Madres de hoy

“Soy madre y me siento culpable”: Cómo compaginar trabajo y familia.

De la pareja.
El hombre ha sido educado de una manera determinada y no está preparado para acompañar a la nueva madre. No puede comprender el nuevo rol que le toca asumir. Cree que el modelo a copiar es el de su propia madre.
De la publicidad y los medios de comunicación:
Ofrecen un modelo de mujer creado sólo para gustar, agradar y ser aprobado por los hombres.
De los educadores
Inculcan desde los patrones clásicos de la pedagogía que la madre es la principal responsable del bienestar afectivo de su hijo.
De los abuelos
Juzgan y critican a la madre cuando atiende a sus propios sentimientos y necesidades, antes que a los de su familia.
De otras madres
Otras madres que siguen los cánones tradicionales influyen fuertemente con sus experiencias personales.
LA FALTA DE TIEMPO
La mayoría de las mujeres casadas coincide en que la principal razón del fracaso profesional es la escasez de tiempo. Necesitan un tiempo para formarse y prepararse para ejercer su profesión, y otro espacio temporal para construir y sustentar una familia. Viven presionadas por la edad de la menopausia y el miedo de perder la oportunidad de ser madres.
La madre trabajadora tiene que cumplir muchas funciones indelegables en su vida, que le quitan días a su realización personal.

Test de la madre trabajadora :

Madre preocupada por fortalecer el vinculo afectivo con su hijo.
Esposa atenta a la construcción de la relación de pareja.
Trabajadora que debe cumplir con las obligaciones remuneradas.
Educadora que avuda a realizar los deberes escolares, asiste a las reuniones del colegio y a las entrevistas de los profesores.
S Celadora que marca los límites y administra disciplina.
Organizadora de actividades extraescolares.
¿ Miembro de la Asociación

Cooperadora del colegio de los hijos, que cumple tareas sociales barriales y comunitarias.
y Enfermera experta en primeros auxilios y consultas médicas.
Encargada de la asistencia sanitaria familiar.
Amiga de sus amigos.
y Amiga de los amigos de su esposo.
Amiga de las esposas de los
amigos de su esposo.  Amiga de los amigos de sus
hijos.
Psicóloga de la familia.
Mediadora en los conflictos familiares.

Cocinera. y Decoradora.
Compradora de todo lo necesario en el ámbito doméstico.
Limpiadora.
Encargada del cuidado de la ropa (lavado, tendido, planchado, cosido de botones, etc.).
Cuidadora de parientes mayores enfermos.

Organizadora de eventos sociales.
Organizadora de las vacaciones.

Jardinera.
y Veterinaria encargada de los
animales domésticos. Soluciones
• Marcar las actividades que coinciden con las propias y agregar en una lista las que faltan.
• Leerlas en voz alta y en familia, y buscar una solución común para que la madre recupere su tiempo vital.
• El espacio temporal de una madre que trabaja es una cuestión de toda la familia.
• Todos deben colaborar solidariamente para ayudarla, y lograr una convivencia más armoniosa.
¡Peligro! Esposos que llaman “mamá” a su esposa…
Es necesario explorar los sentimientos y escoger libremente las actitudes a tomar. Aceptar lo que somos y hacer que el grupo familiar también lo acepte y lo respete. Todo componente de la familia debe ser contemplado por los demás como una persona con intereses, deseos, pasiones y proyectos propios. La mujer tiene necesidad de recuperar su nombre y su personalidad tras el nacimiento de los hijos.
Muchas madres han experimen-tado la inquietante sensación de ser llamadas “mamá” por su pareja. El rol materno ha borrado su personalidad, ¡es hora de tomar medidas!
A. Contactarse con los sentimientos: ¿Tiene la sensación de estar siendo explotada por su propia familia? ¿Tiene en cuenta sus deseos y necesidades? ¿Es la mujer que esperaba ser? Puede que la frustración y la indefensión la havan conducido a acomodarse en un papel que en realidad no la satisface. Estar demasiado pendiente de lo que quieren los demás no le permite escucharse a sí misma y descubrir sus deseos.
B. Calidad de vida: Cuanto mayor es el tiempo libre que disfrutan los integrantes de la familia, mejor es la calidad de vida.
C Alcanzar los sueños: Estudiar las posibilidades que tiene para alcanzar los sueños incumplidos: terminar de escribir ese libro, organizar esa fiesta, realizar ese viaje, ir al gimnasio, terminar la carrera universitaria, aprender a tocar un instrumento, etc.
D. Repartir la carga: Enseñar a los integrantes de la familia que la mujer tiene también derecho a gozar de los propios placeres. Delegar responsabilidades es el primer paso hacia la realización personal y la verdadera autoestima.
E. Red de auxilio: Crear una amplia red de personas que puedan ayudarla en situaciones inesperadas: pasar a buscar a su hijo por el colegio, llevarlo al club, entrevistar al maestro, etc.
F. Desterrar el engorroso sentimiento de culpa.
G. Perder el miedo a ser criticada.
H. Ocuparse de sí misma.
I. La felicidad personal va de la mano de la realización profesional.
J. La autoestima y la superación no es un capricho, es un deber y un derecho de cada persona.
No se puede complacer a todos
Puede suceder que desee complacer a todos, pensando que de esa forma la querrán más o la sabrán valorar de mejor manera. Es una falsa idea. Todos la admirarán como mujer realizada, y sentirán orgullo de usted. Siguiendo sólo el ritmo que marca la familia, el proyecto personal quedará ahogado, y la vida le parecerá un sueño inacabado.
Cuando los hijos sean grandes e independientes, su ausencia le creará una gran sensación de vacío. El papel de madre insustituible pasará de moda y todos los esfuerzos realizados se convertirán en un sacrificio inútil. Si no ha logrado respetarse a sí misma, a esta altura de los acontecimientos descubrirá que no ha aprendido a vivir. ;Se siente identificada con alguna de estas razones? ¿Cuáles agregaría?
Lea en voz alta, y en familia, la lista que ha elegido. Que sus ambiciones sean las protagonistas del momento. Charle con sus seres más cercanos sobre las razones que la han llevado a trabajar. Será el primer paso hacia la armonía.
Ventajas de la madre trabajadora
• Las mujeres descubren que son más eficientes en su puesto de trabajo desde que tienen hijos. Se ven obligadas a organizarse mejor, aprenden a planear el día, a delegar y a distinguir lo importante de lo accesorio.
• La maternidad puede tener una influencia muy positiva en la personalidad de la mujer. Le aporta madurez y la ayuda a comunicarse de mejor manera con los otros. Comprende a los demás” y puede meterse en la piel del semejante sin bloqueos. El cuidado de los más pequeños la obliga a ser más paciente y a desarrollar un nuevo tipo de liderazgo, que pondrá en funcionamiento también en el trabajo.
0 Se ve el trabajo desde una nueva perspectiva, porque el esquema de valores cambia y no se le da más importancia que la que debe tener en la vida. Con lo cual, algunas presiones que antes angustiaban, son minimizadas, y adquieren su lugar exacto en la escala.
•Muy por el contrario de lo que piensan los empresarios, las madres se comprometen más con el trabajo. Quieren dejar todo bien atado en casa para no fallar en la empresa.
Responden con sacrificio afl la confianza dada. • Después del parto las muj^fl muestran más entusiasmo en 1 el trabajo. El cambio de rol les resulta refrescante y les 3 aporta un ímpetu especial para desarrollar nuevas ideas.

Etiquetas: ,

Deja un comentario