Archivo de la categoría ‘Los principios del yoga’

Clase de yoga

CÓMO ES UNA CLASE.
El saludo al sol se toma como una entrada en calor y como nexo entre las posturas.
Luego, se realiza un trabajo de intensidad progresiva, mediante posturas de fuerza, equilibrio y flexibilidad.
Con esta dinámica, se alcanza un estado calmo y a la vez energético.
La dase finaliza con quietud: el cuerpo absorbe el prana que se acumuló durante la práctica.

Verdades del budismo

La tercera verdad del budismo afirma que todo lo que es susceptible de surgir lo es también de desaparecer. Por lo tanto, si el dolor surge, entonces puede partir. A esta desaparición, Buda la llama “nirvana”. Todo cuanto vemos, oímos, sentimos y pensamos está en constante devenir y cambio. Nada permanece. Anhelamos la permanencia en el mundo y el resultado es que sufrimos, ya que no la encontramos. Asi como nuestras células se mueven continuamente, el contenido de nuestra mente está en constante movimiento. Los pensamientos, los sentimientos, los juicios y los impulsos surgen unos detrás de otros. El nirvana es ver. diáfana y completamente, que es así. Poner fin al sufrimiento implica superar la ignorancia. Los tres tipos de anhelos surgen debido a la confusión que sentimos respecto del cambio. Buda habló de eliminar esos deseos a través de dos formas: disminuir el deseo y olvidarse de uno mismo. Lo que Buda llamó “menos deseo” significa ver cómo son las cosas realmente. Ver, para luego dar la vuelta y emprender con ánimo el camino de regreso. El otro modo de enfrentarnos a nuestros deseos es desvincularlos de nosotros mismos. Esto significa recordar que no existimos en soledad, sino en relación con otras personas, con otras criaturas, con el planeta y con el universo. La clave, una vez más, está en ver las cosas como son, en admitir lo que de verdad está sucediendo. Mediante esa confesión y ese reconocimiento podemos dejar de sufrir.

Aprender y desaprender

Técnicas para fluir con la corriente de la energía emocional.
* Respiración: el primer paso para lograr la conexión con la sabiduría es la respiración consciente, para lo cual se debe realizar la respiración dia-fragmática a fin de que el aire penetre la estática estructura del yo ficticio.
* Relajación: la tensión muscular es un factor que inhibe el flujo de corriente de la energía, de las iciones y de los sentimientos. Por eso, es funda-ntal estar relajados para practicar yoga.
* Sentimiento: este paso de la técnica requiere de i estado muy activo. No se limita a la acción de
tir, sino que es preciso experimentar activamente nuestras sensaciones, nuestra energía y nuestras emoles. Sentir en forma activa significa dirigir nuestra nción hacia cada uno de los momentos de nuestra encia, sin pensar en lo que nos está sucediendo en momento y sin emitir opiniones ni juicios sobre lo que experimentamos, conectándonos con todo nuestro verdadero ser interior.
* Permiso: en tanto no tratemos de controlar nuestra experiencia con la propia energía, estaremos en libertad para entregarnos a la ola de sentimientos, sensaciones, y energía sin ningún tipo de limitaciones. En este momento de completa libertad podemos entregarnos a la vida tal como es. Debemos permitir que el proceso se lleve a cabo sin  mas que comprenderlo.
Aprender y desaprender.
Una parte importante de la práctica del yoga que se hace sobre la colchoneta comprende un proceso de
aprendizaje y desaprendizaje, es decir, exponer y desaprender los malos hábitos de la percepción y aprender a rectificar el potencial perceptivo humano hacia nuevas formas. Durante un período extenso de práctica, este fenómeno se presenta en tres formas principales: Desarrollar los instrumentos de percepción: recibir e interpretar los mensajes del cuerpo, estar en armonía con nuestras sensaciones.
* Devolver el control consciente a los grandes centros del cerebro: no es el movimiento en sí lo que importa sino la calidad de atención que se preste a la postura. En realidad, el yoga produce cambios en el cuerpo a partir de la reeducación del cerebro. Los movimientos lentos, sin prisa, amplían la capacidad de sensación de la mente y propician el espacio para un proceso de reaprendizaje profundo.
* Penetrar en lo más profundo del cuerpo: a medida que la percepción se redefine,
aumenta la conciencia sobre todos nuestros órganos, músculos y glándulas.

Tecnicas de meditacion trascendental

Siete pautas básicas para recordar:
1) Lugar: Es aconsejable tener un lugar fijo para realizar la práctica.
2) Postura: Es indispensable que sea cómoda y estable, no conviene estar acostados.
3) Horario: La práctica requiere regularidad en el horario. Es aconsejable meditar temprano en la mañana, todos los días.
4) Duración: Al principio se suele dedicar unos minutos del día a meditar. Luego quien se involucra con la práctica suele ir incrementando este lapso paulatinamente.
5) Resultados: Meditar mejora el carácter. Uno se vuelve más comprensivo, tolerante y encuentra sus propios recursos para enfrentar la vida cotidiana.
6) Cuando pensamientos ajenos a la práctica surjan en la mente: No es bueno darles importancia, mejor dejarlos pasar y tener actitud de testigo. Tratar de dirigir siempre la energía a retomar la práctica.
7) Evitar interrupciones: Desconectar teléfonos, avisar en la casa que no interrumpan por ningún motivo. Disponerse a disfrutar de la práctica, pensando que puede ser “éste” el momento más placentero del día. No pensar en lo que hay que hacer después.

Técnicas de meditación

Una técnica para armonizar cuerpo, mente y espíritu.

Todos tenemos hábitos, conductas automáticas, relaciones inútiles que no nos permiten vivir a pleno. Cada día, al despertarnos, la mente pregunta ¿qué debo hacer? En cambio, si la mente recordara ¿quién soy?, la existencia sería diferente. La meditación hace que cada mañana salgas al mundo con amor y esperanza. Sólo se necesitan diez minutos para este cambio.
Una meditación, paso a paso:
• Comenzaremos sentándonos frente a una vela encendida, que representa la luz de nuestro corazón.
• Debemos estar sin zapatos, vestidos con ropa holgada, sentados en una posición cómoda y estable, no directamente en el piso sino en una silla, almohadón o manta. Es clave mantener cabeza, cuello y tronco en línea recta e ir relajándose sin perder la postura. La mano derecha sobre la izquierda, ambas sobre el regazo. No conviene meditar acostados.
• Entonces fijaremos la vista en la llama, concentrándonos en su forma, color y luminosidad. Luego cerraremos los ojos, llevando la imagen de la luz al entrecejo.
• Inhalaremos profundo y comenzaremos pronunciando tres veces OM, un sonido primordial que se utiliza para meditar.
• Llevaremos la atención a la respiración, que debe ser por la nariz. Al inhalar repetiremos mentalmente la sílaba SO y al exhalar la sílaba HAM. SO-HAM significa “Yo soy”.
• Visualizaremos en el entrecejo la luz de la vela. Haremos descender la luz a través de la garganta, iluminando todo el recorrido hasta el corazón. Cuando la luz llegue al corazón, en el centro del pecho, imaginaremos una flor cerrada. Los pétalos se irán abriendo, uno a uno, inundándonos de luz. No hay lugar para la oscuridad en presencia de la luz. Todo nuestro cuerpo se llena de luz. La luz llega a la garganta y la lengua, desvaneciendo la calumnia, la maldad, el rencor. Llega a los ojos para que sólo vean el bien, a los oídos para que sólo escuchen el bien, a la nariz para oler sólo lo bueno. Dejamos que la mente se llene de luz, haciendo que todos nuestros pensamientos malos desaparezcan. Desde nosotros, y en círculos cada vez más grandes, la luz envuelve a nuestros familiares, a quienes amamos, a los amigos, a los extraños, a los rivales, ya que todos llevamos la misma luz en el corazón.
• Finalizaremos esta práctica repitiendo: OM SHANTI- SHANTI – SHANTI. SHANTI significa “Paz”. Se repite tres veces pidiendo paz para la mente, para el cuerpo y para el espíritu.

El mandala

LO ESENCIAL:
•PORQUÉ
Para ser conscientes de que podemos plasmar formas y símbolos misteriosos que brotan de las profundidades de nuestro inconsciente espontáneamente, y así entrenarnos en un lenguaje propio, más profundo y sabio.
• PARA QUÉ
Para ayudarnos a alcanzar a través de su forma, color y contenido la armonía interna, para rescatar lo más verdadero que hay en nosotros; el centro o nuestro Ser profimdo.
CÓMO HACERLO
Contemplándola), dibujándolos y pintándolos, y así legrar
una forma de meditación muy efectiva contra el estrés y los bloqueos emocionales.

Los chakras del cuerpo

Los chakras y el poder.
En todos los cuerpos energéticos existe un sistema de chakras, una serie de centros de recepción de la energía que fluye por el mundo y desde las demás personas. Son la puerta tanto de entrada como de salida de la fuerza energética de nuestro cuerpo, cuya intensidad de tránsito dicta nuestra personalidad.
Existe toda un serie de chakras, pero el que nos interesa ahora es el tercero o “chakra plexo solar”. Ubicado a la altura de la boca del estómago, debajo del esternón, está vinculado con la regulación de las emociones fuertes (como la rabia, el odio, la pasión, la furia, la culpa, la vergüenza, el resentimiento, etcétera).
El poder, la capacidad de la fuerza, de la potencia, de la energía, está relacionada íntimamente con este chakra. Después de todo, funciona como una especie de cerebro inferior, dando origen todas las emociones intensas.

Yoga del amor

Ejercicio de amor.
La meditación es también el camino para alcanzar el amor incondicional, el amor intangible y universal. Una buena forma de acercarse a él es realizando el siguiente ejercicio:
1) Mire todo con amor. Coloque la actitud y la intención amorosa en sus ojos. Observe el mundo desde este lugar, apreciando los objetos y las personas.
2) Escuche desde el amor. Reciba todos los sonidos y palabras con amor, sin críticas, con aceptación.
3) Cuando ya no tenga que esforzarse para mirar y escuchar con amor, cuando estas cosas le salgan naturalmente, empiece a sentir con amor. Relaciónese con el mundo tocando sus objetos con amor, dejando que el cariño que siente se transmita a los demás y a su entorno.
De esta forma, se enfrentará a la realidad de otra manera, mirando todo con ojos llenos de amor. Y ya no sentirá hostilidad desde el mundo, ni tendrá temor: habrá alcanzado un nivel de espiritualidad tan superior que estará conectado con la energía vital, la energía de amor que fluye por el aire.

Materia y espiritu

La materia divide, el espíritu une. Divide una manzana en cuatro y siempre será posible pelearse por quién tiene la parte más grande, pero si cuatro personas aprenden una oración, nadie priva a otro de poseerla y la oración se vuelve así, la base de una unificación. Cuando el objetivo de una civilización consiste en cosas materiales, existe un incremento en el potencial de envidia, avaricia y guerra. Los hombres, divididos, buscan entonces un dictador que los una no en la unidad del amor, sino en la falsa unidad de las tres”p”: Poder, Política y Policía.
Fulton J. Sheen.

Maestros de yoga

Conectándonos con los Arturianos es el nombre del libro de David Millar que recientemente publicó Ediciones Alcyone. Millar es psicotera-peuta y trabajador social en Ohio, Estados Unidos. Desde hace once años, canaliza a 12 maestros, entre los cuales se incluyen el Arcángel Metatrón y el Arcángel Miguel. En libro incluye los mensajes que Miller recibió de estos maestros, así como explica las claves del proceso de ascensión y la manera en que debemos actuar para ayudar al mundo a evolucionar hacia un nuevo plano espiritual.