El origen del i ching

En el Gran Tratado (Ta Chuan ) se afirma que un caballo-dragón, surgido del río Amarillo, trajo en su lomo un diagrama compuesto por marcas circulares claras y oscuras. Este diagrama fue visto por Fu-Hsi. Según el simbolismo chino, la claridad corresponde a los números impares, al principio solar, masculino, yang, y la oscuridad está en correspondencia con los números pares y con el principio lunar, femenino, yin. El caballo y el dragón representan al cielo, lo creativo. Fu-Hsi y el rey Wen remplazaron las marcas circulares por líneas: así se originaron los trazos enteros (yang) y partidos (ying) del Libro. El plano del río Amarillo (Ho Tu) muestra el génesis de los estados de mutación (wu hsing) a partir de números pares e impares. Los símbolos de los estados de mutación son la tierra, la madera, el fuego, el metal y el agua y representan modalidades de la acción.
Otro ordenamiento, en el cual los números están en correspondencia con los trigramas del Libro, es el escrito del lago (Lo Shu). Este ordenamiento estaba escrito en el caparazón de una tortuga que emergió de un lago y se apareció ante el Gran Yu en momentos en que este realizaba trabajos de drenaje del imperio, que había sido devastado por una inundación. La tortuga simboliza al ser humano, función intermediaria entre el cielo y la tierra, entre los estados superiores e inferiores del ser. El cielo está representado por la parte superior, redonda, de la tortuga. La tierra está representada por la parte inferior, plana y cuadrada, del caparazón. Inspirándose en el diagrama de la tortuga, Ta Yu logró drenar el imperio dividiéndolo en nueve secciones, una central y las demás situadas alrededor de ese centro. Esta distribución espacial, con sus correspondencias numéricas simbólicas, constituye el Ming Tang, Templo de la Luz.
El Ming Tang es un cuadrado mágico con propiedades de talismán. El centro del Ming Tang está ocupado por el número 5, que es el “centro” de los nueve primeros números. Cinco es el número de la tierra, seis del cielo. 5×9 es igual a 45. Cuarenta y cinco es también la suma de los 9 números contenidos en el Ming Tang. La suma de los números del Ming Tang en sentido horizontal, vertical y diagonal da siempre 15. Las correspondencias del Ming Tang con los trigramas del Libro, con los cinco estados de mutación, las estaciones, los puntos cardinales, las relaciones familiares, cualidades y símbolos, se describen en un gráfico anexo a este estudio (secuencia del Cielo posterior u Orden intramundano del Rey Wen). El Ming Tang tiene doce puertas que corresponden a las doce estaciones del año.

 

Deja un comentario