La mesoterapia

La mesoterapia

Reumatología: En este artículo nos ocuparemos fundamentalmente de la ARTROSIS, patología esta tan diseminada en la mayoría de las personas de cuarenta años.

La ARTROSIS es una entidad patológica, que afecta principalmente al cartílago (hialino) y al hueso (subcondral), con hipertrofia de todos los tejidos que están en las articulaciones afectadas o alrededor de ellas.
La ARTROSIS, es la forma más frecuente de todos los trastornos articulares, en su comienzo no se siente ningún dolor, esto ocurre entre los 25 y 35 años, a los 70 años es una enfermedad ya instalada en todas las personas. Se da tanto en hombres como en mujeres, pero el inicio es antes en los hombres. La ARTROSIS no respeta climas.
La ARTROSIS a su vez es común en todas las especies vertebradas, lo que indica que más que una enfermedad, es un estado por el cual mediaría un mecanismo de reparación.
La ARTROSIS se clasifica en:
• Primaria: Sería la de causa desconocida.
• Secundaria: La que responde a cualquier causa, que altere el habitat de la célula llamada Condrocito.
Hay anomalías articulares congénitas como artrosis generalizada primaria, enfermedades infecciosas, neurológicas, endocrinas, metabólicas y cualquier enfermedad que altere la estructura del cartílago como es la Gota, Artritis Reumatoidea, los traumatismos agudos o crómeos, con o sin fracturas del cartílago; como puede ser el sobrepeso prolongado de una articulación o varias como es en los choferes de colectivo o camioneros, taxistas, etc.
Los síntomas de la ARTROSIS son en un principio leves y suele afectar una o algunas articulaciones como la cadera, rodilla, columna, etc., es asimétrica y lo primero que se siente es el dolor que aumenta con el ejercicio. Por las mañanas cuesta levantarse de la cama, debido a la rigidez que dura menos de veinte minutos y que a medida que la persona camina y se mueve, la articulación va entrando en calor y el dolor va desapareciendo.

A medida que la enfermedad avanza, disminuye la movilidad de la articulación y aparecen contracturas en flexión, crujidos y dolor a la presión; la articulación aumenta de tamaño como consecuencia de la inflamación sinovial.
Para diferenciar a la ARTROSIS de otras enfermedades reumáticas como la Gota, Artritis Reumatoidea, hay que efectuar un análisis de sangre.
Radiológicamente vamos a ver estrechamientos de los espacios articulares, formación de picos óseos (osteo-fitos) en la periferia de las articulaciones.
El pronóstico: Nos muestra que las alteraciones osteoarticulares suelen continuar una vez que han aparecido. Existen grados variables de incapacidad y alteración funcional.
El tratamiento: Se basa en tomar una serie de medidas generales antes que se desarrolle la incapacidad y conseguir una reducción déla intensidad o de la duración de la incapacidad.
Los ejercicios adecuados, favorecen a conservar el cartílago y el movimiento.
Hay que evitar por sobre todo los medios la inmovilización, ya que acelera la evolución clínica de la ARTROSIS.
Se debe de evitar camas elásticas así como sillas blandas y almohadones, por lo contrario se debe dormir en camas con elásticos de madera, con colchones poco mullidos y almohadas bajas, sillas con respaldos rectos y más bien altas. Realizar ejercicios posturales, preferentemente yoga, caminar, bailar, ciclismo, natación.
La medicación utilizada va desde el Acido Acetil Salicilico hasta una cantidad innumerable de drogas antiinflamatorias  a las que se suman los corticoides ya sea en forma oral como parenteral o intrarticular, con todos los riesgos que ello supone. La cirugía es uno de los métodos que debemos dejar como última instancia, ya que ha de tenerse en cuenta cuando halla fracasado el tratamiento conservador.

Por último la MESOTERAPIA, abre una nueva esperanza en el tratamiento de las ARTROSIS, que aunque no pueda pretender curarlas, si puede mejorar la calidad de vida de los pacientes. Está visto que la mayoría de las personas de la tercera edad NO TOLERAN más las drogas antiinflamatorias que le han dañado durante años el sistema digestivo.
Es de destacar que la MESOTERAPIA, está indicada en ARTROSIS avanzadas, máxime cuando ni la cirugía plantea soluciones como por ejemplo en el síndrome del hombro doloroso o las cervicalgias agudas, la epicondilitis etc.
Las aplicaciones para lo crónico como en las artrosis se efectúan cada 15 o 20 días y en los casos agudos cada 7 días o según necesidad.

Etiquetas:

Deja un comentario