Archivo de la categoría ‘EL HOMBRE LA MENTE Y EL MUNDO’

Potenciar la memoria

Cómo potenciar la memoria y dejar de lado el… “No me acuerdo”.

A partir de los treinta años se inicia una paulatina pérdida de la memoria, que se acentúa pasados ¡os cincuenta años. Pero, ¡no es irreversible! La memoria es nuestra capacidad de con-l servar lo vivido y lo aprendido para que
posteriormente pueda ser recordado. Su misión es orientar el comportamiento presente en función del tiempo pasado. La memoria funciona a través del registro ambiental, el registro sensorial, y el almacenamiento de datos a corto y a largo plazo.
REGISTRO AMBIENTAL: nos permite percibir la información que existe en el ambiente en el que nos movemos. REGISTRO SENSORIAL: permite registrar los datos por cualquiera de nuestros cinco sentidos.
ALMACENAMIENTO A CORTO PLAZO: codifica, establece y almacena las estrategias de recuperación.
ALMACENAMIENTO A LARGO PLAZO: lo que se guarda de manera permanente.
Contrariamente a lo que se cree, la memoria no es un órgano que emite recuerdos. Recor-dar no es como mirar un álbum de fotos donde están fijadas las secuencias; es un proceso activo y dirigido que selecciona los datos más representativos, almacenándolos de una manera codificada para, posteriormente, poder recuperarlos.
Estrategias simples para no olvidar
Para recordar un acontecimiento en particular:
Recrear los detalles. Cuantas más asociaciones y juegos de palabras se hagan, más rutas se crearán para recuperarlo.
Para recordar frases difíciles:
Establecer uno mismo relaciones, inventar siglas.
Para recordar un nombre: Pensar cómo se llama su pareja, cuál es su trabajo, recordar alguna situación con él.          Para recordar párrafos:
Memorizarlos utilizando más de un sentido, por ejemplo vista y oído en el caso de una canción.
Para recordar informaciones complejas: Dividir la información en partes.

Atención y memoria.                                                                                                                                                                                                       Para recordar un suceso en particular se debe estar —primero que nada— atento, concentrándose en ello y estando seguro de haberlo captado en su totalidad. Con un simple ejemplo clarificaremos el tema: cuando no se sabe dónde se ha estacionado nuestro auto, no es que se lo haya olvidado, sino simplemente que no se estaba prestando la debida atención al lugar en sí, ocupado por las maniobras que implica estacionar o por charlar con un acompañante. Es por eso que no se registró la ubicación del coche.
Es muy común que este hecho se repita una y otra vez en la vida diaria, ya que nuestra capacidad de atención es limitada. Cuando se discute acaloradamente con alguien, es imposible concentrase al mismo tiempo en recordar el lugar donde se dejó las llaves de nuestra casa u otro dato concreto por el estilo.

Fuentes del conocimiento

“Sembrar la vida es dispensar innumerables esfuerzos “.
Morin es un pensador difícil de encasillar: fue militante comunista y hoy es un entusiasta adhérente de los movimientos ecologistas. Nacido en París en 1921, publica en 1987 Pensar Europa, donde apuesta por su unificación orgánica, por la democracia y por el respeto a las diversidades.
Morin compara a Europa con una crisálida que está esperando su metamorfosis, paso previo a una organización federal de toda la humanidad.
Alejándose de la política, en su obra ha buceado en la complejidad del hombre: “Creo que únicamente me planteo una de esas cuestiones ingenuas, banales, evidentes, que todos solemos plantearnos entre los siete y los dieciocho, y que luego se reprimen, se asfixian y se ridiculizan en cuanto entramos en las universidades y en las doctrinas.
“Es reconfortante alejarse para siempre de la palabra maestra que tiene una explicación para todo, de la letanía que pretende resolverlo todo. Es reconfortante, en fin, considerar el mundo, la vida, el hombre, el conocimiento y la acción como sistemas abiertos. La apertura, brecha sobre lo insondable y la nada, herida original de nuestro espíritu y nuestra vida, es también la boca sedienta y hambrienta a través de la cual nuestro espíritu y nuestra vida desean, respiran, beben, comen, besan”.
Su aspiración de una sociedad mejor está latente en la conclusión de su libro Para salir del siglo XX :
“Estamos en ruta hacia el tercer milenio. No sabemos si todo está ya decidido, si nada está decidido. Nada es seguro, sobre todo no lo es en lo mejor, pero comprendido también lo peor. Tenemos que jugar en la noche y en la niebla.
“Tenemos, en fin, que formular el principio espermático de la acción política. La acción política no está dotada de la eficacia de la acción física, en la que cada martillazo, si es bien asestado, hunde un poco más el clavo. No es sólo que en política uno derribe el muro creyendo hundir el clavo; es que la eficacia política, como la eficacia biológica de la sexualidad, tienen necesidad de innumerables esfuerzos infructuosos, de derroche inusitado de energía y de sustancia para llegar al fin de una fecundación. Miríadas de esporas y pólenes se alzan de las plantas y mueren en su mayoría antes de nacer.
“Sembrar la vida, para nosotros, es dispensar innumerables esfuerzos, es la producción de innumerables gérmenes, pero al mismo tiempo puede coincidir con amarse, es decir, con el amor que transfigura a dos seres y encuentra su finalidad en su éxtasis de comunión.
“Y he aquí el símbolo, que cada uno ha podido y puede vivir, de esta identidad compleja entre el acoplamiento de dos seres y la realización ciega de una función procedente del fondo de las eras y que se dirige hacia el horizonte de los tiempos; volvemos a lo que sabíamos antes de todo conocimiento y de toda conciencia, mientras llegamos a lo que todo conocimiento y toda conciencia nos piden que realicemos y extendamos: sembrar, amarse”.

Conocimiento y libertad

Carlos Castaneda: “Existen muchas más cosas en el mundo que las que normalmente conocemos”.
En su obra, Castañeda propone como requisito previo a todo conocimiento una vida disciplinada, una vida con corazón.
Caños Castañeda era un estudiante de antropología de la Universidad de California que, en un viaje para obtener información sobre el uso de las plantas medicinales y psicotrópicas en el sudoeste de los Estados Unidos, conoce al mítico Don Juan, un viejo indio mejicano que se convierte en su maestro. Así, Castañeda atraviesa una serie de etapas de aprendizaje que le harán verse desde otra dimensión de conciencia, recorriendo el camino del guerrero hasta convertirse en un hombre de conocimiento, es decir en nagual.
Don Juan le enseña a Castañeda dos caminos para alcanzar el estado de conocimiento y libertad: el arte de ensoñar (transformación de los sueños ordinarios en una conciencia controlada mediante la atención) y el arte de acechar (que posibilita no perder nunca el centro de equilibrio, utilizando un mínimo de energía en cada situación).
Otro de los principios fundamentales es el de la recapitulación, el detallado recuerdo de los eventos de los cuales hemos sido protagonistas en nuestra historia personal. Así lo aclaraba Castañeda:
“En primer lugar hay que hacer una lista de todas las personas que uno ha conocido a lo largo de toda la vida, una lista de todos aquellos que de una u otra manera nos han forzado a poner el ego sobre la mesa. Debemos traer de vuelta a todos los que han colaborado para que entremos en ese juego de ‘me quieren o no me quieren’. Juego que no es otra cosa que un vivir volcados sobre nosotros mismos. Se van trayendo cuidadosamente las imágenes y se van fijando frente a uno; luego, con un movimiento de cabeza de derecha a izquierda, se sopla cada una de la imágenes como si las barriésemos de nuestra visión. El aliento es mágico. Uno se despoja de todo. Entonces, sólo queda la tarea: la tarea en toda su simpleza, pureza y crudeza”.
Para Don Juan, el ser humano es importante y central. Al no separarlo del mundo de la naturaleza, lo que hace es devolverlo a una posición digna y mágica.
“Hemos de comprender que existen muchas más cosas en el mundo que las que normalmente reconocemos. Nos han enseñado cómo ver y entender el mundo… Para mí, la forma de vivir —el camino del corazón— no es la introspección o la trascendencia ‘mística’, sino la presencia en el mundo, para romper con la certeza de que el mundo es de la forma que siempre nos han enseñado. Se debe aprender una nueva descripción del mundo —en mi caso, la brujería— y luego mantenerlos a ambos, el viejo y el nuevo, juntos. Entonces puede percibirse que ninguna de las descripciones es definitiva. Entonces se detiene el mundo y se ve. Nos quedamos con lo que maravilla. La verdadera maravilla de ver al mundo sin interpretación”.
A través de Don Juan, reconocemos la existencia de dos mundos, a partir de dos niveles diferentes de percepción: el tonal o mundo de la percepción ordinaria, que se sostiene gracias al desnate del primer anillo de poder; y el nagua] o mundo de la percepción no ordinaria, donde el guerrero pretende alcanzar la libertad de espíritu. Castañeda así lo entiende:
“Cada vez que queremos llegar a algún sitio, necesitamos un mapa con puntos de referencia claros para no perdernos. No encontramos nada sin un mapa. En vez de lo que hay que ver, terminamos viendo el mapa que llevamos dentro. Cortar constantemente los lazos que nos conducen a los puntos de referencia conocidos es la última enseñanza de Donjuán”.

Tratamiento de hipocondria

Contrariamente a lo que sugiere el sentido común, el intento de autoconvencerse o de buscar el convencimiento de otros para nejar un dato que pueda ser indicativo de una enfermedad, no solamente no sirve para aliviar el miedo, sino que lo mantiene y lo refuerza. Mucho más efectiva es la aceptación realista de nuestra condición mortal.
Es muy difícil enfrentar un tema como la muerte, pero todos lo tenemos que abordar. Hay diversas formas de hacerlo: hay quienes no piensan en ello nunca, aunque estén muy enfermos, y quienes -como los hipocondríacos- sufren diariamente imaginándose el momento.
Para superar la hipocondría hay que exponerse, no evitar aquello que uno teme. Esto no quiere decir que se tiene que sufrir terriblemente y pasarlo mal para ponerse bien. A tal fin es conveniente recordar que: Cuando se tenga miedo, en vez de escapar es necesario aprender a relajarse.
Ya que se mira hacia adentro, hay que mirarse lo bueno.
Si es absurdo negar la muelle, lo es mucho más despeiúiciar la vida.
No hay un tratamiento farmacológico contra la hipocondría
No existe ningún psicofámiaco capaz de controlar la hipocondría. Debido a las características de estos pacientes, es muy importante que no depositen sus expectativas de mejoría en los efectos “mágicos” de una medicación.
Los especialistas saben que la hipocondría está íntimamente ligada a los estados de intensa ansiedad, a las obsesiones y a la depresión. Por lo tanto, las prescripciones médicas, de ser necesarias, son las señaladas para esos casos. Además, hay que recordar que si la hipocondría deriva en una depresión seria, el tratamiento psicológico sigue siendo una buena manera de encarar el problema.

Saber envejecer

¿Como estoy envejeciendo?

Contestar con toda franqueza y objetividad posible cada una de las preguntas.
A. Enfermedades cardiovasculares
Entre sus padres y abuelos, ¿cuántos casos hubo de ataques cardíacos o problemas cardiovasculares antes de los sesenta años?
Ninguno………………10 puntos
Uno o dos…………..5 puntos
Tres o más…………..0 puntos
B. Mi última medición de colesterol fue:
Excelente……………..10 puntos
Normal………………..5 puntos
Mala……………………..0 puntos
C. Mi última medición de presión arterial fue:
Excelente…………….10 puntos
Normal………………..5 puntos
Mala……………………..0 puntos
D. Satisfacción laboral
Cuando voy a mi trabajo me siento:
Deseoso de nuevos desafíos…………………10 puntos

Dispuesto a trabajar pero sin
entusiasmo…………..5 puntos
Sin interés, es sólo
un trabajo…………….0 puntos
E. Tabaquismo
En los últimos cinco años: No he fumado
nunca…………………..10 puntos
Fumé de vez
en cuando……………5 puntos
Fumo
regularmente………0 puntos
F. Estado físico
Esta categoría incluye una amplia variedad de indicadores, tales como coordinación física, respiración, reacción, circulación, etc.
Para valorarse compare su estado físico de la actualidad con el funcionamiento de su cuerpo hace diez años:
Me siento igual………..10 puntos
Noto algunas cosas
que no están bien……5 puntos
Me trato por una enfermedad………………0 puntos
G. Felicidad
Teniendo todo en cuenta, últimamente mi vida ha sido: Muy atornillada…….10 puntos
Buena……………………..5 puntos
Como la de
cualquiera………………0 puntos
H. Autovaloración de salud
Este año mi salud general ha sido:
Excelente……………..10 puntos
Buena…………………….5 puntos
Regular o mala…….0 puntos
I. Inteligencia general
Usted considera que su inteligencia es: Superior a la
media……………………10 puntos
Normal………………….5 puntos
Inferior………………….0 puntos
RESULTADO FINAL
90 puntos: tiene todas las probabilidades de vivir mucho más que el promedio general (setenta y ocho las mujeres, setenta y dos los hombres).
Entre 65 y 90 puntos: es un resultado por encima de la media general. Su expectativa de vida superará en algunos años la normal.
Entre 45 y 65 puntos: su expectativa de vida está de acuerdo con la media estadística. Por debajo de los 40 puntos:
debe prestar más atención a su salud. No es motivo para alarmarse, pero debe comenzar una nueva vida.
Para tener una idea más exacta de su posición puede afinar su puntuación, teniendo en cuenta algunos factores:
Edad: si usted tiene más de cincuenta años, un resultado de 75 — 90 indica una mayor probabilidad de vivir mucho tiempo. La misma cifra no posee tanto valor si usted tiene treinta años. Hábitos y estilo de vida: los hábitos regulares se relacionan con la vida larga. Esto incluye comer tres veces al día, dormir ocho horas diarias, acostarse a tiempo. Además, los casados tienen mayores expectativas de vida que los solteros. El consumo de alcohol reduce la expectativa de vida.
Peso: lo mejor es mantener el peso ideal. No hay daño en un exceso de hasta diez kilos. La vida se acorta con la obesidad (un sobrepeso del quince por ciento por sobre lo ideal) o cuando el peso ha cambiado drásticamente.

Vivir mas tiempo

En 1986, el doctor Jay Glaser investigó uno de los elementos químicos que se presentan naturalmente en el cuerpo y que puede estar relacionado con la longevidad: una hormona esteroide llamada DHEA. A Glaser no le interesaba extraer y vender la DHEA como una droga de la juventud; él quiso saber cómo se producía naturalmente en el cuerpo. Demostró que los que practicaban meditación trascendental tenían un mayor porcentaje de DHEA y decrecía su edad biológica. Este hallazgo impresionante era independiente de la dieta de los sujetos y su ejercicio.

El poder de la gratitud

Es normal gastar energía luchando y pensando en que debemos obtener más cosas, mientras olvidamos agradecer por lo que hemos logrado.
Expresar agradecimiento por todo lo que tenemos y también por aquello que nos falta es la clave de gratitud, una actitud que acerca a la felicidad, ya que permite desear algo y trabajar para conseguirlo. De esta forma, la energía que emanamos atrae lo positivo de la vida, disolviendo los sentimientos de miedo, culpa y preocupación.
Para comenzar a dar gracias, nada mejor que seguir los siguientes consejos:
– Escribir cada noche un diario de agradecimientos, donde se anote todo aquello que hemos recibido durante el día, desde los rayos del sol hasta un ramo de flores.
– Al despertar, dar gracias por el nuevo día. Pensar en positivo permite cambiar las situaciones y convertir cualquier experiencia en una estimulante lección de vida.
– Cuando las cosas van mal, expresar gratitud por ser capaz de vivirlas, de comprenderlas o de ponerles remedio.
– Sentirse feliz de estar vivo y dar las gracias por todo lo que nos hace estar de esa manera. Hasta la más mínima sensación agradable debe ser agradecida.
– Aceptar la espontaneidad, sin esperar una vida planificada.
– Prestar mucha atención a cada detalle que se ve, se toca, se siente o se huele. La percepción sensorial es la vía de entrada a las cosas que necesitan ser agradecidas.

Causas insomnio

Muchas personas padecen de insomnio sin saberlo. Es que usualmente se cree que se trata, simplemente, de la incapacidad de dormir. Sin embargo, el insomnio tiene tres formas bien diferenciadas, y son varios quienes pueden padecerlas.
– INSOMNIO INICIAL: El cuerpo está cansado, pero el interior se encuentra agitado. La mente continúa dando vueltas a los pensamientos que la han dominado durante el día, e impide que el mecanismo del sueño desconecte el estado de alerta. La causa de este tipo de insomnio puede ser una personalidad muy rígida y controladora, que no puede evitar ocuparse de todo en todo momento.
– INSOMNIO NOCTURNO: Lo sufren las personas que se despiertan en plena noche y a ciertas horas. Entre las dos y las cuatro de la madrugada, el sueño se interrumpe y llega la ansiedad. Este súbito despertar es producto de todos los enfados y rencores que no fueron eliminados. Suele decirse que este mal afecta a las personas que no olvidan injusticias contra los que no han tenido el valor de rebelarse. Se trata, en general, de pequeños disgustos pasajeros, pero hirientes.
– INSOMNIO MATUTINO: El miedo al cambio y a la incertidumbre es el fantasma que empuja a un despertar precoz, antes de que suene el despertador. La persona se acuesta anticipando una mañana incierta o amenazante, sin la rutina que da la seguridad. Ante el cambio, es normal estar lúcido y preparado, repasando todo lo que deparará el día; pero esa actitud puede ahuyentar el sueño.

La adolescencia

La adolescencia es una de las etapas más difíciles de la vida. El problema es que no sólo afecta al adolescente. Quienes forman parte de su núcleo familiar suelen encontrar serias dificultades para relacionarse con él. La psicología da algunos consejos para mejorar la convivencia.
1) Demostrar afecto: aunque muchos adolescentes detestan el contacto físico, necesitan sentirse queridos. De otra forma, buscarán el cariño afuera o se encerrarán en sí mismos.
2) Establecer normas: en una etapa donde se busca libertad y autonomía, tener límites es necesario para no generar desorientación y ansiedad.
3) Comunicación: el diálogo es crucial. Saber escuchar sus opiniones y experiencias, y contar las propias. La mejor manera de iniciar una conversación que muchas veces es difícil es comenzando con temas de actualidad.
4) Ser padre antes que amigo: hacerse amigo del hijo no es lo que un adolescente quiere del padre. Ellos ya tienen sus amigos, y lo que necesitan son padres que los comprendan, den ejemplo y respeten.
5) Evitar la angustia: no hay que obsesionarse con la adolescencia. Las drogas, la promiscuidad y los demás temores deben ser tomados con cautela; no todos los adolescentes entran en estos mundos. Conocer las amistades del chico es una buena forma de saber por qué camino transita nuestro hijo.

Terapia para adicciones

Según la medicina china es..
Una alteración del Shen (de la conciencia o del comportamiento humano), originada por angustia o situaciones traumáticas del pasado que afectan al hígado, a los ríñones y al corazón). Así, se crea un desequilibrio del ritmo armónico de las energías yin y  yang.
Se puede tratar con:
Acupuntura: el tabaquismo afecta a los pulmones; otras drogas al hígado y al sistema nervioso; la sobrealimentación al bazo y al páncreas… Para cada caso hay puntos específicos y generales. Veamos los generales: Vaso Gobernador 20, (llamado “Punto de las Cien Reuniones”, ubicado en la cima de la cabeza); y Vaso Concepción 17, (situado en el medio del pecho).
Auriculoterapia: en tabaquismo se usan puntos de la oreja que corresponden a la boca, pulmones y puntos de ansiedad. En alcoholismo, puntos que estimulan al hígado. La pequeña aguja que se coloca en la oreja queda cubierta por una cinta, y debe estimularse durante varios días, masajeándola.
Chi kung: meditación taoísta, con una técnica llamada Circulación Microcósmica. ¿Cómo se hace? Se lleva la concentración y la respiración hacia la columna, ascendiendo desde el perineo hasta la cima de la cabeza y luego se la hace descender con exhalación por la parte anterior del cuerpo, hasta el ombligo.