Sanacion energetica

Los mecanismos de sanación.
Mediante ejercicios de concientización, utilizando determinados símbolos y mantras, pero sobre todo, con la guía de un maestro de Reiki, pueden abrirse canales de energía. Cuando dichos canales se han abierto, la persona que ha alcanzado esta posibilidad se encuentra en disposición de recibir y de dar una cantidad mucho mayor de energía vital universal, es decir, se encuentra en situación de transmitir a otras personas energía curativa, pero también de desarrollarse en el plano personal. Una vez abierto el canal del Reiki, la energía vital fluye para siempre por él, ya que el canal nunca vuelve a cerrarse. Dicién-dolo de otro modo: el Reiki no puede “olvidarse”. Como quien sabe manejar un auto y pasa años sin hacerlo hasta que un día vuelve a ponerse al volante y en pocos minutos vuelve a manejar como si no hubiera transcurrido el tiempo.
La energía vital, la fuerza del Reiki, llena el universo. Esa energía recibe diferentes nombres: Dios, amor, chi, fuerza trascendental, etcétera. El libre fluir de la energía da por resultado salud, integridad y armonía; los bloqueos en el flujo de esa energía producen enfermedad, fragmentación y desarmonía. En el hombre, la energía fluye con una fuerza característica a través de determinadas “vías”, los nadis o meridianos, y se concentra en determinados centros, los llamados “chakras”. El uso que la acupuntura hace de ellos es un buen ejemplo de esto.

Etiquetas: ,

Deja un comentario