Mejorando las relaciones de pareja

En la cama, vale todo.
Si el amor se puede volver más intenso cuando pensamos en sexo antes de que suceda, la receta para disfrutar plenamente del encuentro propiamente dicho es la inversa. Se trata de no pensar y dejar que sean los cuerpos, y no la mente, la que lleve adelante el curso de la relación sexual. Si bien nuestros pensamientos nos pueden llevar a imaginar situaciones excitantes, a menudo eso ocurre antes y no durante el sexo. A la hora de estar en la cama, por lo general los pensamientos tienden a ser represivos. Pensamos que algo no está bien, que lo que hacemos es incorrecto, que la otra persona puede juzgarnos por una determinada práctica, etc. El sexo no es racional, sino por completo instintivo. Dejar de lado el pensamiento y permitir que sean las emociones y el cuerpo los que se expresan, es la mejor manera de disfrutar plenamente del coito. Nunca se detenga a pensar si debe realizar alguna posición o si su pareja pensará que está loca por actuar de alguna “-añera; simplemente hágalo. En la cama todo está permitido siempre y cuando ambos estén de acuerdo. Nunca reprima sus más bajos instintos, más bien deje que sean ellos los que gobiernen su sexualidad.

Etiquetas: ,

Un comentario para “Mejorando las relaciones de pareja”

  1. Natalia Mar dice:

    Si, todo muy bien, pero que pasa cuando ambos no estan de acuerdo?? en mi caso por ejemplo, el insiste con sexo anal y a mi no me llama en absoluto, siento exitacion pero no placer…como hacer para no confundirlo a el que aunque me guste un “poco” no significa TODO??

Deja un comentario