¿El dinero hace la felicidad?

¿EL DINERO HACE LA FELICIDAD?
Se han publicado varios estudios que intentaban encontrar una relación entre la riqueza y el bienestar subjetivo de las personas: la mayoría coinciden en los beneficios sólo marginales del dinero.
El dinero no lo es todo. Actualmente, se baraja la hipótesis de que el dinero no proporciona un bienestar continuado, aunque, en circunstancias difíciles, puede permitir comprar algunos bienes o servicios para amortiguar las dificultades. Es lo que sucede, por ejemplo, cuando hay una enfermedad que puede ser tratada con un costoso tratamiento. De qué depende nuestro bienestar
Nuestro bienestar es directamente proporcional al grado de satisfacción de nuestras necesidades y al nivel de percepción de nuestras amenazas. En función de estas relaciones, podemos hablar de bienestar. Nos lanzamos a la vida con unos impulsos primarios que se encuentran impresos en nuestra esencia de mamíferos homínidos. Durante las primeras etapas del viaje aprendemos otros impulsos que nos gratifican o nos permiten evitar la ansiedad. Por último, libramos batallas ante situaciones estresantes, ya sea porque tratamos de sortearlas, o porque no encontramos frente a ellas y debemos reaccionar.

Etiquetas: ,

Deja un comentario