Yogi

Como hemos visto, los Sutras 9 a 15 se ocupan de tres transformaciones de la mente y del complejo de sentidos corporales. Los Sutras ahora ante nosotros (14 a 18) nos dicen lo que el Yogi ve dirigiendo Sanyama (Sutra 4) hacia varias cosas, dentro y fuera. Dirigir a Sanyama hacia las cosas es mirarlas con los ojos de la trinidad de dharana Samadhi (Sutra 4).
El Sutra 14 dice que, como resultado de las tres transformaciones mencionadas en los Sutras 9 a 13, el Yogi toma consciencia del hecho de que estas transformaciones tienen lugar en la mente (citta), la cual se llama dharmi en este Sutra (14). El Yogi ve que la mente es una entidad que se mueve con y habita en sus tres características, a saber, quietud, inercia o estar en descanso (santa), suscitabilidad o estar en acción (udlta), e innotabilidad (avya-padesya). Incluso un no-Yogi puede estar consciente de estas tres características (dharmas) de su mente. Podemos notar que la mente está quieta e inmóvil; o está activa a través de la ideación; o no está quieta ni activa sino que sigue siendo un misterio acerca del cual nada puede notarse o decirse. Esta última es una característica que, por decirlo así, aún ha de nacer y asumir una forma notable u observable. Esto se llama anagata o la característica inarribada (pero capaz de arribar) de la mente. Los no-Yogis también la describen vagamente como el “futuro”. La característica suscitada o activa de la mente se conoce como el “presente”; y la quietud o la inactividad de la mente es una característica que se conoce comúnmente como el “pasado”.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario