestro organismo psicosomático. “Eso” no es mío ni suyo. Nadie puede reclamar a “eso” como de su propiedad exclusiva. En consecuencia, un estado de vacío, exento de vrittis (abhyasa), por un lado, y de “eso”, por el otro, es precondición del ser en un estado llamado Yoga —un estado de armonía con la existencia en su totalidad. Esto es lo que se significa con eka-tat tvabhyasa.

EL ESTIRAMIENTO DE LA ESPALDA CON APOYO EN LAS CADERAS I

Sitúense en pie, espalda contra espalda, con los codos firmemente enganchados. Haga que su compañero se incline lentamente hacia delante, atento a percibir el movimiento de su columna, mientras usted se relaja sobre la espalda de su compañero. Cuando su pareja le vuelva a bajar, inicie usted una inclinación hacia delante al tiempo que levanta a su pareja facilitándole la flexión hacia atrás. El punto de más apoyo de la postura puede cambiarse deslizando la cadera más hacia arriba o hacia abajo por la columna.
beneficios.– Esta postura ejerce una tracción natural sobre la columna. Mientras exhala y se relaja para aceptar el estiramiento, se liberan tensiones y presiones. El Estiramiento de la Espalda con Apoyo en las Caderas I flexibiliza la espalda.

Los movimientos de la rodilla en ángulo recto

Foto 6

INCORRECTO: En la foto 4 la rodilla está hiperextendida, formando un ángulo que no llega a ser recto. Las posturas con la rodilla en ángulo recto no se han de practicar de esta manera, porque el movimiento es incorrecto y puede forzar la rodilla. Cuando se ejecutan estas posturas, la pierna debe mantenerse siempre en posición vertical.
ACEPTABLE: En la foto 5 no se ha hecho descender el muslo hasta lograr un ángulo recto, pero la pierna está casi vertical y la rodilla encima del tobillo. Esta posición es útil para los principiantes y para las personas con lesiones en las rodillas o rodillas débiles. Puede ayudar a fortalecer rodillas y muslos cuando adoptar la posición completa en ángulo recto representa demasiado esfuerzo.
CORRECTO: La foto 6 muestra la posición correcta, en preciso ángulo recto. Fíjese en que la pierna está en posición vertical y perpendicular tanto al muslo como al suelo. El muslo está paralelo al suelo y forma un ángulo recto con el tronco.

Foto 4 y 5