La psicosomatología deportiva

psicosomatologia deportiva

La Psicosomatología Deportiva trabaja exclusivamente para maxi-mizar el rendimiento deportivo o actividad física de un atleta. A partir del estudio científico soviético de las técnicas del yoga que se realizó para desarrollar el programa espacial de la ex-URSS. Estas técnicas fueron mejoradas e incluidas como parte del entrenamiento deportivo. Con el nombre de Técnicas de Autorregulación    Psicofisiológicas (Psicosomatología) Las mismas se estudiaron en la ex-URSS y en la exAlemania Oriental (Instituto de Deporte de Leipzing), pero pronto fueron lentamente desarrolladas en otros países. La aplicación y práctica de estas técnicas Psicofisilógicas como disciplina aplicadas al Deporte las denominaremos Psicosomatología Deportiva. Las mismas son las siguientes: Técnicas de Toma de Conciencia. Técnicas de Control del Arousal Técnicas de Relajación Técnicas de Energetización Técnicas de Imaginación Técnicas de Atención Técnicas de Concentración Técnicas de Autohipnosis Técnicas de Respiración Técnicas de Movilización Técnicas de Elongación Técnicas de Descarga Técnicas Lúdicas (Constructor del divertimento deportivo)
Técnicas Psicof ísicas de Carga y Descarga Pos rural Ejercicios Psicofísicos
La Psicosomatología Deportiva se basa en la Psicología Cognitiva contemporánea, y a partir de ella ha desarrollado diferentes metodologías de trabajo. Un claro ejemplo de el aporte del “Entrenamiento Cognitivo-Conductual para la Relajación”, que expusiera Jonathan C. Smith Ph. D. Quien descubre que a pesar de que los diferentes profesionales de la salud tienen a su alcance una gama infinita de técnicas y entrenamientos de relajación se hacia necesario desarrollar un método que integrara a todos los antes divulgados para poder ser aplicadas las diversas técnicas según la conveniencia y demandas sociales. Así expone el Entrenamiento en relajación cognitivo-conductual que establece un marco conceptual y práctico para integrar las opciones técnicas disponibles en la Actualidad. Este método de Relajación es Integral, que esta diseñado para ser muy individualizado dentro del enfoque cognitivo-conductual. Las técnicas cognitivas coducruales así como la misma terapia cognitivo-conductual se basan en la concepción real de que es siempre posible cambiar el comportamiento de un ser humano cualquiera aplicando técnicas de aprendizaje científicamente inferidos. Así el terapeuta y su cliente trabajan siempre de acuerdo en objetivos en los cuales están previamente de acuerdo. Algo similar sucede con los Psicosomatólogos Deportivos que realizan un Entrenamiento Mental y una Preparación Psicosomática o Psicofísica para que el atleta (cliente), logre sus propios objetivos, siendo el psicoso-matólogo un FACILITADOR que colabora en la obtención de esos objetivos, maxi-mizando el rendimiento. El Entrenamiento en Relajación Cognitivo-Conductual es utilizado en Psicosomatología Deportiva frecuentemente y esta basado en las siguientes premisas: 1) Diferentes métodos de la relajación tienen diferentes efectos y funcionan para diferentes personas .2) La mejor forma de enseñar relajación no es imponer uno o dos métodos a todo el mundo, sino presentar varios métodos y desarrollar una secuencia de relajación individualizada, adaptada a las necesidades y objetivos del cliente. 3) El objetivo del entrenamiento en relajación va más allá de la mera respuesta de relajación definida como un bajo nivel de activación. Los objetivos adicionales son: El desarrollo de habilidades cognitivas de enfoque, pasividad y receptividad y; la adquisición de estructuras cognitivas, esto es, creencias, valores y compromisos dirigidos hacia la profundización de la relajación y la propagación de sus recompensas a toda la vida. (Jonathan C. Smith Ph. D. Entrenamiento Cognitivo-Conductual para la relajación, Biblioteca de Psicología de Desclée de Brouwer 1992.). El Dr. Smith dirige su libro y el método Cognitivo-Conductual de Relajación a un amplia audiencia, según sus propias palabras que abarca: Psico-linguistas, Counselors (consejeros), psiquiatras, enfermeras, trabajadores sociales.

Deja un comentario