La respiración pranayama

Es la expansión de la bioenergía a través de técnicas respiratorias que bombean el prána para que circule, llegue a todos los chalaras y dé vitalidad al organismo. Si se intenta pasar esa energía por conductos obstruidos a causa de los residuos provenientes de malos hábitos alimentarios, secreciones internas mal eliminadas y emociones intoxicantes, puede resultar inocuo o incluso perjudicial. Por eso, antes del pránáyáma, se procede a la limpieza de los canales con una gran cantidad de respiraciones.
La respiración yogi debe ser siempre nasal, silenciosa y completa. Tiene que hacerse con participación de la musculatura abdominal, intercostal y torácica, promoviendo un aprovechamiento mucho mayor de la capacidad pulmonar.

Etiquetas:

Deja un comentario