Posturas de Iyengar Yoga

CHAKRASANA (La Rueda):

En sánscrito, “chakra” significa rueda; es una de las asanas reservadas a los alumnos más adelantados. Sin embargo, es aconsejable perseverar y practicar todos los días hasta lograr la realización de esta postura, muy gratificante por la sensación de liberación de la columna vertebral que produce.

  • Flexibiliza la columna vertebral. Tonifica el organismo.
  • Fortalece la musculatura de los brazos, los hombros (deltoides) y el trapecio.
  • Incrementa la circulación sanguínea hacia el cerebro.
  •  Descongestiona el hígado.
  •  Aumenta la elasticidad pulmonar.

No debe ser practicada si el niño padece de presión alta, problemas coronarios, lumbares o escoliosis, o de desgarros musculares; tampoco tiene que realizarla si tiene hernia de disco.

SARVANGASANA (Parada sobre los hombros, o la Vela):

Esta postura es una de las más clásicas en la práctica del Yoga, e igual que otras asanas de inversión, tiene múltiples efectos:

  • Estimula enérgicamente, tanto la glándula tiroides, como las glándulas sexuales.
  •  Vitaliza el sistema nervioso.
  •  Purifica la sangre y favorece una buena circulación.
  •  Da tranquilidad y alivia la ansiedad.
  •  Regula el metabolismo.
  •  Elimina el estreñimiento.

» Realizar la postura con cuidado si se sufre de catarro nasal, o cuando hay inflamación de la vista y el oído.
» Ante problemas severos de cervicales, reemplazar por Viparita Karani Mudra (Postura Pelviana Invertida).

 

Etiquetas:

Deja un comentario