Masajes para cada parte del cuerpo

 Masajes para cada parte del cuerpo

Masaje para pies
Masajear los pies cambia la circulación de la energía y hace, en primer lugar, que la mente se relaje y los pensamientos se tranquilicen. Pero además, en los pies están las terminaciones nerviosas de todos los órganos, con lo cual es un masaje a todo el organismo. Podemos aprovechar los beneficios de los aceites esenciales al masajear los pies. También es recomendable usar una crema de enebro y árnica, por ejemplo, que activa la circulación. Pero si nada de esto es posible, el simple contacto con la piel bastará para ayudarnos a calmar la tensión. Después de todo un día de trabajo con los pies encerrados en zapatos, un masaje nos permitirá descansar mucho mejor.

Masajes para brazos
Abrimos los brazos en cruz. Partimos del hombro derecho y por el borde extemo masajeamos con la mano Izquierda. Masajeamos el dorso de la mano, luego la palma y volvemos por la parte interna del brazo, nos detenemos en la axila en un masaje y volvemos a comenzar. Repetimos varias veces y cambiamos al otro brazo.

Masaje para piernas
Masajeamos con las manos abiertas y flojas el borde extemo de la pierna derecha desde la cadera hasta el pie, rodeamos el pie y subimos por el borde interno hasta la ingle. Una mano guía a la otra y el torso acompaña el movimiento. Volvemos con las dos manos por la cara interna de la pierna izquierda, rodeamos el pie y terminamos con la cara extema. Volvemos a repetir con la pierna derecha y así sucesivamente. Cada uno deberá regular la intensidad y el peso de las manos en el masaje.

Masajes para rostro
Llevamos las manos a la cara a la altura de la frente. Apoyamos los dedos enfrentados con los pulgares relajados y hacemos movimientos desde el centro hacia las sienes, con la presión suficiente como para sentir que la frente se estira como si fuera un elástico. Apoyamos los dedos sobre los pómulos y hacemos el mismo movimiento como si quisiéramos agrandar la sonrisa. Eso destapa las narínas y ayuda a relajar todos los músculos de la cara. Apoyamos las manos en el mentón y lo estiramos desde el medio hacia arriba.

Etiquetas:

Deja un comentario