Archivo de la categoría ‘tecnicas meditacion’

Como empezar a meditar

Como empezar a meditar

Visión N°4: Meditación
Falta de armonía: un factor de debilidad
Si no estamos armonizados, seguramente sufriremos efectos negativos con el correr del tiempo. Estos se-traducirán en patologías que afectan al cuerpo físico: ataques de pánico, obesidad, entre otras.
Cambio urgente de hábitos: ¿por dónde empezar?
Aquí explicaremos un modo básico de iniciarse en esta técnica:
Para comenzar, busque un lugar tranquilo en su hogar, que sea como su rincón de paz. Realice la práctica, preferentemente, en el mismo horario.
Permanezca sentado o acostado, escuchando una música serena y con algún aroma, que ayudarán a crear un clima adecuado para comenzar a meditar.
Cierre los ojos y relaje cada parte de su cuerpo, sin forzar ningún músculo.
Por sobre todas las cosas, no combata sus pensamientos; déjelo

Que se necesita para meditar

Para la meditación se necesita estar absolutamente cómodo. Si siente alguna molestia, la mente se distrae y no logra el estado de contemplación. La práctica del Yoga nos ayuda a libramos de todos los impedimentos, para lograr ese estado ideal. Al comenzar a meditar se necesita un lugar dedicado especialmente. Luego de un tiempo de práctica, podrá meditar en cualquier postura, hora y lugar. Ocurre como cuando un niño comienza a escribir: si se le da una hoja totalmente en blanco escribirá en forma desordenada, puesto que para iniciarse necesitará renglones; y luego, cuando esté práctico en la escritura, podrá hacerlo también en una página lisa.
En todos los casos se necesita tener la columna derecha, pues por ella fluye la sangre y también el prona, que es la fuerza vital.

La meditación Samyama

Concentración, meditación y samádhi (es el estado de hiperconciencia).
Antes de alcanzar la meditación, es necesario dominar dháraná (concentración) y, antes de él, pratyáhára (abstracción sensorial). Es necesario dominar y trascender cada uno para que, de su interior, surja el siguiente. Veamos:
– Abstracción o Pratyáhára: la abstracción de los sentidos es un fenómeno que todos han experimentado alguna vez. Se produce, por ejemplo, cuando no se escuchan ruidos circundantes, como una bocina. Después, los ejercicios se hacen con los otros sentidos: visión, olfato, paladar y tacto. Se trata de dominar los sentidos para desconectarlos, volver a conectarlos e incluso refinados.
– Concentración o Dháraná: en el Yoga, la concentración o dháraná, es la plataforma de lanzamiento para alcanzar el estadio siguiente: la meditación. I Meditación o Dhyána: el diccionario dice que meditar es pensar o reflexionar sobre algo. Pero la propuesta del ejercicio llamado dhyána es parar las ondas mentales y vaciar la mente de pensamientos. Existen tres grados o métodos de meditación:
– Yantra dhyána: consiste en concentrarse en la visualización de símbolos o imágenes (una flor, la llama de una vela, el sol o la luna, etcétera), hasta que la mente se sature. Entonces llega la estabilidad de la conciencia, ya que desaparecen los factores de turbulencia.
El ejercicio será más efectivo si se lo hace siempre con un mismo yantra (imagen).
– Mantra dhyána: es concentrarse en el sonido de un mantra en sánscrito que no tiene por qué ser individual.
– Tantra dhyána: sólo puede ser enseñado directamente por un instructor y se debe asumir el compromiso de no transmitirlo.
Se puede alcanzar la meditación profunda a través de cualquiera de esos tres grados. Lo importante es permanecer mucho tiempo utilizando el primer grado, antes de comenzar con el segundo. E, igualmente, es necesario ejecutar mucho tiempo el segundo, antes de incursionar en el tercero. Existen posiciones específicas para el ejercicio de meditación que se denominan dhyánásanas.
¿Cómo saber si ya ha alcanzado el estado de meditación? “Es simple: si tiene esa duda, es que no ha meditado”, afirman los especialistas

La importancia de la meditación y la relajación

La forma más fácil de explicar qué es meditación está en estas palabras: “meditar es descubrir el espacio de silencio entre un pensamiento y otro”. Y una vez que se halla, tratar de ahondar y profundizar en ese espacio, y de permanecer en él, porque en ese lugar de silencio se encuentra la paz, la armonía, la salud y la felicidad.

Meditación en el embarazo

Hay varias técnicas de meditación. Indra Devi enseñó a concentrarnos en la llama de una vela; el siguiente paso debe ser el de contemplar la luz, como un símbolo de lo eterno y lo divino, y comenzar a meditar sobre eso. Después de unos cuantos días, o quizá semanas -lo que dependerá de la habilidad de cada uno para hacerlo-, ya no le será necesario tener una vela encendida ante usted para ver la luz en su imaginación, ya que tendrá la imagen, simplemente, con cerrar los ojos.
Desde luego, no es absolutamente necesario que medite con la llama de una vela. Podrá escoger lo que más le agrade: por ejemplo, el amanecer, la puesta del sol…
Cuando esté muy avanzada en la meditación, podrá escoger algo abstracto, como las ideas de amor o bondad. El concepto es que sea algo positivo, bello, elevado, ennoblecedor.
Para entender qué es relajación no hay nada igual que observar a un gato y ver cómo se estira y bosteza (que es el mejor ejercicio de relajación) y cuan inerte queda su cuerpo. Cuando uno se siente fatigado (cosa frecuente en las mujeres embarazadas) y necesita descansar, hay que imitar al gato y tumbarse sobre una alfombra o colchoneta, aflojando todos los músculos; o aún mejor, sobre el suelo. Mediante la relajación que se aprende en Yoga, en unos pocos minutos se descansa profundamente, una de las claves para vivir el embarazo en plenitud

Relajación Yóguica

Coloqúese boca arriba con las piernas separadas por una distancia de, por lo menos, medio metro. Los dedos deben permanecer distendidos y los brazos formando un ángulo de 45 grados con el cuerpo. Cierre los ojos y mantenga una respiración suave y regular.
• Eleve la pierna derecha, procurando que quede a 5 centímetros del piso. Mientras esté levantada, contraiga los músculos y aflójelos. Deje que el pie vuelva al suelo naturalmente. Repita con la pierna izquierda.
• Repita el movimiento anterior, pero esta vez utilizando los brazos. Cierre la mano con fuerza y luego ábrala para que se afloje toda la tensión. Apóyela con suavidad en el piso. Haga lo mismo con la mano izquierda.
• Levante las caderas hasta donde pueda. Contraiga los muslos y afloje con delicadeza.
• Eleve el pecho, ténselo y aflójelo. Deje que vuelva a su posición normal.
• Trate de juntar los hombros con el objetivo de producir la tensión. Aflójelos.                                                                                        • Con la misma suavidad, gire la cabeza hacia los costados, procurando que las orejas toquen el suelo. Repita este paso 2 veces.
• Por último, relaje su mente, quitando todos los pensamientos que le preocupan.

La respiración profunda yoguica

Difiere de la abdominal (en la cual el trabajo de intercambio gaseoso se realiza en los alvéolos bajos, mientras permanecen inactivas la partes alta y media de los pulmones). En ella, las fosas de la nariz permanecen completamente inactivas. Se inhala poniendo en acción el área situada en la pared del fondo de la garganta, que se llama área faríngea. Esta es la principal diferencia entre ía respiración profunda y la respiración corriente. La respiración profunda se realiza comenzando a llenar las partes inferior, media y alta de los pulmones; al exhalar, se elimina el aire en orden inverso. Para saber si está respirando correctamente, siéntese con las piernas cruzadas y ponga una mano sobre su vientre y la otra sobre la caja torácica. Aspire lentamente, sienta cómo se expande el abdomen y después el tórax, y por último sienta cómo el aire llena la parte superior del pecho. Al exhalar,    el aire abandonará primero el fondo de los pulmones, uego la zona media, y finalmente la parte inferior. Practique este tipo de respiración de manera regular. Es muy importante tener en cuenta que cuando se realiza, la aspiración tiene lugar en tres etapas:

1-El diafragma se desplaza hacia abajo, hacia el vientre, haciendo que entre aire en la parte inferior de los pulmones.
2- Los músculos intercostales expanden la caja torácica e introducen el aire en la zona pulmonar media.
3- El aire entra a la parte superior del pecho, lo que se denomina respiración clavicular.

Tipos de meditacion budista

Concreta y abstracta.
Como el día y la noche, en el Yoga existen dos tipos totalmente distintos de meditación.
En el Yoga existen dos tipos principales de meditación: concreta o saguna, y abstracta o rúrguna. En la meditación saguna, uno se concentra sobre un objeto concreto, sobre el cual la mente puede detenerse sin dificultad, y que puede ser una imagen, símbolo visual o un determinado mantra. En la meditación nirguna, el punto focal es una idea abstracta como la Luz o Dios. En la meditación saguna quien medita y el objeto de la meditación están bien separados; en tanto que en la meditación nirguna, el meditador se percibe como uno con el objeto, inclusive, en ciertos casos, dentro de él.

Preparación para el entrenamiento de tai chi chuan

 

El momento óptimo para el entrenamiento de tai chi chuan es por la mañana, cuando amanece o a la noche antes de dormir, evitando las horas del mediodía.
Antes de comenzar, al levantarnos, podemos tomar un vasode agua. Es siempre aconsejable practicar con el estómago vacío.
Favorecen a la práctica los ambientes tranquilos y relajados; cuanto más confortable sea la atmósfera más fácil será concentrarse.
Si no entrenamos al aire libre es conveniente hacerlo en una habitación ventilada, pero sin estar expuestos a corrientes de aire.
La vestimenta adecuada es la holgada, cómoda y preferentemente de colores claros. Flojo el cinturón y sin calzado, cuidando que las rodillas, la nuca y los dedos de los pies no estén oprimidos por la ropa. También es recomendable estar lo suficientemente abrigados para que el frío no nos distraiga.

Tao te king

Su profundo conocimiento de la vida o —como lo llama él— el Tao, no está basado en la erudición sino en un camino de realización, siguiendo la senda de conocimiento de sus propios maestros de linajes milenarios.
La cadena de enseñanza se realiza a través de la transmisión oral directa que comprende los entrenamientos interiores Tao-in (meditación taoísta, sentar en la calma), chi kung (entrenamiento de la energía), tai chi chuan (movimiento de la unidad suprema), tai chi espadas, pa kua (palma de los ocho trigramas), I Ching, Tao te king, tuei na (masaje y diagnóstico chino), tuei sou (arte de empujar las manos) y, fundamentalmente, la relación con el maestro.
Lo que uno respira junto al maestro Liu es el espíritu mismo de la vida.
A medida que pasa el tiempo, se van aprendiendo las diversas formas exteriores, como cuando empezamos a hablar o a caminar, casi sin darnos cuenta; simultáneamente, van sucediendo las transformaciones dentro de nosotros. Un mundo entero, nuevo para explorar.
Por eso, junto con los beneficios relacionados con la salud y la longevidad, vamos aprendiendo a desbloquear nuestros canales de energía (meridianos) y centros energéticos y a despertar nuestra fuerza electromagnética, promoviendo la integración y nutriéndonos con la del cielo y la tierra.
Nos vamos reconociendo parte de ese principio único que anima el universo y tratando de comprender la constante ley de cambios que existe en la naturaleza. Fui aprendiendo que tenemos toda nuestra vida para ir despertando el espíritu, toda nuestra vida para ir llegando a nosotros mismos. Utilizamos este arte, con su técnica, como un medio de refinamiento, de cultivo de nuestro ser.
El tai chi chuan, como lo dice el maestro Liu, es un entrenamiento de amor. Vamos consiguiendo, por medio de la práctica constante, una serenidad interior que va generando un movimiento de la energía vital. A su vez, el movimiento lento, suave, con la pulsación simultánea de palmas y manos, plantas de los pies y bajo vientre, va generando ese estado de quietud.
Movimiento y quietud se alternan y coexisten simultáneamente. El misterio del wu wei o no unión, o no forzar, mediante el cual todas las cosas se van haciendo.
A partir de allí, las formas son su manifestación externa.
Según el maestro Liu el ideograma chi para los taoístas es formado por la unión de dos ideogramas: cielo y origen, y contiene la idea de energía vital que tiene su fuente en los cielos.
Por lo tanto, esto viene a esclarecer algunas equivocaciones cometidas por algunas personas que suponen que el chikung está basado en la respiración por la boca o la nariz.
El entrenamiento de chi kung más elevado, y que puede curar enfermedades crónicas difíciles, no enfatiza la respiración de boca y nariz y sí la unión de energías yin y yang y utiliza la energía resultante de esta unión en la cura de las enfermedades. Conforme el ideograma de chi, escrito por los taoístas, este entrenamiento está asociado a la idea de obtención de una energía vital del cielo.
Tenemos dentro nuestro algo que es original y verdadero, los taoístas lo llaman “los tres tesoros”.
En el cielo también existen los tres tesoros que son: el sol, la luna y las estrellas.
Unidos a los tres tesoros de la tierra: el agua, el fuego y el viento, forman los tres tesoros del hombre.
El hombre posee dentro de sí estos seis elementos que existen en el aire y en la tierra, que son localizados de la siguiente forma: dos en la parte superior, dos en la parte media y dos en la parte inferior.
Son por lo tanto tres pares yin y yang, que se localizan en el dan tien (campo de cinabrio) superior, medio e inferior.