Archivo de la categoría ‘Feng shui’

Habitaciones de recien nacidos

COMO DEBE SER EL DORMITORIO DEL RECIÉN NACIDO.
• Los colores suaves son los más benéficos. Tener en cuenta los tonos de las paredes, el mobiliario, los objetos decorativos y la ropa de cuna. Evitar los colores intensos como el rojo y el negro.
• Emplear los materiales según el Kua del lugar donde se ubique la habitación.
• La orientación de la cuna es muy importante. Las direcciones generales más favorables para la calidad del sueño son tres: la cabeza orientada hacia el Norte, Este o Nordeste. También es aconsejable que, en el cabezal de la cuna, haya una pared sólida.
• No colocar la cuna debajo de una ventana, porque los sonidos externos alteran la calidad del sueño del bebé.
• Desde la cuna se debe ver la puerta de acceso a la habitación, pues por allí entra la vitalidad que fluye dentro de la vivienda.
• Prescindir de grandes espejos que reflejen la imagen del bebé durmiendo, porque esto deteriora la calidad del sueño.
• Dejar libre el centro de la habitación, para que el bebé disponga de un amplio espacio de juego.

Feng shui para bebés

FENG SHUI PARA LAS NUEVE LUNAS.
La preconcepción (el tiempo previo). Movimiento 1: Kuas de Viento y Tierra. La etapa previa a la concepción abarca desde el primer movimiento en el Pa Kua y está gobernada por la posición Sudoeste, en la que el Kua de Tierra crea el ambiente receptivo y de encuentro, mientras que el de Viento permite a la pareja difundir y profundizar esa sensación. La concepción. Movimiento 2: Kuas de Cielo y Fuego. Los Kuas que rigen esta fase son el Fuego —la esencia Yang que aporta el padre y el Cielo, o la energía que se adentra en la receptividad y la profundidad de la Tierra -el arquetipo maternal— para fecundarla.
Movimiento
3: Kuas de Tierra y Agua. Esta etapa está caracterizada por un movimiento Yin en el cual se muestra un descenso vertical de la energía hacia las profundidades de la Tierra. Es importante, durante este mes, darle presencia al fuego en la casa. Se puede optar por velas (dejar la casa en penumbras y conversar a la luz de una llama) o bien encender la chimenea y contemplar el fuego mientras la pareja se relaja. Pueden conseguir una grabación de sonidos marinos y de cantos de ballenas y delfines. Al acostarse por las noches, es aconsejable que se duerman escuchando esos sonidos: brindan paz, calma y una reconfortante sensación de armonía. También resulta beneficioso que la madre camine descalza sobre la tierra o la arena, se bañe en el mar y experimente la misma sensación de ingravidez que percibe su bebé dentro del útero. El dormitorio del bebé debe permanecer en orden y, si es posible, en penumbras.
I Movimiento 4: Kuas de Fuego y Trueno. Durante el segundo mes de embarazo, el bebé da un giro en su percepción: de los arquetipos y fuerzas universales que había vivido en las profundidades de la Tierra pasa a las de su especie, la humanidad. Su sensibilidad estará abierta y se encontrará en un estado que se podría definir como soñar despierto. En este período se libera la herencia de los padres representada por el Kua de Trueno (los antepasados). Es importante tener plantas en la casa, concurrir a espacios abiertos (parques, bosques) y tomar contacto con la naturaleza. También es aconsejable que los padres observen juntos fotografías de sus antepasados o cualquier objeto que haya pertenecido a sus ancestros.
Movimiento
5: Kuas de Agua y Lago. La fuerza del Trueno se desplaza hacia el Oeste, y el Lago es apoyado por un movimiento hacia la profundidad: el Agua.
El Lago es una energía serena y tranquila, alegre. El movimiento energético se desplaza de lo general a lo particular: el origen de la vida se concreta y materializa en el desarrollo del bebé. Es importante —durante este período— acariciar objetos metálicos de sensaciones agradables.
En el tercer mes, el área importante de la casa es el Oeste, por lo que se debe poner especial atención en ese sector.
El Movimiento 6: Kuas de Lago y Viento. El bebé despierta al tacto y es capaz de percibir los límites uterinos en el vientre materno, mientras que en su mundo interior se definen con mayor precisión los primeros sonidos. Es el momento de redescubrir los sentidos: en esta etapa es esencial acariciar el vientre materno para ayudar a sentir al bebé, para que éste perciba el cariño de sus padres y de todos los que esperan su llegada. También es aconsejable reproducir sonidos suaves cerca de la panza.

Feng shui kua

Cómo potenciar las áreas Kua:
l.Las áreas Kua de Trueno y de Viento se estimulan con plantas interiores, imágenes de la naturaleza, tallas de madera y ramas de árboles. También con objetos decorativos que integren la presencia del agua: fuentes, acuarios o peceras.
2. El área Kua de Fuego puede estimularse incrementando la luz de los ambientes con lámparas y velas.
3. El área Kua de Tierra se estimula con la presencia de objetos de barro, loza o cerámica.
4. Las áreas de Lago y de Cielo se estimulan con objetos metálicos, redondos y plateados.
5.El área del Agua se potencia con objetos decorativos que contengan ese elemento (peceras, fuentes, jarrones). Es importante renovar periódicamente el agua allí contenida.
6. El área Kua de Montaña se estimula con cuarzos. Las cinco energías de la naturaleza deben ser presentadas al bebé para que éste pueda absorber sus estímulos positivos y potenciar los efectos benéficos del contacto con todo aquello que conforma el mundo natural. Éstas son algunas ideas para que el recién llegado conozca las diferentes energías:
Permitir que el cuerpo del bebé o sus pies descalzos entren en contacto con Tierra. Ponerlo en contacto con las rocas para que sienta la energía del Metal. Preparar baños agradables para que comience a relacionarse con el Agua. Además, esto es muy positivo para el bebé porque le recuerda el ambiente del vientre materno.
Concurrir a una plaza o a un bosque y dejar que el bebé duerma la siesta bajo un gran árbol, para que absorba la energía de la Madera. Mostrarle la llama de una vela. Dejar que paulatinamente se acostumbre a los rayos del sol (con cuidado y sin exponerlo en forma directa). Más adelante, también se le puede mostrar el fuego en una chimenea.

Feng shui para embarazadas

Feng-Shui para embarazadas y bebés.

Salud y bienestar para futuras mamas y recién nacidos
El Feng Shui es una disciplina oriental dedicada a estimular la energía que fluye en el medio ambiente y la naturaleza, con el fin de promover la salud y el bienestar de las personas y favorecer diversos aspectos de sus vidas. Para aplicar el Feng Shui moderno se parte esencialmente de los ambientes en donde nos movemos a diario (el hogar, la oficina) y se pretende reproducir allí la circulación de la energía tal como se produce en la naturaleza misma. a visión del mundo que propone el Feng Shui se sostiene en tres preceptos básicos: La realidad material tiene una contracara: la energía.
Las personas también tienen esta doble faceta y. por lo tanto, poseen un campo energético propio.
La energía que fluye en el universo y los campos de energía individuales son fundamentalmente la misma energía y —por lo tanto— están estrechamente relacionados entre sí.
Precisamente por medio de la energía, el Feng Shui puede intervenir en los acontecimientos, propiciando una vida más intensa y plena. Esta milenaria técnica también puede aplicarse a las mujeres embarazadas y a sus hijos recién nacidos por medio de ciertos cambios en la casa y en el dormitorio del bebé. Preparar la caía para la llegada del nuevo ntegrante de la familia es una muy buena opción que puede hacerse realidad gradas al Feng Shui.
La esfera del Pa Kua
Los ocho Kuas son imágenes constituidas por tres líneas que pueden ser completas o discontinuas. Las lineas completas representan el principio ang celeste, mientas que las líneas quebradas representan el principio Yin receptivo de la Tierra. Cada Kua tiene tres niveles: el inferior se refiere a la influencia de la energía de la Tierra, el superior a la energía del Cielo y el intermedio representa la influencia del Cielo y la Tierra en la humanidad en un momento dado. Para aplicar los Pa Kua debe sobreponerse el círculo al plano de la casa. Así se podrán reconocer las ocho áreas de la vivienda. Cada Kua recibe un nombre relativo a su naturaleza y a la energía que representa:
• La Tierra: simboliza la energía receptiva del planeta, el arquetipo maternal, la cooperación y la relación entre las personas.
• El Cielo: hace referencia a la energía creativa del universo, el principio maternal, el mundo interior y la solidaridad.
• El Fuego: es la energía transformadora y la capacidad para irradiar.
• El Agua: simboliza a la energía inconsciente, las potencialidades desconocidas, el viaje de la vida, el estudio y el trabajo.
• El Trueno: hace referencia a la sabiduría de los antepasados, la educación y la relación con los familiares.
• El Viento: simboliza la plenitud y la abundancia de vitalidad, la salud y la capacidad para obtener recursos.
• El Lago: se refiere a la creatividad, la calma, la paz interior, la alegría y la relación con los hijos.
• La Montaña: simboliza el conocimiento interior y el final de los ciclos, la intuición y la muerte.
En el Pa Kua Yang la energía tiene un movimiento circular y sincronizado con las cuatro estaciones, y se representa en una figura octogonal orientada hacia los puntos cardinales.
• El Trueno y el Viento ocupan en el octágono, respectivamente, las áreas del Este y Sudeste. Son de energía Madera y alcanzan su potencial en primavera.
• El Fuego ocupa el área sur del octágono y llega a su plenitud en verano.
• La Tierra ocupa el área del Sudoeste, y su tiempo pertenece a la última etapa del verano.
• El Lago y el Cielo, respectivamente, ocupan las áreas del Oeste y el Noroeste del Pa Kua, unidos por la energía Metal y la estación de invierno.
• La Montaña ocupa el área Nordeste y su influencia se potencia al final del invierno.