LAS TIJERAS

En pie, separados de unos treinta a sesenta centímetros de distancia, ayúdense mutuamente a levantar la pierna izquierda hasta apoyarla cada uno en el hombro derecho del otro. Sosténganse el uno al otro por la cintura para darse apoyo, y eleven el torso. Permanezcan con las rodillas tan rectas como les sea posible y acerqúense más para intensificar el estiramiento.
Mantengan la postura y después cambien de lado. Si no alcanzan a poner la pierna sobre el hombro del compañero, aumenten la distancia entre los dos y tómense de las manos y no de la cintura.
BENEFICIOS: Las Tijeras es una postura que estira las piernas y fortalece los tobillos. Mejora el equilibrio y prepara al practicante para las aberturas de piernas.

Deja un comentario