La risa como terapia

Según investigadores de la Universidad de California, el sentido del humor se localiza en una zona de dos centímetros cuadrados en la circunvolución izquierda frontal superior del cerebro. Otros expertos descubrieron que la hilaridad libera sustancias orgánicas como la adrenalina, que potencia la creatividad y la imaginación, aumentando el estado
de alerta; las endorfinas, que mitigan el dolor y aumentan la vitalidad; la dopamina, que mejora el estado de ánimo y favorece la agilidad mental, y la serotonina, de efecto calmante y analgésico. La risa también reduce la concentración del cortisol, una de las hormonas que provoca el estrés.

Etiquetas: ,

Deja un comentario