Como solucionar problemas de espalda

Nuevas estrategias para corregir la postura: El método HPF.

La columna es el eje de todos nuestros movimientos. Por esa razón, una postura incorrecta puede provocar consecuencias en todo el cuerpo. El método HPF es un nuevo abordaje para prevenir y rehabilitar problemas posturales.

La alteración de la postura puede ser causa de un problema que se genera desde la columna a raíz de un accidente o una lesión estructural. Así, una hernia de disco o un canal estrecho pueden ser el origen de una serie de inconvenientes. También puede ser originada por una disfunción del sistema nervioso o por malos hábitos o acostumbramientos. Los problemas de columna pueden ser causados por razones mecánicas o nerviosas. Sea el motivo que sea, la mala postura produce un mayor desgaste en todas las estructuras del cuerpo: desde las articulaciones hasta los ligamentos y tendones.

UN MÉTODO FUNCIONAL
Tratamiento integral. El concepto central del HPF es que la columna funciona como eje neurofisiológico y biomecánico de todo el movimiento. Por eso, abordando en primer lugar la evaluación integral de la columna se tratan y previenen sus problemas inmediatos, y sus consecuencias a mediano y largo plazo.
Se aplica en pacientes que sufrieron problemas cerebrovasculares, enfermedades neurológicas o accidentes con consecuencia. En este caso, la metodología es intensiva e integral. Se realiza en el domicilio del paciente con el objetivo de estar lo más cerca posible de la vida diaria y las necesidades concretas de sus movimientos.
Uno de los puntos clave en la rehabilitación es el diagnóstico integral del sistema nervioso de cada paciente. Quienes aplican el método HPF realizan mapas del sistema nervioso y sus problemas, en forma personalizada. A través de estos mapas, se evalúa la forma de moverse de cada paciente con el grado de organización del sistema nervioso. Éste es el punto de partida del programa de trabajo.
Se busca la raíz del problema. En el
caso de una escoliosis, por ejemplo, se trata de un problema postural que genera desequilibrios musculares que terminan en dolores y desgastes. En otras palabras: la contractura muscular que genera la escoliosis es la manera que tiene el cuerpo de enfrentar este problema de columna. Este método, en lugar de atacar la contractura, busca el problema de base y trabaja sobre la escoliosis en sí. El mismo accionar se aplica sobre cada problema, en cada cuerpo.
A CADA EDAD.
Para Harry Bachmann, cada cuerpo es distinto y también cada dolencia, de manera que adapta el trabajo a cada necesidad y diagnóstica. Además, hay diferentes maneras para trabajar de acuerdo con la edad del paciente.
Para los más chicos: se trabaja sobre el equilibrio utilizando la esferodi-namia. Se trata de sesiones donde el juego está siempre presente y el terapeuta lleva al niño al conocimiento y la adopción de una postura correcta. Para esto, debe tomar en cuenta el principio de las cadenas musculares, uno de los conceptos base del método desarrollado por Harry Bachmann. “Se necesita conocer las cadenas musculares específicas para poder aplicarlas”, explica. El mayor problema de los chicos que acuden a los consultorios es la escoliosis y luego la falta de actividad, cada vez más visibles entre los niños de ciudad.

Etiquetas: ,

Deja un comentario