Yoga sutra

Quien alcanzó una visión correcta de la situación existencial, ve que los modos de vastu y los de las mentes individualizadas (citta) son distintos uno de otro (Sutra 15). También ve que su mente individualizada no puede alterar los modos de vastu o el mundo objetivo. Este último de ningún modo está sujeto a la acción que emana de su mente. Suponer que podemos alterar los modos de vastu, o el mundo objetivo que no es de nuestra factura, y acerca de la naturaleza, estructura y operaciones inherentes de las que no sabemos casi nada, es sobreimponer ficción a un hecho. Esto no puede tener validez alguna. Si esto fuera así, entonces, ¿qué hemos de hacer? Por un lado, está la mente individual y sus funciones, y por el otro están las funciones del mundo objetivo (vastu). ¿Cómo podrán estos dos establecer una relación significativa uno con otro? Esta es la cuestión planteada por el Sutra 16. Es la cuestión fundamentalísima —la cuestión de todas las cuestiones. No la podrá responder ninguna mente individual que se complazca en género alguno de ideación o conjetura, pues ya hemos visto que los modos de una mente individualizada y los de vastu son totalmente diferentes unos de otros. Si buscas informacion sobre Reiki podes entrar a Reiki

Etiquetas: , ,

Deja un comentario