Cambiando los hábitos de alimentación

Cambiando los hábitos de alimentación

Cambio urgente de hábitos: ¿por donde empezar?
• La base de una alimentación saludable es comer en forma equilibrada, variada, adecuada a nuestros gustos y hábitos y hacer una correcta selección de alimentos.
• Una buena alimentación combinada con actividad física regular, nos ayudará a sentirnos bien física y mentalmente, a controlar la ansiedad y el estrés, así también a mantener un peso adecuado. Debemos incluir diariamente:

A. Leche, yogur y quesos: fuente de calcio, proteínas y vitamina A.
B. Frutas y verduras: aportan vitaminas A y
C. minerales, fibra y agua.
C. Carnes rojas y blancas: como pollo y pescado. En este grupo incluimos al huevo. Son fuente de proteínas de buena calidad y aportan minerales como el hierro y el zinc, y vitamina del grupo B.
D. Variedad de cereales, panes, pastas, harinas y legumbres: contienen hidratos de carbono complejos, que proveen la energía suficiente que nuestro cuerpo necesita para aprovechar bien el resto de los nutrientes.
E. Grasas y aceites: preparar las comidas con aceite preferentemente crudo y evitar las grasas para cocinar. Este grupo constituye una fuente de energía y los aceites nos aportan ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no fabrica.
F. Azúcar y dulces: dan energía, pero sin aportar otro principio nutritivo importante. Debemos disminuir su consumo para, por ejemplo, evitar el sobrepeso.
Otros nutri-consejos importantes:
• Disminuir el consumo de sal, que ya se encuentra naturalmente en casi todos los alimentos. En reemplazo, se puede realzar el gusto de las comidas con hierbas aromáticas.
• Tomar abundante cantidad de agua: 2 litros diarios.
• Comer con moderación e incluir alimentos variados de cada uno de los grupos en cada comida, en cantidades adecuadas: se deben consumir alimentos a lo largo del día, cada 4 ó 5 horas. El número de ingestas recomendadas es 4: de esta manera, evitamos las comidas muy abundantes y también el picoteo.
• Evitar el consumo de alimentos procesados, como enlatados y dulces.
• Limitar el consumo de alcohol y cafeína.

Etiquetas:

Deja un comentario