Archivo de la categoría ‘Mensaje espirituales’

Preguntas e historias de Indra Devi

Usted muchas veces habla de las mayorías y las minorías.

-Siempre se dice que la mayoría tiene razón. Pero no, la minoría la tiene. La mayoría es como ganado, no piensa. Puedo dar ejemplos: Poncio Pilatos lavó sus manos y dijo que la gente decida qué hacer con Cristo. ¿Y qué hizo la mayoría? Lo crucificó. Lo mismo sucedió con Galileo Galilei; y 400 años después, el Papa admitió que cometieron un error al matarlo. Y esto no sólo sucede en la parte religiosa. El pintor Modigliani era tan pobre que no tenía para comer… ¡Ahora trate de comprar una obra suya! Otro caso: un grupo de hombres se junta siempre en un bar a charlar y beber. Un día, uno de ellos le anuncia al resto que dejó de tomar. Los amigos, en vez de felicitarlo, le dicen: “No seas tonto, toma una copita”. Conclusión: la mayoría nunca tiene razón.

¿Cree que tos seres humanos usamos la mente?

-La mayoría de la gente no la usa. Cuando doy una charla pública, siempre pregunto: “¿Les gustaría que alguien se les acerque en la calle y les regale flores?”. Todos contestan que sí. ¿Y por qué no lo
hacen ellos con los demás? No pensamos. Hay que pensar más allá del propio placer. Una vez, estando en la India por tomar un avión, me caí y me disloqué el brazo derecho. Después de ver las radiografías, el doctor me dijo que si no me operaba, nunca más iba a poder usarlo bien. Lo miré fijamente a los ojos y le dije que no lo iba a hacer. Cuando en México me sacaron el yeso, estaba bien. De regreso a la India, fui a ese hospital, hablé con el mismo médico y me dijo: “Usted tiene una mente y la usa. La mayoría de la gente no la usa, y por eso nos necesita a nosotros”. Con la práctica del Yoga, poco a poco, uno aprende a usar y desarrollar las capacidades de su mente.

¿Cómo se puede ayudar?

-El mensaje de Cristo, de Buda, de todos los Grandes, se puede sintetizar en dos palabras: Luz y Amor para todos, incluso para los que nos odian. A través de un hecho, con un pensamiento o una palabra… Hay que hacerlo no sólo con los que nos quieren, los familiares, sino también con aquellos que nos hacen daño. ¿Sabe lo que me pasó ayer? Estaba repartiendo flores en la calle y un viejito me dijo que desde que murió su esposa, no compraba más. Le aclaré que se las regalaba, y le dije que las ponga en agua frente a una foto de su mujer. “¡Gracias!”, me dijo aliviado. Hay que hacer aquellas cosas que nos gustaría que hagan con nosotros.

¿Qué valor tiene la amistad?
-Cuando me iba a mudar de la India a la Argentina, mis amigos me decían: “¿Qué hay allí?”. En ese momento no lo sabía, pero nunca voy en contra de mi voz interior. Sentía algo muy fuerte, y me vine para acá el 15 de febrero de 1985 (esta entrevista fue realizada en Buenos Aires). Ahora, frente a la misma pregunta, tengo la respuesta: “Tengo amigos”. Tengo mucha afinidad y miles de historias con taxistas. Una vez, durante un viaje, uno hizo un movimiento con su cabeza y le pregunté qué le pasaba. Me dijo que sufría de dolor de cuello. En el semáforo, le di un masaje. Y se paró otro taxi al lado y me gritó: “A mí también”. ¡Qué lindo! Otro caso: le pregunté al chofer cuántas horas trabajaba, quién preparaba la comida en la casa, etcétera, hasta que llegamos al tema del Yoga. Le dije que ni en la escuela, ni en la iglesia, ni en la universidad, nos enseñan a respirar. La mayoría de la gente usa sólo la parte de arriba de los pulmones durante toda su vida. ¿Para qué tiene la parte baja, es una decoración? Le expliqué que en Yoga se enseña un ejercicio para lograr la respiración profunda (se llena primero la parte baja, luego la media y finalmente la alta). Cuando llegué a destino, lo hice descender, tomé sus manos y las puse en mis costillas para mostrarle cuál es la parte baja. El lo entendió muy bien, lo practicó y nos abrazamos. Cuando comenté esta experiencia, me preguntaron sorprendidos si estaba dando una clase de Yoga, en una esquina, a un taxista. ¿Por qué no? Esta persona tenía “una cortina”, como el mundo entero. Y es tan lindo vivir sin ella…

Pensamientos metafísicos de Paramahansa Yogananda

Renunciando a la miel de los placeres de los sentidos, y volando muy alto por encima de los jardines efímeros de la vana fantasía, pude al fin hallar la ambrosía de tu Loto de Luz. Yo era tu abeja laboriosa, que vagaba por los campos de las encarnaciones, atraída por el aroma de las flores de incontables experiencias. Pero ya nunca volveré a vagar, porque Tu fragancia sació para siempre la sed de perfume de mi alma.

La Paz y la felicidad

No estamos seguros al cien por cien de que al morir vayamos a encontrar la paz y la felicidad anheladas. En cambio, mientras estemos vivos como seres humanos, podemos hacer algo por alcanzarlas. De modo que creo que lo más importante es vivir como seres humanos. Es un gran error limitarse a ver esta vida, esta existencia, como algo infructuoso e inútil y pensar en el suicidio. Tenemos un bello cerebro humano y un hermoso corazón. Combinando ambas cosas, pienso que podemos resolver cualquier problema. Creo que sólo necesitamos tener un poco más de paciencia y determinación.
Dalai Lama

Frases del dalai lama

RÉDITO DE LA BONDAD.
En tanto que ser humano y miembro de la familia humana, precisas los sentimientos de aprecio de los demás y, por lo tanto, será muy importante que seas bondadoso. Desde la perspectiva budista, si alguien vive en concordancia con esas cualidades, aunque sea un ateo recalcitrante, cuando acabe su existencia, si ha vivido con honestidad y ha sido buena persona, logrará un buenréditoparasupróximavida. Por el contrario, quien haya hablado de la vida futura y del nirvana sin ponerlo en práctica, aunque pertenezca a la categoría de miembro de un grupo espiritual, en realidad tendrá que enfrentarse a más problemas.
…………………
LA VERDAD ÚLTIMA.
En la búsqueda de la verdad última, si no logramos iluminarnos, querrá decir que no la hemos encontrado. La verdad última existe. Si lo pensamos a fondo y reflexionamos detenidamente, llegaremos a la conclusión de que nosotros mismos basamos nuestra existencia en la verdad última. Por ejemplo, yo te hablo y tú me escuchas. Generalmente tenemos la impresión de que hay un orador y un público, de que hay un sonido de palabras que se están diciendo; pero en la verdad última, si los busco por mi cuenta no los encontraré, y si tú los buscas por tu cuenta tampoco los encontrarás. Ni el orador, ni el público, ni las palabras, ni el sonido podrán ser hallados.
MENTE Y EXPERIENCIA.
Puesto que la experiencia y el conocimiento son impermanentes y están sujetos a la desintegración, la mente por la cual funcionan tampoco es algo constante y eterno. Se desgasta y se desintegra a cada instante.
SOBRE LA COMUNICACIÓN.
Cuando conozco a una persona, en mi mente no hay barreras ni telones. En mi mente, en tanto que seres humanos, somos hermanos. En substancia, no hay diferencia. Puedo expresar lo que siento, sin titubeos, como si fuera un viejo amigo. Con este sentimiento podemos comunicarnos sin dificultad y conversar íntimamente, no sólo con palabras bonitas, sino con franqueza.

Mensajes espirituales cristianos

Mensaje del 13 de junio de 2006.
Deben comprender por ahora que la conciencia de masa lo que tiene una gran influencia en lo que ocurre, la oscuridad lo aborda con medios sutiles creando problemas que piden solución. Ellos se aprovechan del miedo y los engatusan en su forma de pensar, para lograr sus objetivos. Claramente algunos de ustedes ver a través de la falsedad y de las operaciones clandestinas que acompañan sus acciones. Su reacción es para provocar una respuesta y despertar a los demás a lo que está ocurriendo”.

Oraciones espirituales

Espiritualidad.

Aunque la inflación espiritual siempre es un peligro y una tentación, no es inevitable. La espiritualidad puede asentarse en el conocimiento de que todo revela su profundidad espiritual si se desciende lo suficiente para alcanzarla. El espíritu no es un nivel añadido o una capa superficial, se encuentra en las crisis emocionales profundas y en las situaciones vitales dolorosas, así como en los goces sencillos. Lo único que se requiere es la capacidad de imaginar lo sagrado.

Reflexiones espirituales

“Vendrá un momento no muy lejano donde ustedes mirarán atrás con incredulidad y pensarán que contribuyeron a traer la paz y a cambiar el mundo. Nosotros nunca hemos vacilado en nuestras expectativas sobre ustedes y el plan para los tiempos finales está seguro en sus manos. El Creador podría alterar las cosas de golpe, pero eso no es necesario o verdaderamente deseable si van a dejar este ciclo con sus cabezas en alto. Están lo suficientemente cerca de la futura victoria para retroceder; sólo necesitan mantenerse enfocados en el resultado que desean”.