Archivo de la categoría ‘Autoconocimiento’

La locura según Foccault

La locura según Foccault

Para Foucault la locura revela la verdad elemental del hombre, esta reduce sus deseos primitivos a sus mecanismos simples a las deter-minaciones más urgentes de su cuerpo. No se puede compartir esta afirmación aunque sí va bien direccionada a descubrir el problema real de la supuesta no conexión de la verdad con la realidad. Lo correcto seria decir que el loco nos devela la realidad del ser humano, así como y por sobre todo, sus instintos y necesidades primarias y genéticas. Para Foucault como para Pinel la locura es una especie de infancia cronológica y social, psicológica y orgánica del hombre. Viendo este último una analogía entre el arte de dirigir a los alienados y el arte de educar a los jóvenes. La afirmación de Pinel nos lleva a plantearnos cuál es el punto realmente común en la actitud de un loco y un joven. Por lo afirmado el punto de común planteado en este libro se resume a que el loco padece una inmadurez que lo acerca a la infancia y que por ende atraviesa una etapa fantasiosa. Cuando se podría deducir lo contrario esto es que todo joven necesariamente es loco o se acerca a la locura, por el solo hecho de su rebelión natural ante las fuerzas conservadoras de una sociedad guiada por sus mayores, que son conservadores precisamente porque no quieren cambiar sus referentes existenciales, que una vez aprendidos, si siguen moviéndose deben implicar una cambio constante de análisis y situaciones imprevistas poco queridas por un ser humano entrado en años. Lo común entonces entre un loco y un joven es simplemente su no aceptación de los principios morales o sociales establecidos por sus mayores los cuales necesariamente quieren transformar y nunca dan por supuestos. El joven, como el loco, asume posturas impensadas para una sociedad y entonces esta marginado. Ambos suelen no poseer diferentes derechos civiles básicos y son considerados irresponsables pues, como decía

Erich Fromm, no han pasado el filtro social, una especie de colador multifa-cético que engloba un serio complejo de normas escritas y de comportamientos derivados de la costumbre que teóricamente no pueden ser alteradas sin una marginación directa o indirecta.
El libro de Foucault es un análisis interesante amplio e instructivo que ronda sobre un punto esencial, y este es la marginación que hacemos quienes entendemos el juego de la normalidad sobre quienes consideramos locos, quienes o no lo entienden o entendiéndolo no lo resisten y se marginan. Pero el libro me lleva a pensar en otro tipo de loco, el loco cómodo que por miedo a competir con los demás en la obtención de sus deseos o necesidades, prefiere ser una víctima que vende su libertad a cambio de tranquilidad y de un techo y comida en una casa de su agrado o de su propia familia. Foucault parte de la base de que el más preciado bien humano es la libertad, pero en ciertas ocasiones existen seres humanos que canjean la libertad por la tranquilidad y la paz espiritual. Esto refleja una inaptitud para competir con los demás seres humanos en la obtención de nuestros deseos, de nuestros instintos primarios y de las urgencias de nuestro cuerpo como el bien lo plantea. Esto es a la postre una actitud que depara un ser no competente para vivir por sí mismo y hacer uso de la libertad. Y mis investigaciones me han demostrado que la locura es acaso el resultado de la no aceptación de la realidad que fomenta verdades mentales poco conectadas a esta y que se sostienen en la búsqueda de la paz espiritual o la tranquilidad del alma humana. Para mantener esta tranquilidad y no conectarse con lo físico el ser humano necesita divorciarse de la realidad generando fantasías. Pero la sociedad exige a todos su conexión a los principios reales de convivencia sobre la cual se sustenta.

La locura moderna segun Focault

Michael Foucault es uno de los primeros representantes del estructuralismo francés. Para compren-der y comentar esta obra suya es necesario entender filosóficamente su concepto de este estructuralismo propio que nos brinda y que fue bien definido por Jean Piaget cuando dijo que el trabajo de Foucault, “es un estructuralismo sin estructuras”. El planteo de su libro deja entrever su visión filosófica central de que existen cambios de episteme que son en sí cambios de discurso que no son producidos por actos humanos, individuales o colectivos, y que ni siquiera ocurren mecánicamente. Esto se dirige a demostrar que hay una discontinuidad entre epistemes, pero que al fin de cuentas existe una razón de cambios que Foucault denomina condiciones de posibilidad. En toda la obra de Foucault se ve y se vislumbra una arqueología del saber que quiere demostrar un espacio general del saber. Cabe, desde una óptica crítica del libro que estamos analizando exponer que Foucault es un estructuralista en todas sus tesis porque se opone al atomismo, y además, porque siempre predomina en él la noción de referencia a los mismos análisis que establece. Este concepto estructuralista es verificable y común en la psicología de la gestalt e incluso en Jacques Lacan. Esta estructura es un sistema de transformaciones que compartan leyes, en tanto que este sistema se conserva o enriquece por el propio juego de transformaciones y autorregulación. La locura en la obra que analizamos de Foucault se basa en una propuesta estructural de que los hombres están sometidos  a  las estructuras y no a la inversa, y que el paso de la historia de la locura se ve delimitado por un marco propio de éstas, que establecen modelos propios de relaciones que son diferentes manifestaciones de un mismo sistema estructural. En el comienzo de su libro Foucault toma como referente primario la encar-nación del mal. Expone que al final de la Edad Media la lepra desaparece del mundo occidental y al margen déla comunidad y en las puertas de las ciudades quedaban los leprosarios vacíos. Psicológicamente nos lleva hacia los arquetipos y recuerdos arcaicos de una edad considerada como poco racional, desde la cual nos hace y obliga comenzar un viaje analítico de la evolución de la locura.
En este viaje imaginario hay un hecho central en el planteo estructural, que llama a nuestro análisis y es precisamente que nos dice que la encarnación del mal era antes la lepra, luego la locura, y que ambas están o estaban al margen de la comunidad como sinónimo de sociedad, y desde este referente primario esboza su obra comprobando esta idea central, la cual establece que la locura, es una conducta marginal frente a la comunidad. Esto nos llevaría a pensar primariamente que toda conducta marginal significa un acto de locura. Pero toda su obra se puede resumir en pocas palabras, la locura para Foucault es un sistema con diferentes manifestaciones que está sometida a las estructuras concordantes a determinados momentos históricos. La lepra desaparece entonces con las Cruzadas cuando estratégicamente Occidente se cierra a Oriente. Y esto es señalado por Foucualt quien aunque no lo dice lo insinúa: la locura entonces suplantará a la lepra y marcará su referente opuesto, un prototipo de hombre normal regido por lo occidental que ve como poco cuerdo todo lo oriental. Esto aparece en el libro de Foucault como una necesidad europea de autodefensa y búsqueda de una identidad que ya se había insinuado evidentemente con Pepino el Breve y Cario Magno así como en los Cantares del Mió Cid en España. Basta verificar nuestra historia para comprender que el desarrollo déla occidentalidad va ligada a un miedo indirecto a contagiarse de lo oriental o de lo africano, que son sinónimos de enfermedades y locuras poco civilizadas o si se prefiere de culturas marginales. ¿Pero marginales a qué referente? A la sociedad europea que se
esta forjando. Olvidado así el leproso, dice Foucault sigue la estructura que permanece aguardando quien la llene, y serán entonces los pobres, los vagabundos, los muchachos del correccional y las cabezas alienadas quienes pasarán automáticamente al sistema de exclusión. Estos marginados de la sociedad obtienen su exclusión social pero ganan su reintegración espiritual. Dos siglos después de la lepra, la locura sucederá a esta. Para proseguir su tesis Foucault hace gala de su conocimiento y su erudición nombrando a varios autores y utilizando referentes históricos y literatos con el solo fin de utilizar la retórica para demostrar que existe un hilo que sigue en su proceso mental de como él imagina que se configuró la locura en Europa, lo que lejos de aclarar su visión y dotar al lector de una idea clara sólo contribuye a apreciar que hay una gran cantidad de palabras que llenan el libro sin mayor importancia. Para comprender mi análisis estructuralista del estructuralismo de Foucault es necesario entrever en este libro lo no escrito, o sea lo que el autor define como Episteme, que en otras ocasiones aparece como campo epistemológico que es la estructura subyacente, y, en tal sentido inconsciente que delimita todo el campo del conocimiento. Esta episteme no la genera el ser humano sino que es el lugar desde donde todo humano conoce y actúa mediante las reglas estructurales de la episteme. Total la episteme es una estructura profunda a ultranza y por ello subyacente a todas las demás estructuras. Por esto no solo tenemos que leer lo que Foucault insinúa sin llegar a decir para que llegue a nuestro inconsciente sino que además se hace necesario demostrar que su intento es basarse en las epistemes de la época clásica de la locura para en obras posteriores abordar la episteme moderna que es en sí su objetivo.

La historia de la psicología en el deporte

Proceso Historico-Social de la Psicóloga Deportiva:
La influencia de las corrientes psicológicas de la URSS, Reflexología y Socio Histórica, sumadas al Conductismo norteamericano, fueron la base del Cognitivismo, que pronto declaro la existencia de la Mente. Siendo indirectamente influenciado por la gestalt y las corrientes psicoanalíticas. Este modelo Cognitivo es esencialmente psicológico, en contraposición directa al modelo médico que predominaba en las teorías expuestas por el psicoanálisis o bien en el análisis existencial. En efecto el enfoque netamente psicológico nacido del campo de las investigaciones de la propia Psicología es diametralmente diferentes al enfoque antiguo Psico-terapéutico, que era dependiente de la Psiquiatría y que tenia como solo referente la Patología (Enfermedad). Lo cual ha llevado a desechar los conceptos de enfermedad, curación, extraídos del lenguaje médico que debieron sustituirse por conceptos de alteración de conducta, aprendizaje nocivo, modificación de conducta. A partir de esta corriente netamente Psicológica, la Psicología aporto a la Medicina conceptos tales como medicina comportamental y psicofarmacología comportamental, como afirma el Dr. Héctor Fernandez-Alvarez en el curso de Psicología Clínica de Psicoterapia en las Actualidad de la Universidad de Belgrano, editado por UB.1988. El hecho relevante de que se haya en Psicología Contemporánea sustituido el concepto de enfermedad mental por el de conducta negativa, establece que existen aprendizajes negativos en relación a determinados referentes que producen sufrimientos innecesarios. Los conflictos o trastornos serian entonces producto de malos hábitos o condicionamientos nocivos y no de fuerzas internas o inconscientes. Teniéndose tan solo que sustituir la conducta indeseada por otra más beneficiosa y productiva que permita adaptar al individuo a su entorno. Lo cual depaftí*wt entrenamiento. La Psicología Cognitiva se convierte en el análisis científico de los procesos mentales abordados con el modelo proveniente de la ciencia de computación. Es decir, se basa en la analogía mente= ordenador. (Dr. Jorge Canteros y Lic. Jorge Corsi Estudios de los procesos cognitivos Modulo 3 UBA XXI de EUDEB A). Básicamente el Cognitivismo afirma que una información puede perder parte de su contenido primario y real porque el canal que la trasmite puede aportar o añadir información por medio de vibraciones. Al igual que una radio donde el canal hace que se pierda información emitida por la fuente al transmisor, pues el canal genera ruido ocasionando al receptor una perdida de la información y una alteración cognitiva. Esto mismo ocurre con la Mente Humana. Para esto el Cognitivismo ha establecido un método experimental basado en tres técnicas, 1) Instrospección, 2) Estudios Experimentales y 3) Construcción de modelos computacionales. A lo cual en el caso del deporte habría que agregarle la inclusión de la Teoría del Campo de Kurt Lewin y nociones de la Psicología del Medio Ambiente, para estudiar en situ a los deportistas que son influenciados por el Entorno en una interacción del organismo del ser humano y medio ambiente. Fuera de este marco el estudio del comportamiento es totalmente imposible. Esta visión ha sido evidenciada en los trabajos de la Dra. Jean Willians presidenta déla Academia de Psicología del deporte y Tesorera de la Asociación para el Progreso de la Psicología Aplicada al Deporte y Glyn C. Roberts Ph. D. secretario de la Asociación Internacional de Psicología Deportiva.
El punto de partida interna-cionalmente en los trabajos de Psicología del Deporte de Williams, Bakker, Whting y Van der Brug, es la Psicología de la Motivaciones y como afirma Roberts: en los últimos 20 años el estudio de la motivación ha cambiado hacia una dirección el paradigma cognitivo. El enfoque Cognitivo de la motivación tiene como tarea estudiar la forma en que los humanos adquieren, representan y utilizan el conocimiento. Luego un reaprendizaje puede ocasionar un mejor rendimiento. Para lo cual es importante utiliar diferentes técnicas cognitivas tales como la plateadas por JonathamC. Smith Ph. D. Catedrático de Psicología de la Universidad Roosvelt de Chicago, en su libro Entrenamiento Cognitivo-Conductual para la Relajación donde se estudia el Entrenamiento Autogénico de Luthe, Meditación de respiración Uno de Benson, Relajación progresiva breve de Berstein y Borkovec, Entrenamiento de tranquilización refleja de Strobel, Programa de entrenamiento de relajación de Budzynki, Secuencia de entrenamiento de relaj ación de Charleesworth y Nathan, Yoga, Terapia Yoga de Patel, y Meditación Zen de Kapleau. El aporte de Smith es enriquecedor, pero a nuestro entender y tras 9 años de investigación de la aplicación de estas técnicas en deporte, se hace preciso que las técnicas de entrenamiento mentales sean de orden psicofisico para ser realmente efectivas. En efecto no solo la respiración sino, los trabajos posturales y ejercicios físicos son necesarios para que las técnicas logren grabarse en la memoria no solo mental sino corporal. En el mismo e idéntico sentido que un programa de computación.

La Psicología del Deporte

La Psicología del Deporte estudia los factores psicológicos que motivan la práctica deportiva, actividad física y por otro lado los efectos obtenidos por dicha participación. Histórica y culturalmente los psicólogos deportivos han estudiado como maximizar el rendimiento y el desarrollo personal de los deportistas y por otro lado las patologías que se desarrollan a causa del deporte. Podemos afirmar que sociológica, histórica y culturalmente se ha dividido la Psicología del Deporte en dos especialidades diferentes: A) Una la desarrollista y B) Otra la terapéutica, existiendo por un lado los Entrenadores Mentales que se centran en el deportista como Cliente, y por otro los Psicoterapeutas que se relacionan con el deportista como Paciente. En idéntico sentido al trabajo desarrollado por los preparadores físicos y médicos deportólogos. Dividiremos operativamente a la Psicología del Deporte según su objetivo en Entrenamiento Mental y Psicoterapia Deportiva. Estableciendo para su aplicación campos diferentes de acción 1) Psicología del Deportista, 2) Psicología y Counseling del Coach o Entrenadores, 3) Counseling de Dirigentes. En este último caso los Counselors o Consejeros cumplen una función institucional y organizacional como orientadores de los directivos teniendo una función diferente de los Entrenadores Mentales y Psicoterapuetas.
En Norteamérica en los años 70 los primeros psicólogos deportivos comenzaron estudiando la personalidad de los deportistas pensando que los mecanismos internos ejercían un control sobre la conducta de los atletas pero pronto comprendieron que esta tesis era un error al comprobar que los factores ambientales tenían efectos sobre la conducta, hacia fines de los años 70 la Psicología del Deporte asume un enfoque netamente Cognitivo desplazando las otras corrientes psicológicas que eran abordadas ecleticamente. La Psicología Cognitiva del Deporte comenzó a investigar en los Escenarios de Conducta obteniendo más datos y resultados a la vez que podía alimentarse de la investigación y trabajo de los psicólogos deportivos de los ex-paises comunistas principalmente de la Ex-URSS, que habían desarrollado técnicas de maximización del rendimiento extraídas del   programa espacial soviético. En efecto en los científicos rusos estudiaron las antiguas técnicas de yoga paras ser aplicadas a los cosmonautas con la finalidad de entrenarlos en técnicas de control psicofisiológicas para su prolongada estancia en el espacio. Este método fue llamado entrenamiento de auto-regulación. Y veinte años después fue la base de las técnicas mentales aplicadas al Deporte por rusos y germanos orientales gracias a la tarea de Kurt Tittel ex-director del Instituto del Deporte de Leipzing en Alemania Oriental. Nuestro encuentro con el Dr. Yuri Berous en diferentes congresos nos permitió informarnos directamente de los trabajos soviéticos con técnicas provenientes del Yoga, Tai Chi y Chi Kung. El Dr. Berous dirige en Moscú el Centro de Medicina No Tradicional aplicada al Deporte. La aplicación y práctica de estas técnicas Psicofisiológicas como disciplina las denominaremos Psicosomatología. Técnicas de Toma de Conciencia. Técnicas de Control del Aurosal Técnicas de Relajación Técnicas de Energetización Técnicas de Imaginación Técnicas de Atención Técnicas de Concentración Técnicas de Autohipnosis Técnicas de Respiración Técnicas de Movilización Técnicas de Elongación Técnicas de Descarga Técnicas Lúdicas (Constructo del divertimento deportivo) Técnicas Psicofísicas de Carga y Descarga Postural.

Expresiones corporales

En el presente ha cambiado el habla, la oralidad se sustenta sobre otras construcciones y se escribe de otro modo. La palabra está signada por la velocidad, la desaparición de nexos, la imposibilidad de hilvanar una proposición seguida coherentemente por otra. El lenguaje hablado se fragmenta, necesita ayudarse con muletas, gestos, risas, porque todo tiende a entrecortarse. Esta es la nueva imagen del cuerpo que habla. Es el cuerpo de los jóvenes que ha cambiado el ritmo de los diálogos y de la recepción. Y si nos preguntamos ¿ya nadiesabe escribir? frente a esta escasa coherencia global, frente a la crisis de los conceptos de linealidad y causalidad, frente a la pérdida de un hilo (aunque haya una retórica convincente), será imposible plantearse las transformaciones que se están dando en el discurso —escrito y oral— sin tener en cuenta los cambios generados por nuevas tecnologías en las formas de conocimiento y construcción de sentido. Ese cuerpo joven mientras pierde la destreza en la escritura, también la recicla y adquiere otra competencia, la de la imagen. Actualmente ha cambiado el lugar de la lectura: el libro redefine su circulación social, mientras se alzan y entronizan otros medios como la televisión y el video, que en tanto nuevos agentes estéticos cambian la experiencia de la realidad.

Lenguajes del cuerpo y homeopatía

Esta obra es una de las más completas y accesibles que se han presentado al público sobre la más importante de las medicinas no agresivas occidentales, que por su naturaleza totalizadora se niega a fragmentar al hombre y separarlo del universo.

En las manos de Dios


Deja tus problemas en las manos de Dios. Cada vez que te preococas, estás preparando y consumando tu prot o funeral. ¡Pero tú no deseas que tus angustias te entierren vivo! ¿Por qué sufrir y morir cada día a causa de la preocupación? Sea cual sea tu situación -pobreza, pena, mala salud-, recuerda que siempre habrá alguien en el mundo que está sufriendo cien veces más que tú. No te consideres desafortunado porque, de esa forma, causas tu propia derrota e impides que, llegue a ti la omnipotente luz de Dios, que siempre está tratando de ayudarte.

Escalada de paz


El sufrimiento, la infelicidad y la guerra se incrementan cuando nos sobrepasa el odio e intentamos castigar e infligir sufimiento en los demás. Actuamos así porque creemos que el resultado será sufrir menos, pero esto sólo conlleva que la otra parte quiera venganza. Éste es el camino seguro hacia la destrucción. En nuestro interior, sabemos que es una actitud infantil, un comportamiento poco inteligente, pero aún así la mayoría actuamos de esta manera. Cuando sufrimos, culpamos a los demás o a un grupo. Esperamos que si podemos castigarles y hacerles sufrir, nos sentiremos mejor y obtendremos algún alivio. Sabemos cuáles son los efectos desastrosos de este comportamiento, pero continuamos por este camino. El resultado es más infelicidad, más terrorismo, más violencia y más guerra.
Matar a otra persona no es un acto de libertad sino de desespero y gran ignorancia; y no traerá la libertad o la paz.
Thich Nhat Hanh

Aprender a ser optimista

SER OPTIMISTAS:
El ser humano no pasa por el mundo sin llevar adelante algunos procesos: interactúa y responde a los estímulos positivos o negativos del entorno. Esta reacción no es sólo mental, cada vez se dispone de más pruebas científicas a favor de que son respuestas con transmisores involucrados que desencadenan tempestades neuroquímicas cuyas consecuencias se dejan de sentir más allá de las neuronas. Podríamos decir que el temporal neuroquímico tiene consecuencias globales sobre el organismo.
Optimismo es positividad. Una persona optimista es quien, por regla general, espera que los acontecimientos futuros de la vida tengan un desenlace positivo. Suele atribuir a causas externas los acontecimientos malos que, además, considera temporales y no atribuibles a factores generales y estables.
Características de un ser optimista
La filosofía de vida de la persona optimista le hace esperar que las cosas le salgan bien y, por lo tanto, se predispone a ello.
• Confía que conseguirá algo y, por lo tanto, lo intenta.
• No se rinde tan fácilmente ante un fracaso o una dificultad.
Ante los obstáculos, cualquier ser humano puede decidir si sigue adelante y se compromete para tratar de superar la situación o si se rinde. La decisión depende, en gran parte, de si los resultados deseables se consideran alcanzables. Además, naturalmente, de la experiencia anterior o los intentos previos (y sus resultados). Si las personas se sienten indefensas permanentemente en situaciones adversas, la esperanza queda socavada y las perspectivas se enturbian.

El resultado de la encuesta. En los países industrializados, las encuestas indican que las personas de hoy en día ganan mucho más dinero que sus padres o abuelos. Sin embargo, no son más felices que ellos.
Lo que importa a la hora de ser feliz no es la cantidad de ingreso económico, sino la autonomía que logra la persona.

Hallar la felicidad

La felicidad no es permanente. La neurología tiene una explicación para esto: somos capaces de valorar un estímulo por contraste con una situación inmediatamente anterior o inmediatamente posterior, distinta en intensidad o en calidad. Si pudiéramos tener una sensación de felicidad constante, seríamos incapaces de continuar sintiendo placer por agotamiento neuronal. Lo mismo ocurre cuando entramos a un sitio con un olor insoportable: al cabo de un tiempo nos acostumbramos y dejamos de sentirlo.
Como la felicidad es pasajera, no nos aburrimos ni nos acostumbramos. En la vida real, la sensación de felicidad es siempre algo pasajero. Desde el punto de vista neurológico, esto tiene la ventaja de impedir que dejemos de apreciarla por aborrecimiento, al tiempo que permite recordar un período de bienestar pasado y esperar otros en el futuro.
IMPULSOS Y NECESIDADES:
Las preocupaciones y preferencias humanas se han modificado en muy poco tiempo evolutivo. Estamos adaptándonos a una nueva situación y, como cualquier período de cambio, eso comporta inseguridad, miedo y ansiedad que se traducen en respuestas somáticas variadas. Actualmente existen “nuevos miedos”. Vivimos una época en la que conviven las nuevas necesidades y los nuevos miedos (por ejemplo, a perder el trabajo, o a la inseguridad) con las necesidades y los miedos más ancestrales, como la delimitación del territorio o la propiedad. Con todo, el ser humano experimenta una suma de impulsos, frente a la amenaza de ver impedida una de sus necesidades:
• Los impulsos primarios, también llamados instintos, están dirigidos a asegurar que el organismo tenga oxígeno, agua y alimentos. También existe un impulso sexual, destinado a asegurar la reproducción de la especie.
Tenemos, del mismo modo, la necesidad de dormir y la necesidad de calor.
Algunas de estas necesidades son automáticas, mientras que otras requieren de cierta preocupación. De todas maneras, al vivir en una sociedad ordenada son pocas las preocupaciones que tenemos en este sentido.
Los impulsos aprendidos. Tienen un interés indudable, porque son el motor directo de muchas conductas. Los seres humanos aprendemos a ser poderosos, creativos, sociables, competitivos, a buscar la aprobación o a querer superarnos a nosotros mismos y a los demás.