Archivo de la categoría ‘LA DISCIPLINA DEL YOGA’

Prana yoga

Estamos ahora en el final del viaje. Empezamos con citta-vritti-nirodha; y ahora nos dicen que el Samadhi sin semilla es el final. Durante todo este viaje, nuestra atención fue atraída hacia citta (la mente), base sobre la que se libran todas las batallas de la vida. Las batallas son entre el hombre en un extremo, y el mundo, lleno de una pasmosa variedad de objetos, incluido el hombre, en el otro extremo. La historia del hombre es la historia de los giros que estas batallas asumen de tiempo en tiempo, una época tras otra. Es la mente la que hace o deshace a un hombre. La mente atrapada en vritti-sarupya (la identificación con las elecciones) deshace al hombre; y la mente totalmente desenredada de vritti-sarupya establece al hombre en su identidad existencial.

Libros yoga

DEL SAMADHI BASADO EN LA SEMILLA AL SAMADHI SIN SEMILLA
Sutras 47 a 51
47. Nirvicára-vaisáradye-adhyátma-prasádah
El aprovechamiento en el estado de vacío de todo movimiento de pensamiento da por resultado una graciosa felicidad interior de disposición.
48. Rtambhará tatra prajñá
Allí [en la gracia interior] habita la sabiduría, o la inteligencia cargada de realidad.
49. Srutánumána prajñábhyámanya-vishayá viseshárthatvát Esta sabiduría, o inteligencia cargada de realidad, es distinta
de la inteligencia asociada con palabras e inferencias, porque significa algo único y extraordinario.
50. Tajjah sanskáronyasanskára-pratibandhí
Las impresiones nacidas de esto se oponen y eliminan a todas las otras impregnaciones obligatorias.
51. Tasyápi nirodhe sarvanirodhán-nirbíjah samádhih
La terminación incluso de estas [nuevas] impresiones da por resultado la terminación de todo. Lo que emerge de esta terminación de todo es nirbija [sin semilla] Samadhi.

Yoga salud

Estos cuatro géneros de Samapattis caen bajo un solo título, llamado sabija Samadhi. La pregunta aquí es: ¿por qué este Samadhi se asocia con una “semilla” (bija)? ¿Qué se indica exactamente con la palabra bija o semilla? ¿Cómo el nirvitarka Samapatti, en el que las cosas se ven como son en su radiación exis-tencial, puede ser producto de alguna semilla? Y asimismo, ¿cómo el nirvicara Samapatti, en el que los elementos sutiles que subya-cen en todos los objetos macizos se ven disolver en una especie de vaciedad del espacio, puede decirse que esté asociado o sostenido por alguna “semilla”? Los siguientes Sutras arrojan alguna luz sobre estas perturbadoras preguntas.

Yoga

De hecho, estos últimos no tienen lugar en vicara o en la libre investigación. En la libre investigación sólo observamos lo que es, y nunca llegamos a conclusión alguna. Porque estar atrapado en las conclusiones, lo cual implica necesariamente elección e inferencia, es volver a la confusión y al caos. Por tanto, nos hallamos en un estado de atención alerta y sólo vemos las cosas como son en su autenticidad existencial. Tal visión pura revela los elementos sutiles que subyacen en las cosas en su interacción natural mutua. La sensibilidad es ahora tan aguda y tan penetrante que las cosas y sus movimientos sutiles que antes jamás se vieron, se perciben ahora como si fuera a la luz de una iluminación interior. Esto es savicara Samapatti. Y cuando se ven los elementos sutiles que subyacen en los movimientos de las cosas, ocurre que, precisamente porque se las ve como son, se disuelven en un estado del ser en el que estas cosas sutiles pierden todas las señales por las que se las podría identificar. Y, como ahora no hay nada que identificar, el movimiento de vicara llega a su fin. Este estado se llama nirvicara Samapatti.

Sutra

El Sutra 44 habla de savicara y nirvicara Samapatti. Cuando estamos libres de los tentáculos del conocimiento inferencial, empezamos a ver las cosas como son en su radiación existencial, sin la mediación de las palabras y sus significados convencionales. Entonces, nos hallamos en un estado de libre investigación, un proceso investigativo del pensamiento, que es vicara. Esto es distinto de todos los procesos inferenciales.

Video yoga

Tras adivinar la naturaleza y la estructura del conocimiento inferencial, nos liberamos de sus tentáculos. Esta libertad respecto del conocimiento inferencial pone en un estado que se denomina nlrvitarka Samapatti —Samapatti exento de tarka y de conocimiento inferencial (Sutra 43). Esto lo produce un proceso de negación de todas las impregnaciones de la memoria generadas por palabras, sobre cuya base funciona, por lo general, la acción de reconocimiento e inferencia. La mente purificada de todas las impregnaciones pasadas, y el vaso de la memoria vaciado de ellas, adquiere una pureza y una claridad en la que no prevalece el reconocimiento sino la percepción pura. En este estado, todo el conocimiento inferencial, junto con las palabras y sus significados convencionales se ve como un impedimento para la percepción directa de la verdad, o de las cosas como son.

Yoga integral

Todo este caos y toda esta confusión se adivina y trasciende en savitarka Samadhi. Esto se llama savitarka porque todo conocimiento obtenido a través de palabras y de sus significados convencionales es básicamente inferencial. Tarka significa inferencia. Y la inferencia necesita un referente metido en el aparato de la memoria. La influencia que este conocimiento inferencial ejerce sobre las mentes de los hombres de todo el mundo es tan colosal, y el prestigio que goza es tan pavoroso, que parece casi irremediable la esclavitud del hombre a ella. Savitarka Samadhi libera al hombre de esta esclavitud entorpecedora.

Yoga asanas

El Sutra 42 habla de la primera transformación que se produce. Esta se denomina savitarka Samadhi. En este género de Samapatti vemos la actividad de las palabras, sus significados y el conocimiento que imparten, junto con la confusión que resulta de su entremezcla. En esta percepción, cada uno de estos tres factores, junto con sus funciones específicas, se ve distinto de los otros dos.  Debido a una clarísima percepción de estas distinciones no hay lugar a confusión, que invariablemente nace de la mezcla de estos tres factores entre sí. Tal confusión es la que conduce a confundir la palabra con el significado y viceversa. Y puesto que el conocimiento no es sino un proceso de reconocimiento de las cosas a través de las palabras y sus significados convencionales, también se convierte en un aturrullante lío de confusión, lleno de contradicciones interiores e inadvertidas. Asimismo, puesto que el conocimiento es siempre del pasado, y, por tanto, una reacción ínsita a la percepción presente, está ligado invariablemente con palabras y con sus significados fijos basados en las impregnaciones de experiencias pasadas.

Tantra yoga

Hay otra cuestión más importante que ha de notarse respecto a Samapatti, el estado reflexivo. La mente en este estado no sólo refleja todo lo que sigue como resultado de la interacción constante entre el hombre y el mundo, sino que también permanece totalmente inmaculada por lo que refleja. Semeja un cristal puro que refleja los colores de un objeto que se le pone cerca, pero que ni recibe ni retiene mancha alguna en su cuerpo como puede verse cuando se aleja el objeto de él. Y hasta cuando refleja los colores de un objeto adyacente, no absorbe mancha y permanece totalmente libre de los colores que refleja. La mente de Samapatti se comporta exactamente así. Refleja todo, dentro y fuera, pero permanece totalmente incontaminada por tales reflejos. Este es un agudo contraste con el estado vritti-sarupya. En este último estado de la mente, por una fracción de segundo, refleja los colores, pero inmediatamente se identifica con las elecciones efectuadas respecto a ellos. Por tanto, no refleja nada porque la suciedad de las identificaciones destruye su reflexividad y la torna insensible a lo “que es”. Lo exactamente contrario a esto es lo que ocurre con el estado Samapatti. Samapatti es, pues, un estado de transformación total del estado vritti-sarupya. Debido a esta transformación, cuanto entre ahora en la mente clara como un cristal experimenta también una transformación por el poder mismo de la percepción pura.

Yoga

Hasta ahora hemos viajado: a) de citta-vritti-nirodha a sthiti; b) de sthiti a vairagya, y c) del poder vasikara de vairagya a Samapatti —el estado reflexivo. Los Sutras 42 a 45 nos hablan de que este estado Samapatti de la mente florece en cuatro géneros de Samadhi, todos los cuales caen bajo la categoría de sabiya Samadhi (Sutra 46).