Sutras 23 a 55

Sutras 23 a 55
23. Maitryádishu (sanyamát) baláni
Sanyama, dirigido hacia la amistosidad [y a Jos otros tres sentimientos mencionados en 1-33], da por resultado cuatro géneros de fuerza o poder [maitri, karuna, mudita y upeksa].
24. Baleshu hastibaládíni
Sanyama, dirigido hacia la fuerza misma, da por resultado potencias físicas, como la potencia de un elefante.  25. Pravrittyálokanvásatsúkshmavyavahitaviprakrishtajñiinam Sanyama, dirigido hacia la iluminación inherente a un vritti
intenso, da por resultado conocimiento de cosas sutiles [invisibles], de cosas ocultas o encubiertas, o de cosas remotas.
26. Bhuvanajñánam Súrye Sanyamát
Sanyama, dirigido hacia el sol, da por resultado conocimiento de los mundos [o del cosmos].
27. Candre (sanyamát) tárávyúhajñánam
Sanyama, dirigido hacia la luna, da por resultado conocimiento de los complejos órdenes de los astros.
28. Dhruve (sanyamát) tadgatijñánam
Sanyama, dirigido hacia la Estrella Polar, conocida como Dhru-va, da por resultado conocimiento de las velocidades o movimientos de los astros.
29. Nábhlcakre (sanyamát) káyávyúhajñánam
Sanyama, dirigido hacia el plexo solar [de nuestro cuerpo], da por resultado el conocimiento del ordenamiento estructural interno de nuestro cuerpo.
30. Kanthakúpe (sanyamát) kshutpipásánlvrittin Sanyama, dirigido hacia el hueco de nuestra garganta, da por
resultado la desaparición de la sed y del hambre.
31. Kúrmanadyám (sanyamát) sthairyam
Sanyama, dirigido hacia el hueco de forma de tortuga en la región inferior de la garganta, da por resultado estabilidad y firmeza de la mente.
32. Múrdhajyotishl (sanyamát) siddhadarsanam
Sanyama, dirigido hacia la porción luminosa debajo de la coronilla, da por resultado la visión de los siddhas [Maestros invisibles o Yogis Perfectos].
33. Prátibhátvá sarvam
O, todo se vuelve posible a través de la chispa del genio [del conocimiento autoluminoso].
34. Hridaye (sanyamát) cittasamvit
Sanyama, dirigido hacia el interior del corazón, da por resultado la comprensión de nuestra mente.
35. Satvapurushayoratyantásan-kírnayoh pratyayávisesho bho-gah parárthátvártha sanyamát purushajñánam
La esencia de nuestro ser psicosomático [satva] y la virilidad [purusa] interior son totalmente distintas una de la otra. La experiencia oscura y confusa de las dos se llama bhoga porque es
experimentación que existe para beneficio de otros. Sanyama, dirigido hacia lo que existe para su propio yo, da por resultado el conocimiento del purusa [la virilidad interior del hombre].
36. Tatah prátibhashrávanavedaná-darsáswádavártá jáyañte Como resultado [del conocimiento del purusa], nace una ex-
trasensoria percepción autoluminosa, por la que oímos, sentimos, vemos, gustamos y olemos lo que está más allá del alcance de los sentidos ordinarios.
37. Te samádhávupasargá vyuttháne siddhayah
Estos [siddhis] son dañinos y subversivos para el Samadhi y parecen poderes sobrenaturales solamente cuando uno está en un estado de gran actividad mental [vyutthana], en el nivel fenoménico.
38. Bandhakáranasaithilyátpracára-samvedanácca clttasya pa-rasarírávesah
Cuando [a través de Sanyama] se afloja la causa de la esclavitud y se pone en marcha el movimiento de la sensibilidad, la mente se vuelve capaz de entrar en otros cuerpos.
39. Udánajayájjala pankakantakádishvasanga utkrántisca
El dominio sobre el aliento que va hacia arriba [udan] le permite al Yogi caminar por el agua, el lodo, las espinas, etc., sin que lo afecten; también le permite al Yogi elevarse [la ¡evitación].
40. Samánajayajjvalanam
El dominio sobre la respiración samana da por resultado hacer incandescente al cuerpo.
41. Srotrákásayoh sambandha-sanyamáddhivyam srotram Sanyama, dirigido hacia la relación entre el oído y el vasto
espacio vacío [akasa] que lo rodea, da por resultado la adquisición de un divino sentido de la audición.
42. Káyákásayoh sambandha-sanyamállaghutúlasamápattescá-kásagamanam
Sanyama, dirigido hacia la relación entre el cuerpo y el espacio vacío [akasa] alrededor de él, da por resultado que el cuerpo se reduce a la ingravidez de fibra o partículas que flotan, y de ese modo le permite al Yogi viajar libremente por el espacio.
43. Bahlrakalpitá vrittirmahávidehá tatah prakásávaranak-shayah
El estado no-ideacional de la mente que se mueve hacia fuera, se llama el gran vritti incorpóreo; este vritti quita las coberturas sobre la inteligencia autoluminosa. 44. Sthúl svanípasúkshmánvayárthavatvasanyamádbhútajayah Sanyama, dirigido hacia la densidad, la autoexistencia, la sutileza, la afinidad y el significado [de las cosas], da por resultado el dominio sobre el mundo material.
45. Tato-nimádiprádurbhávah káyasampattadharmánabhighá-tasca
De ese modo nacen siddhis [realización yóguica] tales como reducir nuestro cuerpo al tamaño de un átomo [anima] y otros, la excelencia del cuerpo, y el poder de permanecer indemne por las cualidades de las fuerzas materiales.
46. Rúpalávanya bala va j rasan hananatváni káyasampat
La excelencia del cuerpo [káyasampat] significa estar dotado de belleza, encanto, fuerza e indestructibilidad [como vajra].
47. Grahanasvarúpásmitánvayárthavatva sanyamádttindriyaja-
yah
Sanyama, dirigido hacia los cinco siguientes, a saber, aquello a través de lo cual las cosas se reciben dentro [grahana]; aquello que constituye nuestra unicidad [svarupa]; el sentimiento del “yo soy” [asmita]; la afinidad; y el significado, da por resultado el dominio sobre los sentidos.
48. Tato manojavitvam vikaranabhávah pradhánajayasca
El dominio sobre los sentidos da por resultado una rapidez de los movimientos corporales similar a la mente; la aptitud para moverse libremente desde los orígenes hasta la terminación de las cosas sin tener en cuenta tiempo, espacio y circunstancias, y el dominio sobre la esencia principal del ser [pradhana].
49. Satvapurushányatákhyátimátrasva sarvabhávádhishthátrit-vam sarvajñátritvam ca
El establecido en la visión pura de la distinción total entre la esencia de nuestro ser [satva] y la virilidad interior [purusa], se convierte en el fundamento básico de todas las cosas y de la omnisciencia.
50. Tadvairágyádapi doshabíjakshaye kaivalyam
A través del desinterés [vairagya] hasta en esa consumación, y con la destrucción total de las semillas de la impureza, nace la libertad total.
51. Sthát yupaniman trane sangasmayákaranam punaranishta prasangát
Cuando lo agasajan los establecidos en la conformidad social, el Yogi ni se contamina ni se asombra por ello siquiera aunque
lo traten con gran deferencia y eJevado honor; porque hacerlo daría repetidamente por resultado consecuencias indeseables.
52. Kshanatatkramayoh sanyamádvivekajam jñánam Sanyama, dirigido hacia los momentos y sus secuencias, da
por resultado el conocimiento que nace de la inteligencia discer-nitiva [existencialj.
53. Játilakshanadesairanyatá-navacchedáttulyayostatah prati-pattih
La percepción nacida de tal conocimiento penetra a través de las cosas indistinguibles entre sí debido a la comunidad de especie, ubicación, tiempo y suelo, y es capaz de distinguirlas una de otra.
54. Tárakam sarvavishayam sarvathávishayamakramam ceti vivekajam jñánam
El conocimiento nacido de viveka [inteligencia discernitiva existencial] es creativo [tarakam], es capaz de comprenderlo todo, de todas las maneras, y es sin secuencias de tiempo [o sea, instantáneo].
55. Satva-purushayeh suddhisámye kaivalyamiti
Cuando la pureza total de satva o la esencia del ser iguala a la pureza total de purusha o virilidad interior, entonces nace la libertad total.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario